LéaLA, tres razones para celebrar el español

Dentro de unos días tendremos otra vez en la ciudad de Los Ángeles la celebración de la LéaLA, la Feria del Libro en Español, que por tercer año consecutivo nos trae tres días de libros, letras, conferencias, cultura, y sobre todo, de buen español.

Ya en otras ocasiones he comentado en este espacio lo relevante que ha sido para quienes vivimos en Los Ángeles la creación de la LéaLA, una iniciativa de la Fundación Universidad de Guadalajara, la misma entidad que organiza la Feria Internacional del Libro de Guadalajara -la más importante de habla hispana. A través de la visión de sus organizadores, una necesidad de nuestra comunidad que había sido largamente ignorada, la de contar con libros en español que nos permitan seguir en contacto con nuestros países de origen e incrementar nuestra cultura en nuestra lengua materna, ha sido finalmente atendida.

Durante la primera edición de la LéaLA en 2011, 32,000 personas acudieron a la cita con los libros en el Centro de Convenciones de Los Ángeles. Para el 2012 la cifra se duplicó y fueron casi 70,000 personas las que participaron de los eventos, conferencias, paneles y presentaciones de la fiesta de las letras en español.

Siete de cada diez compraron al menos un libro.

Aunque parecería que ya todo está dicho, hoy considero oportuno recordar no sólo por qué es importante que tengamos una feria del libro en español, sino por qué la experiencia de la LéaLA debería ser replicada no sólo por otras instituciones de promoción de la cultura y las letras tanto en México como en Estados Unidos, sino por los gobiernos de otros países, principalmente el mexicano, que han dejado ir una oportunidad de oro al ignorar la demanda de sus ciudadanos al otro lado de la frontera norte.

1. La población hispanoparlante aumenta en Estados Unidos
La LéaLA es un festival cultural, literario y popular, que como tal representa una oportunidad única para que los latinos se sientan orgullosos de su idioma y compartan ese orgullo con las nuevas generaciones. En Estados Unidos existen actualmente 50 millones de hispanoparlantes, 14 de los cuales se encuentran en California, y las proyecciones indican que hacia el año 2050 la cifra será de 132 millones a nivel nacional. El acceso a libros y otros materiales culturales en español contribuye a que quienes hablan este idioma conserven un vocabulario amplio y preciso, y adquieran y compartan el conocimiento propio de su cultura en su idioma original.

2. Una formación bilingüe expande las oportunidades laborales
Quienes están familiarizados con la dinámica de la mayoría de los hogares hispanoparlantes saben que las nuevas generaciones hablan el español en casa, pero desarrollan gran parte de su actividad cotidiana fuera de ella en inglés. Esto hace que sus integrantes crezcan en un ambiente bilingüe que durante su vida adulta se traduce en mejores oportunidades de trabajo y el acceso a mayores campos de conocimiento. Quienes dominan el inglés y el español en Estados Unidos, no solo tienen más posibilidades de conseguir mejores puestos de trabajo, sino que además obtienen sueldos más altos que quienes solo hablan inglés. En el estado de Florida, por ejemplo, la diferencia en ingresos es de 2,00 dólares más al año para quien habla inglés y español sobre sus pares monolingües en inglés.

Otro indicador interesante es que cada vez más personas no hispanoparlantes en Estados Unidos eligen aprender español como segundo idioma, a diferencia de lo que ocurría hace cuarenta años, cuando la primera alternativa era el francés. Hoy existen en las universidades estadounidenses más de 800,000 alumnos matriculados en clases de español como segundo idioma; en segundo lugar se ubica el estudio del francés con 200,000 alumnos. En el arco que va del jardín de niños a la preparatoria, son más de seis millones y medio de alumnos quienes estudian español como segundo idioma.

Nicholas D. Kristof, editorialista del diario The New York Times, recientemente invitó a los jóvenes estadounidenses a priorizar el estudio del español sobre el chino, una de las lenguas considerada como herramienta indispensable en el futuro, usando la siguiente frase: "El chino es una carrera; el español es un instrumento para la vida diaria sin importar la carrera que se elija, sea la de mecánica o la de presidente".


3. Los libros y materiales informativos en español facilitan la comprensión de la realidad de otros países y otorgan una cultura general más amplia
Para quienes dependemos de la información noticiosa y cultural para realizar nuestro trabajo, resulta indispensable contar con materiales que nos permitan comprender el contexto en el que se generan los sucesos que seguimos a diario. En los estados con elevada población hispana, como lo es California, somos muchos los escritores, periodistas, analistas, articulistas y académicos que manejamos temas estrechamente vinculados con las comunidades latinoamericanas de la cuales somos originarios nosotros y/o nuestras audiencias.

Tener la oportunidad de obtener el último ejemplar de un periodista como Diego Enrique Osorno, y escucharlo explicar el fenómeno de los grupos vinculados con el narcotráfico en México, o asistir a una conferencia de un ministro de Ecuador hablando sobre la influencia de la cultura estadounidense en la literatura latinoamericana, contribuye a enriquecer el conocimiento y el ejercicio de la profesión de quienes vivimos de este lado, y esto tendrá un efecto positivo en la comunidad para la cual trabajamos.

Este año la LéaLA tendrá como invitada a la ciudad de Tijuana, y entre sus actividades se realizará un homenaje al escritor Carlos Fuentes; habrá conferencias sobre el uso del español, un panel sobre violencia contra periodistas en México y otro sobre inmigración; un pabellón infantil que incluirá más de 109 talleres, y la presencia de más de 100 autores de distintos países de América y de 200 casas editoriales. Todos los eventos son gratuitos.

La LéaLA estará abierta de 10 am a 7 pm el viernes 17 y sábado 18 de mayo, y de 10 am a 6 pm el domingo 19 de mayo, en el West Hall de Los Angeles Convention Center. Se puede encontrar más información en http://www.lea-la.com.

¡Nos vemos en nuestra fiesta de las letras en español!

Ya en otras ocasiones he comentado en este espacio lo relevante que ha sido para quienes vivimos en Los Ángeles la creación de la LéaLA, una iniciativa de la Fundación Universidad de Guadalajara, la misma entidad que organiza la Feria Internacional del Libro de Guadalajara -la más importante de habla hispana. A través de la visión de sus organizadores, una necesidad de nuestra comunidad que había sido largamente ignorada, la de contar con libros en español que nos permitan seguir en contacto con nuestros países de origen e incrementar nuestra cultura en nuestra lengua materna, ha sido finalmente atendida.

Durante la primera edición de la LéaLA en 2011, 32,000 personas acudieron a la cita con los libros en el Centro de Convenciones de Los Ángeles. Para el 2012 la cifra se duplicó y fueron casi 70,000 personas las que participaron de los eventos, conferencias, paneles y presentaciones de la fiesta de las letras en español.

Siete de cada diez compraron al menos un libro.

Aunque parecería que ya todo está dicho, hoy considero oportuno recordar no sólo por qué es importante que tengamos una feria del libro en español, sino por qué la experiencia de la LéaLA debería ser replicada no sólo por otras instituciones de promoción de la cultura y las letras tanto en México como en Estados Unidos, sino por los gobiernos de otros países, principalmente el mexicano, que han dejado ir una oportunidad de oro al ignorar la demanda de sus ciudadanos al otro lado de la frontera norte.

1. La población hispanoparlante aumenta en Estados Unidos
La LéaLA es un festival cultural, literario y popular, que como tal representa una oportunidad única para que los latinos se sientan orgullosos de su idioma y compartan ese orgullo con las nuevas generaciones. En Estados Unidos existen actualmente 50 millones de hispanoparlantes, 14 de los cuales se encuentran en California, y las proyecciones indican que hacia el año 2050 la cifra será de 132 millones a nivel nacional. El acceso a libros y otros materiales culturales en español contribuye a que quienes hablan este idioma conserven un vocabulario amplio y preciso, y adquieran y compartan el conocimiento propio de su cultura en su idioma original.

2. Una formación bilingüe expande las oportunidades laborales
Quienes están familiarizados con la dinámica de la mayoría de los hogares hispanoparlantes saben que las nuevas generaciones hablan el español en casa, pero desarrollan gran parte de su actividad cotidiana fuera de ella en inglés. Esto hace que sus integrantes crezcan en un ambiente bilingüe que durante su vida adulta se traduce en mejores oportunidades de trabajo y el acceso a mayores campos de conocimiento. Quienes dominan el inglés y el español en Estados Unidos, no solo tienen más posibilidades de conseguir mejores puestos de trabajo, sino que además obtienen sueldos más altos que quienes solo hablan inglés. En el estado de Florida, por ejemplo, la diferencia en ingresos es de 2,00 dólares más al año para quien habla inglés y español sobre sus pares monolingües en inglés.

Otro indicador interesante es que cada vez más personas no hispanoparlantes en Estados Unidos eligen aprender español como segundo idioma, a diferencia de lo que ocurría hace cuarenta años, cuando la primera alternativa era el francés. Hoy existen en las universidades estadounidenses más de 800,000 alumnos matriculados en clases de español como segundo idioma; en segundo lugar se ubica el estudio del francés con 200,000 alumnos. En el arco que va del jardín de niños a la preparatoria, son más de seis millones y medio de alumnos quienes estudian español como segundo idioma.

Nicholas D. Kristof, editorialista del diario The New York Times, recientemente invitó a los jóvenes estadounidenses a priorizar el estudio del español sobre el chino, una de las lenguas considerada como herramienta indispensable en el futuro, usando la siguiente frase: "El chino es una carrera; el español es un instrumento para la vida diaria sin importar la carrera que se elija, sea la de mecánica o la de presidente".


3. Los libros y materiales informativos en español facilitan la comprensión de la realidad de otros países y otorgan una cultura general más amplia
Para quienes dependemos de la información noticiosa y cultural para realizar nuestro trabajo, resulta indispensable contar con materiales que nos permitan comprender el contexto en el que se generan los sucesos que seguimos a diario. En los estados con elevada población hispana, como lo es California, somos muchos los escritores, periodistas, analistas, articulistas y académicos que manejamos temas estrechamente vinculados con las comunidades latinoamericanas de la cuales somos originarios nosotros y/o nuestras audiencias.

Tener la oportunidad de obtener el último ejemplar de un periodista como Diego Enrique Osorno, y escucharlo explicar el fenómeno de los grupos vinculados con el narcotráfico en México, o asistir a una conferencia de un ministro de Ecuador hablando sobre la influencia de la cultura estadounidense en la literatura latinoamericana, contribuye a enriquecer el conocimiento y el ejercicio de la profesión de quienes vivimos de este lado, y esto tendrá un efecto positivo en la comunidad para la cual trabajamos.

Este año la LéaLA tendrá como invitada a la ciudad de Tijuana, y entre sus actividades se realizará un homenaje al escritor Carlos Fuentes; habrá conferencias sobre el uso del español, un panel sobre violencia contra periodistas en México y otro sobre inmigración; un pabellón infantil que incluirá más de 109 talleres, y la presencia de más de 100 autores de distintos países de América y de 200 casas editoriales. Todos los eventos son gratuitos.

La LéaLA estará abierta de 10 am a 7 pm el viernes 17 y sábado 18 de mayo, y de 10 am a 6 pm el domingo 19 de mayo, en el West Hall de Los Angeles Convention Center. Se puede encontrar más información en http://www.lea-la.com.

¡Nos vemos en nuestra fiesta de las letras en español!