Se cumplen 20 años de la muerte de Diana de Gales, "La princesa del pueblo"

Hace 20 años, el 31 de agosto de 1997, Diana Spencer, la princesa de Gales, ampliamente recordada por su participación en labores humanitarias, lo mismo que por su fallida relación con la corona inglesa, murió en un accidente automovilístico en París, Francia.

La noticia le dio la vuelta al mundo. "Lady Di" seguía siendo princesa de Gales (solo perdió su condición de Alteza Real) a pesar de su polémica separación del príncipe Carlos. Spencer falleció en el Túnel l’Alma de París, junto a Emad "Dodi" Al-Fayed y el chofer del vehículo en el que viajaban. El auto iba a toda velocidad escapando del acoso de los paparazis, de acuerdo a reportes.

Diana Frances Spencer nació en una familia de clase real británica, en Park House, Sandringham, Norfolk, Inglaterra, el 1 de julio de 1961.

A raíz del divorcio de sus padres en 1969, Diana, con su madre y hermano menor se mudaron a un apartamento en Knightsbridge, Londres, en donde estudió sin lujos. Su madre perdió la custodia de Diana y de su hermano, en favor del padre de ambos.

El 29 de julio de 1981 se casó en la Catedral de San Pablo de Londres con el príncipe Carlos de Gales, que era trece años mayor que ella. A su boda asistieron casi todas las casas reales, excepto la española, ya que el rey Juan Carlos I no aceptó la invitación debido a que la luna de miel de la pareja incluía una escala en Gibraltar.

Diana se convirtió en una figura muy popular, en una fascinación internacional. Fue una sensación continua para la prensa, que poco a poco hizo a un lado a Carlos, centrándose sin disimulo en ella. Su rostro era constantemente retratado y aparecía en publicaciones alrededor del mundo tanto por su colaboración en obras humanitarias como por su personalidad.

Desde 1992 estaba separada, pero oficialmente se divorció hasta el 28 de agosto de 1996, cuando Diana dejó de ser Alteza Real. Spencer entonces se enfocó aun más en sus colaboraciones solidarias. Prestó su imagen pública a diferentes organismos humanitarios y apareció en multitud de actos en beneficio de los sectores más pobres.

En 1995, Diana detalló en una larga entrevista con la BBC su práctica de bulimia y autolesiones, admitió que se consideraba víctima de acoso constante por parte de fotógrafos, paparazis y periodistas. Habló de lo quebrantado que había estado su matrimonio por años antes de su separación y también propuso un concepto diferente de monarquía: vinculado más estrechamente con el pueblo.

Durante la conversación, le dijo a su entrevistador que por mucho tiempo había vivido en un matrimonio de tres, en referencia directa a la infidelidad de su esposo con Camila Parker. 

Ayudó a niños pobres en África, figuraba al lado de personalidades como Nelson Mandela, el Dalái lama o la madre Teresa de Calcuta y también presidió numerosas fundaciones benéficas.

 "El mayor problema en el mundo de hoy es la intolerancia", declaró alguna vez.

Se involucró con diversas causas, entre ellas la de pacientes con sida, drogadictos, ancianos, leprosos y niños con problemas de salud. Su último compromiso de esta índole tuvo que ver con la erradicación de las minas antipersona. Pocos días antes de su muerte, visitó Bosnia con la Red de Sobrevivientes de campos minados y se estima que su participación determinó varias acciones en contra del uso de este tipo de armamento. De hecho, la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1997.

"La gente piensa que al final del día, un hombre es la única respuesta. En realidad, un trabajo gratificante es mejor para mí", sostuvo.

Fuente: Wikipedia

La noticia le dio la vuelta al mundo. "Lady Di" seguía siendo princesa de Gales (solo perdió su condición de Alteza Real) a pesar de su polémica separación del príncipe Carlos. Spencer falleció en el Túnel l’Alma de París, junto a Emad "Dodi" Al-Fayed y el chofer del vehículo en el que viajaban. El auto iba a toda velocidad escapando del acoso de los paparazis, de acuerdo a reportes.

Diana Frances Spencer nació en una familia de clase real británica, en Park House, Sandringham, Norfolk, Inglaterra, el 1 de julio de 1961.

A raíz del divorcio de sus padres en 1969, Diana, con su madre y hermano menor se mudaron a un apartamento en Knightsbridge, Londres, en donde estudió sin lujos. Su madre perdió la custodia de Diana y de su hermano, en favor del padre de ambos.

El 29 de julio de 1981 se casó en la Catedral de San Pablo de Londres con el príncipe Carlos de Gales, que era trece años mayor que ella. A su boda asistieron casi todas las casas reales, excepto la española, ya que el rey Juan Carlos I no aceptó la invitación debido a que la luna de miel de la pareja incluía una escala en Gibraltar.

Diana se convirtió en una figura muy popular, en una fascinación internacional. Fue una sensación continua para la prensa, que poco a poco hizo a un lado a Carlos, centrándose sin disimulo en ella. Su rostro era constantemente retratado y aparecía en publicaciones alrededor del mundo tanto por su colaboración en obras humanitarias como por su personalidad.

Desde 1992 estaba separada, pero oficialmente se divorció hasta el 28 de agosto de 1996, cuando Diana dejó de ser Alteza Real. Spencer entonces se enfocó aun más en sus colaboraciones solidarias. Prestó su imagen pública a diferentes organismos humanitarios y apareció en multitud de actos en beneficio de los sectores más pobres.

En 1995, Diana detalló en una larga entrevista con la BBC su práctica de bulimia y autolesiones, admitió que se consideraba víctima de acoso constante por parte de fotógrafos, paparazis y periodistas. Habló de lo quebrantado que había estado su matrimonio por años antes de su separación y también propuso un concepto diferente de monarquía: vinculado más estrechamente con el pueblo.

Durante la conversación, le dijo a su entrevistador que por mucho tiempo había vivido en un matrimonio de tres, en referencia directa a la infidelidad de su esposo con Camila Parker. 

Ayudó a niños pobres en África, figuraba al lado de personalidades como Nelson Mandela, el Dalái lama o la madre Teresa de Calcuta y también presidió numerosas fundaciones benéficas.

 "El mayor problema en el mundo de hoy es la intolerancia", declaró alguna vez.

Se involucró con diversas causas, entre ellas la de pacientes con sida, drogadictos, ancianos, leprosos y niños con problemas de salud. Su último compromiso de esta índole tuvo que ver con la erradicación de las minas antipersona. Pocos días antes de su muerte, visitó Bosnia con la Red de Sobrevivientes de campos minados y se estima que su participación determinó varias acciones en contra del uso de este tipo de armamento. De hecho, la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1997.

"La gente piensa que al final del día, un hombre es la única respuesta. En realidad, un trabajo gratificante es mejor para mí", sostuvo.

Fuente: Wikipedia