Fátima: Una historia de esperanza e inspiración en un año difícil

Fátima está disponible en algunos cinemas  y a través de servicios de paga desde el 28 de agosto, después de un retraso por la pandemia que evitó su estreno a mediados de abril, un hecho que increíblemente la vuelve más especial en medio del año que experimenta el mundo entero, ansioso de temas inspiradores.

La inocencia y valentía de tres pequeños le hacen frente no solo a la incredulidad de un gobierno secular e incluso a los líderes de la Iglesia, sino a la de sus propios padres, quienes cuestionan las apariciones de la Virgen María y se preocupan por el bienestar de sus hijos a raiz del alboroto que se arma en un pueblo tras sus afirmaciones.

Dallas ISD

Stephanie Gil interpreta a Lucía, una niña de 10 años que defiende como puede las apariciones marianas incluso ante su propia madre, quien está angustiada permanentemente porque un hijo, enviado a la guerra, eventualmente es reportado desaparecido.

"Tienen una relación buena al principio, pero luego se va torciendo poco a poco, cuando Lucía ve a la Virgen y se lo dice a su madre, y ella creo que lo que quería era que la entendiése y que estuviése de su lado, pero no, estaba ya contra ella... Yo la entiendo porque la madre estaba muy preocupada por Manuel, el hermano de Lucía que estaba en la Guerra- y es muy duro, creo que para ella eran demasiados problemas en su cabeza", así lo explicó la joven actriz Gil a HOY Dallas.

La historia retrata el conocido hecho histórico de 1917, ocurrido a las afueras de la parroquia de Fátima, Portugal, donde una niña y sus dos primitos son testigos de múltiples visitas de la Virgen María, quien les dice que solo la oración y el sufrimiento pondrán fin a la Primera Guerra Mundial.

La reacción de feligreses y peregrinos religiosos no se hace esperar y las autoridades municipales presionan a los pequeños para que admitan que han estado mintiendo y así poderle poner fin a la "controversia".

"Es una peli muy dramática, pero antes y después de rodar estábamos todos muy felices", señala Gil, sobre su convivencia y disfrute a lado de los dos menores que la hacen de sus primos en el film.

La película está basada en hechos de la vida real, que fueron documentados en su momento, para la joven actriz fue muy especial recrear la poderosa escena final.

"Fue muy motivadora para mí porque había gente ahí que sus abuelos habían vivido ese milagro y para mí fue muy especial haber estado rodeada de esos extras, me sentía muy afortunada de haber estado ahí".

Fátima está protagonizada por Joaquim de Almeida ("Reina del Sur"), Goran Visnjić (Principiantes), Stephanie Gil (Terminator: Dark Fate) y Lúcia Moniz (Love, Actually), con Sônia Braga (Acuario) y Harvey Keitel (The Piano, The Irishman).

La inocencia y valentía de tres pequeños le hacen frente no solo a la incredulidad de un gobierno secular e incluso a los líderes de la Iglesia, sino a la de sus propios padres, quienes cuestionan las apariciones de la Virgen María y se preocupan por el bienestar de sus hijos a raiz del alboroto que se arma en un pueblo tras sus afirmaciones.

Dallas ISD

Stephanie Gil interpreta a Lucía, una niña de 10 años que defiende como puede las apariciones marianas incluso ante su propia madre, quien está angustiada permanentemente porque un hijo, enviado a la guerra, eventualmente es reportado desaparecido.

"Tienen una relación buena al principio, pero luego se va torciendo poco a poco, cuando Lucía ve a la Virgen y se lo dice a su madre, y ella creo que lo que quería era que la entendiése y que estuviése de su lado, pero no, estaba ya contra ella... Yo la entiendo porque la madre estaba muy preocupada por Manuel, el hermano de Lucía que estaba en la Guerra- y es muy duro, creo que para ella eran demasiados problemas en su cabeza", así lo explicó la joven actriz Gil a HOY Dallas.

La historia retrata el conocido hecho histórico de 1917, ocurrido a las afueras de la parroquia de Fátima, Portugal, donde una niña y sus dos primitos son testigos de múltiples visitas de la Virgen María, quien les dice que solo la oración y el sufrimiento pondrán fin a la Primera Guerra Mundial.

La reacción de feligreses y peregrinos religiosos no se hace esperar y las autoridades municipales presionan a los pequeños para que admitan que han estado mintiendo y así poderle poner fin a la "controversia".

"Es una peli muy dramática, pero antes y después de rodar estábamos todos muy felices", señala Gil, sobre su convivencia y disfrute a lado de los dos menores que la hacen de sus primos en el film.

La película está basada en hechos de la vida real, que fueron documentados en su momento, para la joven actriz fue muy especial recrear la poderosa escena final.

"Fue muy motivadora para mí porque había gente ahí que sus abuelos habían vivido ese milagro y para mí fue muy especial haber estado rodeada de esos extras, me sentía muy afortunada de haber estado ahí".

Fátima está protagonizada por Joaquim de Almeida ("Reina del Sur"), Goran Visnjić (Principiantes), Stephanie Gil (Terminator: Dark Fate) y Lúcia Moniz (Love, Actually), con Sônia Braga (Acuario) y Harvey Keitel (The Piano, The Irishman).