Café Tacvba celebra 20 años de "RE" y 25 de existencia con gira por EU

DALLAS -- Café Tacvba ha estado ensayando de principio a fin todas las canciones del aclamado disco “RE”, pues planean tocarlas todas -incluso en el mismo orden en que aparecen en el ábum- durante su gira por Estados Unidos en la que celebran 20 años de haberlo publicado y los primeros 25 de la banda.

 Recibe HOY Dallas en tu correo

 

"Es una celebración doble para compartirla con el público”, dice “Meme” (Emmanuel del Real Diaz) en una entrevista vía telefónica con Hoy Dallas. “Café Tacvba ha estado realizando ensayos profundos para tocar RE” (que incluye 20 canciones), lo hemos vuelto a escuchar con detenimiento”.

Además de tocar RE, el grupo rescatará los temas más representativos de su repertorio y ofrecerá un espectáculo visual en escena para complementar cada presentación.

Hace dos décadas Café Tacvba sorprendió a México, y posteriormente a Estados Unidos y a Latinoamérica al publicar un disco fuera de lo común por la diversidad de géneros que abarcó, la audacia en la interpretación y la extensión de la obra.

¿Qué es lo que esperaban cuando estaban grabando RE hace 20 años?
“Lo mismo de siempre, esperas que le vaya bien, que le guste a la gente, que te dé trabajo, un ciclo generoso donde puedas viajar, conocer lugares, compartir con el público y hacerte de tu dinerito para poder mantenerte y seguir haciendo lo que te gusta, así de relajado. Ese disco lo hicimos también con la intención creativa y con la necesidad, se nota, yo que lo veo ahora, a la distancia, veo que había mucha tela de donde cortar y por eso son 20 canciones, no son 10.

“Por otro lado está la enorme astucia de Gustavo Santaolalla, y la lectura que tuvo en el momento en el que estábamos, de lo que estábamos proponiendo y de cómo amplificar ese discurso -y recortar también lo que para él estaba de sobra....y ese fue el resultado”.

“Lo que le pase a la música o a un disco, eso no lo puedes saber, el tiempo y la gente lo define”, reflexiona Meme, uno de los cuatro integrantes base de Café Tacvba, una alineación que ha permanecido inamovible desde 1989.

Café Tacvba arriesgó desde su primer disco al darse el gusto de conjugar las inquietudes individuales de sus integrantes con la voz nasal de Rubén Albarrán Ortega y su potencia interpretativa -con cierto desenfado- que poco a poco fue volviéndose un sello de la banda. “Ingrata”, es un claro ejemplo del despliegue pulmonar del vocalista.

El grupo siempre ha sido arriesgado e inusual, ¿por qué deciden ser así?
“La intención de decir algo que cada uno de nosotros tiene ganas, sobre todo las composiciones, que son individuales, por lo general cada quien lleva sus canciones y las compartimos, y ese es el motivo, el principio de todo, y eso fue, y de la misma manera el RE.

Es la combinación de muchas cosas, pero en principio es realmente una necesidad, las ganas de salir, y que –esto- te de trabajo, a parte de la cuestión creativa y la necesidad de hacer canciones y también hay la ilusión de que uno pueda seguir desarrollándose como artista, como grupo, como carrera y creo que es eso, no hay mucho más”.

A pesar de que no han hecho otro disco como RE, el grupo ha conservado esa especie de identidad propia...

“Así ha sido en cada uno de los discos. Uno va perdiendo cierta inocencia que también -que también reconozco en el RE- y me parece que es lo valioso y el resultado, por lo menos a nivel artístico, pero la intención de hacerlo por el gusto es lo que debe de existir desde un principio, si no uno se convierte en una especie de mentira, en decir, ‘bueno, pues hagámoslo solo por seguir’, o por hacer que el disco venda, o porque hay que satisfacer al público, o la gente que te espera a que hagas algo. De lo que tiene que partir es de una necesidad personal, y después como grupo y así ha sido”.

Café Tacvba se presenta en Dallas el 25 de octubre en el Southside Ballroom. 

 Recibe HOY Dallas en tu correo

 

"Es una celebración doble para compartirla con el público”, dice “Meme” (Emmanuel del Real Diaz) en una entrevista vía telefónica con Hoy Dallas. “Café Tacvba ha estado realizando ensayos profundos para tocar RE” (que incluye 20 canciones), lo hemos vuelto a escuchar con detenimiento”.

Además de tocar RE, el grupo rescatará los temas más representativos de su repertorio y ofrecerá un espectáculo visual en escena para complementar cada presentación.

Hace dos décadas Café Tacvba sorprendió a México, y posteriormente a Estados Unidos y a Latinoamérica al publicar un disco fuera de lo común por la diversidad de géneros que abarcó, la audacia en la interpretación y la extensión de la obra.

¿Qué es lo que esperaban cuando estaban grabando RE hace 20 años?
“Lo mismo de siempre, esperas que le vaya bien, que le guste a la gente, que te dé trabajo, un ciclo generoso donde puedas viajar, conocer lugares, compartir con el público y hacerte de tu dinerito para poder mantenerte y seguir haciendo lo que te gusta, así de relajado. Ese disco lo hicimos también con la intención creativa y con la necesidad, se nota, yo que lo veo ahora, a la distancia, veo que había mucha tela de donde cortar y por eso son 20 canciones, no son 10.

“Por otro lado está la enorme astucia de Gustavo Santaolalla, y la lectura que tuvo en el momento en el que estábamos, de lo que estábamos proponiendo y de cómo amplificar ese discurso -y recortar también lo que para él estaba de sobra....y ese fue el resultado”.

“Lo que le pase a la música o a un disco, eso no lo puedes saber, el tiempo y la gente lo define”, reflexiona Meme, uno de los cuatro integrantes base de Café Tacvba, una alineación que ha permanecido inamovible desde 1989.

Café Tacvba arriesgó desde su primer disco al darse el gusto de conjugar las inquietudes individuales de sus integrantes con la voz nasal de Rubén Albarrán Ortega y su potencia interpretativa -con cierto desenfado- que poco a poco fue volviéndose un sello de la banda. “Ingrata”, es un claro ejemplo del despliegue pulmonar del vocalista.

El grupo siempre ha sido arriesgado e inusual, ¿por qué deciden ser así?
“La intención de decir algo que cada uno de nosotros tiene ganas, sobre todo las composiciones, que son individuales, por lo general cada quien lleva sus canciones y las compartimos, y ese es el motivo, el principio de todo, y eso fue, y de la misma manera el RE.

Es la combinación de muchas cosas, pero en principio es realmente una necesidad, las ganas de salir, y que –esto- te de trabajo, a parte de la cuestión creativa y la necesidad de hacer canciones y también hay la ilusión de que uno pueda seguir desarrollándose como artista, como grupo, como carrera y creo que es eso, no hay mucho más”.

A pesar de que no han hecho otro disco como RE, el grupo ha conservado esa especie de identidad propia...

“Así ha sido en cada uno de los discos. Uno va perdiendo cierta inocencia que también -que también reconozco en el RE- y me parece que es lo valioso y el resultado, por lo menos a nivel artístico, pero la intención de hacerlo por el gusto es lo que debe de existir desde un principio, si no uno se convierte en una especie de mentira, en decir, ‘bueno, pues hagámoslo solo por seguir’, o por hacer que el disco venda, o porque hay que satisfacer al público, o la gente que te espera a que hagas algo. De lo que tiene que partir es de una necesidad personal, y después como grupo y así ha sido”.

Café Tacvba se presenta en Dallas el 25 de octubre en el Southside Ballroom.