Paul Walker vuelve con otra aventura trepidante

Si algo quedó claro el pasado fin de semana es el buen ojo que tiene Paul Walker a la hora de elegir proyectos. El actor californiano de 39 años fue uno de los principales beneficiados por el extraordinario éxito de "Fast and Furious 6", el filme que batió el récord histórico de recaudación para la Universal, dejando en la taquilla norteamericana 120 millones de dólares. 

El 14 de junio, Paul Walker volverá tomar las pantallas por asalto. Ese fin de semana se estrena en Estados Unidos "Vehicle 19", un intenso thriller en el que el apuesto actor es puesto a prueba a lo largo de sus 85 minutos de duración. Si ya ha demostrado que es un experto al volante, en este nuevo filme debe conducir a toda velocidad por las calles de Sudáfrica, mientras intenta salvar su vida y dilucidar un enigma.

Filmada integramente en ese país y dirigida por el prometedor realizador local Mukunda Michael Dewll, quien fue también el autor del guión, "Vehicle 19" juega con una idea inquietante, que le podría ocurrir a cualquiera. ¿Qué pasaría si cuando uno llega a otro país después de un viaje agotador, tras lidiar con retrasos y problemas en la aduana, se sube al vehículo equivocado en la agencia que los renta? Ese es precisamente el caso de Michael Woods, un hombre decidido a recuperar al amor de su vida después de haber hecho muy mal las cosas. Tras arribar a Sudáfrica, y desesperado por ver a la mujer que le ha dado una última oportunidad, prefiere no perder el tiempo en devolver el vehículo que le han dado por error, consciente de que hacerlo se llevará valiosos minutos que se sumarán a su considerable retraso.

Obviamente, y como en todo buen thriller, ese será el primero de los muchos errores que cometerá en la historia. Sobre todo cuando descubra que en la van hay un celular y una pistola que no le pertenecen. Las cosas empeorarán cuando encuentre en la cajuela del vehículo a una mujer (la sudafricana Naima McLean), atada y amordazada después de haber sido víctima de un secuestro.

En "Vehicle 19" nada es lo que parece, y todos los personajes esconden algún secreto. Mientras trata de convencer a su amada para que lo ayude a encontrar el camino y a la vez le tenga la paciencia que necesita desesperadamente, Michael tendrá que deducir si la mujer que lleva en el vehículo es quien dice ser y de que lado juega el oficial de policía que llama constantemente al teléfono que ha encontrado en el vehículo. Algo que no necesariamente es fácil cuando a la vez no se puede soltar el volante en un país en el que se conduce del otro lado de la calle.

El filme es otro exponente de la cada vez mas habitual combinación de talento sudafricano con grandes presupuestos hollywoodenses. A partir del gran éxito de "District 9", el filme que lanzó la carrera de Neil Blomkamp (quien se apresta a estrenar "Elyseum" en los próximos meses), han sido muchas las películas norteamericanas que se han filmado en esa parte del mundo. Ciertamente "Vehicle 19" sabe como aprovechar el colorido paisaje local.

El 14 de junio, Paul Walker volverá tomar las pantallas por asalto. Ese fin de semana se estrena en Estados Unidos "Vehicle 19", un intenso thriller en el que el apuesto actor es puesto a prueba a lo largo de sus 85 minutos de duración. Si ya ha demostrado que es un experto al volante, en este nuevo filme debe conducir a toda velocidad por las calles de Sudáfrica, mientras intenta salvar su vida y dilucidar un enigma.

Filmada integramente en ese país y dirigida por el prometedor realizador local Mukunda Michael Dewll, quien fue también el autor del guión, "Vehicle 19" juega con una idea inquietante, que le podría ocurrir a cualquiera. ¿Qué pasaría si cuando uno llega a otro país después de un viaje agotador, tras lidiar con retrasos y problemas en la aduana, se sube al vehículo equivocado en la agencia que los renta? Ese es precisamente el caso de Michael Woods, un hombre decidido a recuperar al amor de su vida después de haber hecho muy mal las cosas. Tras arribar a Sudáfrica, y desesperado por ver a la mujer que le ha dado una última oportunidad, prefiere no perder el tiempo en devolver el vehículo que le han dado por error, consciente de que hacerlo se llevará valiosos minutos que se sumarán a su considerable retraso.

Obviamente, y como en todo buen thriller, ese será el primero de los muchos errores que cometerá en la historia. Sobre todo cuando descubra que en la van hay un celular y una pistola que no le pertenecen. Las cosas empeorarán cuando encuentre en la cajuela del vehículo a una mujer (la sudafricana Naima McLean), atada y amordazada después de haber sido víctima de un secuestro.

En "Vehicle 19" nada es lo que parece, y todos los personajes esconden algún secreto. Mientras trata de convencer a su amada para que lo ayude a encontrar el camino y a la vez le tenga la paciencia que necesita desesperadamente, Michael tendrá que deducir si la mujer que lleva en el vehículo es quien dice ser y de que lado juega el oficial de policía que llama constantemente al teléfono que ha encontrado en el vehículo. Algo que no necesariamente es fácil cuando a la vez no se puede soltar el volante en un país en el que se conduce del otro lado de la calle.

El filme es otro exponente de la cada vez mas habitual combinación de talento sudafricano con grandes presupuestos hollywoodenses. A partir del gran éxito de "District 9", el filme que lanzó la carrera de Neil Blomkamp (quien se apresta a estrenar "Elyseum" en los próximos meses), han sido muchas las películas norteamericanas que se han filmado en esa parte del mundo. Ciertamente "Vehicle 19" sabe como aprovechar el colorido paisaje local.