Emotiva presentación del Mariachi Vargas de Tecalitlán con la Sinfónica de Irving

IRVING, Texas -- El Mariachi Vargas de Tecalitlán regresó al área de Dallas-Irving-Fort Worth la noche del martes, para actuar en concierto por segundo año consecutivo junto a la Orquesta Sinfónica de Irving, coincidiendo con los festejos del Cinco de Mayo en el Norte de Texas.

Fue en el Salón B del Centro de Convenciones de Irving -en Las Colinas- donde el considerado "Mejor Mariachi del Mundo" conquistó de principio a fin a los asistentes.

El acompañamiento de la Sinfónica de Irving, que dirige el mexicano Héctor Guzmán, se hizo sentir desde "El son de la negra", tema con el que el Mariachi Vargas inició el programa. Los ardientes gritos de "Viva México", "Arriba Chihuahua", entre varias otras exclamaciones no pudieron ser reprimidas en el salón, contagiado el público de la festividad con exquisitez de los músicos.

Una versión instrumental de "La bikina" fue el segundo tema de la noche. Y después de dicha interpretación todo se volvió gozo en el lugar.

"Me gustó esuchar las canciones con las que crecí, como 'Qué bonita es esta vida' y 'El pastor'. Fue algo muy especial", estimó Michelle Menache, una cantante proveniente del área de El Paso/Juárez, radicada en Flower Mound.

El amplio repertorio de la canción vernácula mexicana le permitió al Vargas de Tecalitlán lucirse, aunque se notó que intentaron ser novedosos (sin tener necesidad), al incluir el tema pop "Todo cambió", con el cual no obtuvieron una reacción tan efusiva del público.

El Mariachi Vargas de Tecalitlán, fundado en 1898, se ha convertido en la "quintaesencia del mariachi", en opinión de los conocedores del género. Ha realizado numerosas grabaciones, aparecido en más de 200 películas y es uno de los conjuntos más importantes de la historia de la música mexicana.

Fue en el Salón B del Centro de Convenciones de Irving -en Las Colinas- donde el considerado "Mejor Mariachi del Mundo" conquistó de principio a fin a los asistentes.

El acompañamiento de la Sinfónica de Irving, que dirige el mexicano Héctor Guzmán, se hizo sentir desde "El son de la negra", tema con el que el Mariachi Vargas inició el programa. Los ardientes gritos de "Viva México", "Arriba Chihuahua", entre varias otras exclamaciones no pudieron ser reprimidas en el salón, contagiado el público de la festividad con exquisitez de los músicos.

Una versión instrumental de "La bikina" fue el segundo tema de la noche. Y después de dicha interpretación todo se volvió gozo en el lugar.

"Me gustó esuchar las canciones con las que crecí, como 'Qué bonita es esta vida' y 'El pastor'. Fue algo muy especial", estimó Michelle Menache, una cantante proveniente del área de El Paso/Juárez, radicada en Flower Mound.

El amplio repertorio de la canción vernácula mexicana le permitió al Vargas de Tecalitlán lucirse, aunque se notó que intentaron ser novedosos (sin tener necesidad), al incluir el tema pop "Todo cambió", con el cual no obtuvieron una reacción tan efusiva del público.

El Mariachi Vargas de Tecalitlán, fundado en 1898, se ha convertido en la "quintaesencia del mariachi", en opinión de los conocedores del género. Ha realizado numerosas grabaciones, aparecido en más de 200 películas y es uno de los conjuntos más importantes de la historia de la música mexicana.