Con su amor y buena música Juan Gabriel reconquista a Dallas

Juan Gabriel tuvo un regreso triunfal en Dallas la noche del jueves, a pesar de las gélidas temperaturas en el área y por encima de cualquier duda sobre su salud y bienestar.

Con un espectáculo de primera categoría -un contingente de músicos, bailarines y coristas impresionante- brindando su cálida sonrisa y regalando besos de principio a fin al tiempo que disfrutaba de ver al público entonar sus propias canciones, Juanga alivió por unas cuantas horas con su presencia, la inclemencia del invierno que se vive en el Norte de Texas.

El internacional intérprete deleitó por cerca de dos horas con su versatilidad musical, dominio escénico y esplendidez vocal a un público que lo recibió con fervor y llenó a toda su capacidad el American Airlines Center.

A ritmo de mariachi, balada romántica, polka, banda, pop-rock, paso doble y hasta guiños de tango, Juan Gabriel reconquistó a sus seguidores del Metroplex en cada una de sus interpretaciones: "Querida", "Siempre en mi mente", "Insensible", "Abrázame", "La farsante", "Yo no nací para amar", "Te lo pido por favor" y "Así fue", fueron algunos de los títulos que el michoacano de nacimiento rescató de su amplio repertorio.

El infantable tema del "Noa-Noa" lo presentó a mitad del show, rompiendo con la costumbre que tuvo por muchos años de dejarlo para la despedida. 

Los presentes también lo consintieron a él, entonando en un coro gigantesco "Amor eterno", entre otras canciones que el mexicano cantó a la par con ellos.

Foto: DOS CARAS ENTERTAINMENT

Con un espectáculo de primera categoría -un contingente de músicos, bailarines y coristas impresionante- brindando su cálida sonrisa y regalando besos de principio a fin al tiempo que disfrutaba de ver al público entonar sus propias canciones, Juanga alivió por unas cuantas horas con su presencia, la inclemencia del invierno que se vive en el Norte de Texas.

El internacional intérprete deleitó por cerca de dos horas con su versatilidad musical, dominio escénico y esplendidez vocal a un público que lo recibió con fervor y llenó a toda su capacidad el American Airlines Center.

A ritmo de mariachi, balada romántica, polka, banda, pop-rock, paso doble y hasta guiños de tango, Juan Gabriel reconquistó a sus seguidores del Metroplex en cada una de sus interpretaciones: "Querida", "Siempre en mi mente", "Insensible", "Abrázame", "La farsante", "Yo no nací para amar", "Te lo pido por favor" y "Así fue", fueron algunos de los títulos que el michoacano de nacimiento rescató de su amplio repertorio.

El infantable tema del "Noa-Noa" lo presentó a mitad del show, rompiendo con la costumbre que tuvo por muchos años de dejarlo para la despedida. 

Los presentes también lo consintieron a él, entonando en un coro gigantesco "Amor eterno", entre otras canciones que el mexicano cantó a la par con ellos.

Foto: DOS CARAS ENTERTAINMENT