Legisladores de Florida proponen cambios para cubanos en la MLB

TALLAHASSEE, Florida -- Los representantes de la Florida Matt Gaetz y José Félix Díaz manifestaron que los centros de las Ligas Mayores de Béisbol (Major League Baseball, MLB) en el estado no deben recibir ningún incentivo tributario nuevo, a menos que la MLB trate a los jugadores cubanos de manera justa y equitativa.
 
Esta decisión audaz de Gaetz y Díaz le pide a MLB que derogue una política antigua que establece, injustamente, barreras adicionales a las grandes ligas para los jugadores cubanos que no se aplican para los jugadores de otras naciones. El proyecto de ley frustraría a los traficantes de personas que se aprovechan de estos jugadores de béisbol.
 
“Florida no debe quedarse de brazos cruzados mientras los jugadores de béisbol son explotados por los hermanos Castro y los cárteles internacionales de la droga.”
 
Los legisladores están tratando de proteger a los jugadores cubanos después de los informes detallados del escape de la isla de una estrella de Los Ángeles Dodgers. El angustioso viaje de Yasiel Puig, informado por primera vez por Los Ángeles Magazine, presuntamente estuvo implicado con un cártel de drogas mexicano, amenazas de muerte y la exigencia de un 20 % de su importante sueldo en la liga a cambio de sacar a Puig de Cuba.
 
Los representantes Gaetz (R-Fort Walton Beach) y Díaz (R-Miami) señalaron que esto se debe a una antigua norma establecida por las grandes ligas. La norma tiene el efecto no deseado de tentar a los jugadores cubanos a que primero establezcan la residencia en otro país en lugar de venir directamente a los Estados Unidos.
 
Si Puig hubiera venido a Los Estados Unidos en primer lugar, la política de la MLB lo habría obligado a esperar antes de colocarlo en la selección de las ligas mayores. Pero como el jardinero estrella estableció su residencia en otro país primero, se le permitió firmar como agente libre y ganar mucho más dinero.
 
Este desincentivo para venir directamente a USA llevó a Puig, aparentemente como a muchos otros atletas cubanos, a acudir a los traficantes de personas y a los financistas del cártel de drogas en busca de ayuda, de acuerdo con los informes publicados.
 
“La norma de las grandes ligas castiga a los jugadores cubanos y los entrega en los brazos de los traficantes de personas”, señaló Gaetz. “Los contribuyentes de la Florida ya no deberían subsidiar el tráfico de personas”.
 
Gaetz señaló que los jugadores de Cuba son los únicos que están sujetos a la restricción actual.
 
“Las Ligas Mayores está obligando a los jugadores a hacer un trato con el diablo involuntariamente”, declaró Díaz. “Es hora de que la MLB trate a los jugadores cubanos de la misma manera en que trata a un jugador de la República Dominicana, Venezuela o México. Para mí esto es simplemente una cuestión de equidad y justicia bajo la ley”.
 
La propuesta de Gaetz-Díaz enmendaría la CS/HB 7095, que es una legislación relacionada con el Proceso de Solicitud de Incentivos Profesionales de los Centros Deportivos.
 
“Florida no debe quedarse de brazos cruzados mientras los jugadores de béisbol son explotados por los hermanos Castro y los cárteles internacionales de la droga”, manifestó Díaz. “Estamos haciendo una petición a la MLB: Tratar a los principales candidatos cubanos igual que a los jugadores de otros países. Cualquiera sea el sistema, las grandes ligas debe tratar a los cubanos por igual. Es así de simple".
 
 
 
Esta decisión audaz de Gaetz y Díaz le pide a MLB que derogue una política antigua que establece, injustamente, barreras adicionales a las grandes ligas para los jugadores cubanos que no se aplican para los jugadores de otras naciones. El proyecto de ley frustraría a los traficantes de personas que se aprovechan de estos jugadores de béisbol.
 
“Florida no debe quedarse de brazos cruzados mientras los jugadores de béisbol son explotados por los hermanos Castro y los cárteles internacionales de la droga.”
 
Los legisladores están tratando de proteger a los jugadores cubanos después de los informes detallados del escape de la isla de una estrella de Los Ángeles Dodgers. El angustioso viaje de Yasiel Puig, informado por primera vez por Los Ángeles Magazine, presuntamente estuvo implicado con un cártel de drogas mexicano, amenazas de muerte y la exigencia de un 20 % de su importante sueldo en la liga a cambio de sacar a Puig de Cuba.
 
Los representantes Gaetz (R-Fort Walton Beach) y Díaz (R-Miami) señalaron que esto se debe a una antigua norma establecida por las grandes ligas. La norma tiene el efecto no deseado de tentar a los jugadores cubanos a que primero establezcan la residencia en otro país en lugar de venir directamente a los Estados Unidos.
 
Si Puig hubiera venido a Los Estados Unidos en primer lugar, la política de la MLB lo habría obligado a esperar antes de colocarlo en la selección de las ligas mayores. Pero como el jardinero estrella estableció su residencia en otro país primero, se le permitió firmar como agente libre y ganar mucho más dinero.
 
Este desincentivo para venir directamente a USA llevó a Puig, aparentemente como a muchos otros atletas cubanos, a acudir a los traficantes de personas y a los financistas del cártel de drogas en busca de ayuda, de acuerdo con los informes publicados.
 
“La norma de las grandes ligas castiga a los jugadores cubanos y los entrega en los brazos de los traficantes de personas”, señaló Gaetz. “Los contribuyentes de la Florida ya no deberían subsidiar el tráfico de personas”.
 
Gaetz señaló que los jugadores de Cuba son los únicos que están sujetos a la restricción actual.
 
“Las Ligas Mayores está obligando a los jugadores a hacer un trato con el diablo involuntariamente”, declaró Díaz. “Es hora de que la MLB trate a los jugadores cubanos de la misma manera en que trata a un jugador de la República Dominicana, Venezuela o México. Para mí esto es simplemente una cuestión de equidad y justicia bajo la ley”.
 
La propuesta de Gaetz-Díaz enmendaría la CS/HB 7095, que es una legislación relacionada con el Proceso de Solicitud de Incentivos Profesionales de los Centros Deportivos.
 
“Florida no debe quedarse de brazos cruzados mientras los jugadores de béisbol son explotados por los hermanos Castro y los cárteles internacionales de la droga”, manifestó Díaz. “Estamos haciendo una petición a la MLB: Tratar a los principales candidatos cubanos igual que a los jugadores de otros países. Cualquiera sea el sistema, las grandes ligas debe tratar a los cubanos por igual. Es así de simple".