Un paso adelante: Beca de arte culinario ilusiona a hermanas en Dallas

La meta de las hermanas Aranza Benítez es tener un negocio en el que una supervis la producción y la otra administre las finanzas.

Aranzuset Aranza Benítez toma clases de repostería en el Dallas College desde 2018 a la par de trabajar de tiempo completo, y hasta hace poco no tenía una idea clara sobre cuándo podría concluir sus estudios, pues la matrícula del colegio comunitario junto a la especialidad que eligió no son nada accesibles para la joven nacida en México y criada en Texas. Pero durante el pasado Mes de la Herencia Hispana, la menor de dos hermanas completó una solicitud para una novedosa beca, justamente dirigida al estudio del arte culinario y a cursarse en el colegio donde ella acude.

El programa de becas “Sparking the Good” que lanzó Avocados from México junto a Hispanic Star y Dallas College le cayó como anillo al dedo a esta joven, cuya visión es crear una empresa familiar junto a su hermana.

“Nací en México pero me vine a Texas cuando tenía como seis años y he estado aquí (desde entonces). Les decía (a los jueces de la beca) cómo fue un poco difícil eso, [ya que] solo he ido dos veces a México y para ellos (allá) no soy mexicana y mi español no es el mejor y, pues no soy de allá; pero aquí, no soy de aquí", dijo sonriendo Aranzuset.

En su presentación, la estudiante se enfocó en el lado “menos conocido” del aguacate: la presencia del carismático fruto verde en postres.

La elaboración de una receta de pay de limón con aguacate y una reseña sobre las dos culturas en las que se desenvuelve la convirtieron en una de las 10 ganadoras de la primera edición de la convocatoria a Aranzuset.

“Cuando piensas en aguacate, piensas en guacamole o en salsa. Les quería enseñar que no todo tiene que ser salado, que algo puede ser dulce”, explicó la joven, al final de una ceremonia de premiación en Las Colinas, a la que acudió acompañada de su hermana mayor, Samanta, a principios de noviembre.

Ana Ambrosi, vocera oficial de Avocados from Mexico coincidió con la estudiante, al señalar que justamente, "la versatilidad" del aguacate es algo que la compañía busca resaltar mediante la creación del nuevo programa de becas en Dallas.

“Queremos hacer de los aguacates una experiencia, en el desayuno, comida, cena, o como postre o snack”, afirmó Ambrosi. “Y otra de las cosas de este programa es que busca celebrar la contribución de la comunidad hispana en los EE.UU., no solo en lo económico sino también en lo cultural”.

A Hispanic Star le correspondió evaluar las candidaturas y adjudicar las becas. Una difícil tarea, estimó su representante, Corina Olague, quien pertenece también a la organización “We are all Human”.

“Cada solicitante tenía una historia inspiradora, Y nosotros estamos enfocados a verlos que aspiren a ser más”, dijo Olague.

Las hermanas Aranza Benítez ya se combinan bien en la cocina, ahora solo falta emprender el negocio.

"A mí me gusta más cocinar comida (salada) y a ella la repostería (dulce) y en la casa yo soy la que hago la comida y ella hace el postre", afirmó Samantha.

MANOS A LA OBRA. Para cerrar la conversación con Aranzuset, le hicimos varias preguntas respecto a lo que significa la beca completa en términos prácticos para ella, que ya está matriculada en un colegio comunitario.

¿Cómo vas a compaginar estos estudios o cómo te va ayudar la beca que ganaste?
“Esta beca me ayudaría ya a acabar con todas mis clases que tendría que tomar para ya poder graduarme”.

¿Si es significativo lo que te va a ahorrar?
“Sí, es mucho. Me ayuda mucho la beca. Serían libros y útiles, materiales que tengo que comprar como los cuchillos, recipientes. Y está muy caros los de buena calidad”.

¿Cómo cuántas clases por semestre habías estado tomando?
“Trato de tomar como tres a cuatro por semestre. Me quiero graduar ya lo más antes posible”.

¿Cómo en cuánto tiempo calculas que podrás graduarte?
“Como en un año y medio, porque también trabajo”. (De

¿Cómo descubriste el gusto por todo esto?
“Desde la preparatoria a la que asistió adquirió el gusto por la cocina, mediante un programa en el que enseñan a los estudiantes a cocinar. “Empecé en ese programa y me gustó y dije, aquí (está lo que me gusta). De aquí soy”.

 

Aranzuset Aranza Benítez toma clases de repostería en el Dallas College desde 2018 a la par de trabajar de tiempo completo, y hasta hace poco no tenía una idea clara sobre cuándo podría concluir sus estudios, pues la matrícula del colegio comunitario junto a la especialidad que eligió no son nada accesibles para la joven nacida en México y criada en Texas. Pero durante el pasado Mes de la Herencia Hispana, la menor de dos hermanas completó una solicitud para una novedosa beca, justamente dirigida al estudio del arte culinario y a cursarse en el colegio donde ella acude.

El programa de becas “Sparking the Good” que lanzó Avocados from México junto a Hispanic Star y Dallas College le cayó como anillo al dedo a esta joven, cuya visión es crear una empresa familiar junto a su hermana.

“Nací en México pero me vine a Texas cuando tenía como seis años y he estado aquí (desde entonces). Les decía (a los jueces de la beca) cómo fue un poco difícil eso, [ya que] solo he ido dos veces a México y para ellos (allá) no soy mexicana y mi español no es el mejor y, pues no soy de allá; pero aquí, no soy de aquí", dijo sonriendo Aranzuset.

En su presentación, la estudiante se enfocó en el lado “menos conocido” del aguacate: la presencia del carismático fruto verde en postres.

La elaboración de una receta de pay de limón con aguacate y una reseña sobre las dos culturas en las que se desenvuelve la convirtieron en una de las 10 ganadoras de la primera edición de la convocatoria a Aranzuset.

“Cuando piensas en aguacate, piensas en guacamole o en salsa. Les quería enseñar que no todo tiene que ser salado, que algo puede ser dulce”, explicó la joven, al final de una ceremonia de premiación en Las Colinas, a la que acudió acompañada de su hermana mayor, Samanta, a principios de noviembre.

Ana Ambrosi, vocera oficial de Avocados from Mexico coincidió con la estudiante, al señalar que justamente, "la versatilidad" del aguacate es algo que la compañía busca resaltar mediante la creación del nuevo programa de becas en Dallas.

“Queremos hacer de los aguacates una experiencia, en el desayuno, comida, cena, o como postre o snack”, afirmó Ambrosi. “Y otra de las cosas de este programa es que busca celebrar la contribución de la comunidad hispana en los EE.UU., no solo en lo económico sino también en lo cultural”.

A Hispanic Star le correspondió evaluar las candidaturas y adjudicar las becas. Una difícil tarea, estimó su representante, Corina Olague, quien pertenece también a la organización “We are all Human”.

“Cada solicitante tenía una historia inspiradora, Y nosotros estamos enfocados a verlos que aspiren a ser más”, dijo Olague.

Las hermanas Aranza Benítez ya se combinan bien en la cocina, ahora solo falta emprender el negocio.

"A mí me gusta más cocinar comida (salada) y a ella la repostería (dulce) y en la casa yo soy la que hago la comida y ella hace el postre", afirmó Samantha.

MANOS A LA OBRA. Para cerrar la conversación con Aranzuset, le hicimos varias preguntas respecto a lo que significa la beca completa en términos prácticos para ella, que ya está matriculada en un colegio comunitario.

¿Cómo vas a compaginar estos estudios o cómo te va ayudar la beca que ganaste?
“Esta beca me ayudaría ya a acabar con todas mis clases que tendría que tomar para ya poder graduarme”.

¿Si es significativo lo que te va a ahorrar?
“Sí, es mucho. Me ayuda mucho la beca. Serían libros y útiles, materiales que tengo que comprar como los cuchillos, recipientes. Y está muy caros los de buena calidad”.

¿Cómo cuántas clases por semestre habías estado tomando?
“Trato de tomar como tres a cuatro por semestre. Me quiero graduar ya lo más antes posible”.

¿Cómo en cuánto tiempo calculas que podrás graduarte?
“Como en un año y medio, porque también trabajo”. (De

¿Cómo descubriste el gusto por todo esto?
“Desde la preparatoria a la que asistió adquirió el gusto por la cocina, mediante un programa en el que enseñan a los estudiantes a cocinar. “Empecé en ese programa y me gustó y dije, aquí (está lo que me gusta). De aquí soy”.