Pandora y Flans, hermanadas, contagian de su buena vibra en Dallas (con gran show)

Pandora y Flans, hermanadas, contagian de su buena vibra en Dallas, con gran show

Pandora y Flans en su gira Inesperado Tour. Cortesía LaBulla PR

Poco faltó para que propusieran una clase de yoga o guiaran una meditación. Pandora y Flans, divas y gurús del pop latino, reinaron de principio a fin en el concierto que ofrecieron en el área de Dallas el domingo.

Mientras que los medidores de decibeles cuantifican el ruido que se concentra en espectáculos masivos, los intangibles del show que Isabel, Mayte, Fernanda, Ilse y Mimí produjeron, ni se pueden contar, ni se pueden medir. Está claro que el principal objetivo de esta gira (Inesperado Tour) es producir felicidad de ida y vuelta, con instantes irrepetibles, en un dar para recibir con retroalimentación inmediata. (Negocio perfecto, firma aquí, como dice la letra de "Hoy por ti, mañana por mí").

Flans y Pandora o Pandora y Flans, porque Ivonne no está. (Te quiero corazón de flan con caramelo, te quiero, te quiero cada dia más, cuando tú no estás, cuando tú no estás). Pero ya está demás repetirlo. Entre Ilse y Mimí hacen todo lo posible [y lo logran], por transportar a los presentes a la época de mallas y blusones, con un poco menos de brinquitos, pero la misma vibra juvenil, y a ratos con un pop rock envidiable. Las hermanas Lascuráin y su amadísima Fernanda dejan el alma en cada tema y hacen una mancuerna INESPERADA con Flans cuando las cinco se juntan. Traen dos cantantes juveniles que las hacen inmensamente fuertes y con ello, nadie se puede quejar.

Tik Tok: Pandora y Flans (resumen del concierto).

"Cada vez nos hacemos más hermanas": Mayte (con Fernanda Familiar).

Mimí canta "Finge que no", su éxito como solista. Mayte agradece la presencia de los fans. Las dos son las más hablantinas de sus respectivos grupos y también son las que a todo pulmón cantan en cada oportunidad.

La euforia se multiplica, pero aparecen momentos de ternura que equilibran los ánimos. Alguien pide a gritos "No controles", pero tácitamente se entiende entre los presentes que será de las últimas del programa. Con menos esperanzas, pero sin dejar de intentarlo, una seguidora de Pandora reitera su anhelo de escuchar "Peces en el río" (aunque esté fuera de temporada). 

ESPLÉNDIDO. El show bien pudo haber sido un maratón de éxitos cantados apuradamente o abreviados, pero felizmente no fue el caso. El Inesperado Tour es un concepto de primera calidad, estudiado y diseñado para hacer lucir lo mejor posible -después de cuatro décadas- a dos agrupaciones monumentales cuyos éxitos forman parte del inconsciente colectivo de millones de latinoamericanos, con México como punto de partida.

GENEROSO. Además de: "Veinte millas", "Como una mariposa", "Ay, amor", "Mi hombre", "Sólo él y yo" y "Tímido". Sorprendieron con "Yo no te pido la luna" y "La maldita primavera", de Daniela Romo y Yuri, respectivamente, así como "Adiós amor", de Christian Nodal. Durante el popurrí de Juan Gabriel, Isabel se dio tiempo para cantar junto a una pequeñita, a la que llamó al escenario. La niña al regresar junto a su madre echó a llorar de la emoción. Ilse por su parte apareció entre el público mientras cantaba "Me he enamorado de un fan". 

Otro fan, por cierto, sorprendió a las cinco durante la interpretación de "Las mil y una noches", ya cuando estaban por despedirse.

MISTERIO. Mayté intercambió cariñitos y algunas palabras con un admirador y después le dijo con el dedo que no, huyendo del coqueto desliz. 

Fue una noche estupenda que no terminó con el fin del concierto. Afuera del teatro, media docena de vendedores alargaron la fiesta con su apropiada vendimia. El calorcito (la humedad) seguía calando pero ya no tanto.

"Mil gracias Dallas. Nos llevamos mucho amor en nuestro corazón", dijo Mayte en su cuenta de Instagram al día siguiente de la emotiva función.

Mientras que los medidores de decibeles cuantifican el ruido que se concentra en espectáculos masivos, los intangibles del show que Isabel, Mayte, Fernanda, Ilse y Mimí produjeron, ni se pueden contar, ni se pueden medir. Está claro que el principal objetivo de esta gira (Inesperado Tour) es producir felicidad de ida y vuelta, con instantes irrepetibles, en un dar para recibir con retroalimentación inmediata. (Negocio perfecto, firma aquí, como dice la letra de "Hoy por ti, mañana por mí").

Flans y Pandora o Pandora y Flans, porque Ivonne no está. (Te quiero corazón de flan con caramelo, te quiero, te quiero cada dia más, cuando tú no estás, cuando tú no estás). Pero ya está demás repetirlo. Entre Ilse y Mimí hacen todo lo posible [y lo logran], por transportar a los presentes a la época de mallas y blusones, con un poco menos de brinquitos, pero la misma vibra juvenil, y a ratos con un pop rock envidiable. Las hermanas Lascuráin y su amadísima Fernanda dejan el alma en cada tema y hacen una mancuerna INESPERADA con Flans cuando las cinco se juntan. Traen dos cantantes juveniles que las hacen inmensamente fuertes y con ello, nadie se puede quejar.

Tik Tok: Pandora y Flans (resumen del concierto).

"Cada vez nos hacemos más hermanas": Mayte (con Fernanda Familiar).

Mimí canta "Finge que no", su éxito como solista. Mayte agradece la presencia de los fans. Las dos son las más hablantinas de sus respectivos grupos y también son las que a todo pulmón cantan en cada oportunidad.

La euforia se multiplica, pero aparecen momentos de ternura que equilibran los ánimos. Alguien pide a gritos "No controles", pero tácitamente se entiende entre los presentes que será de las últimas del programa. Con menos esperanzas, pero sin dejar de intentarlo, una seguidora de Pandora reitera su anhelo de escuchar "Peces en el río" (aunque esté fuera de temporada). 

ESPLÉNDIDO. El show bien pudo haber sido un maratón de éxitos cantados apuradamente o abreviados, pero felizmente no fue el caso. El Inesperado Tour es un concepto de primera calidad, estudiado y diseñado para hacer lucir lo mejor posible -después de cuatro décadas- a dos agrupaciones monumentales cuyos éxitos forman parte del inconsciente colectivo de millones de latinoamericanos, con México como punto de partida.

GENEROSO. Además de: "Veinte millas", "Como una mariposa", "Ay, amor", "Mi hombre", "Sólo él y yo" y "Tímido". Sorprendieron con "Yo no te pido la luna" y "La maldita primavera", de Daniela Romo y Yuri, respectivamente, así como "Adiós amor", de Christian Nodal. Durante el popurrí de Juan Gabriel, Isabel se dio tiempo para cantar junto a una pequeñita, a la que llamó al escenario. La niña al regresar junto a su madre echó a llorar de la emoción. Ilse por su parte apareció entre el público mientras cantaba "Me he enamorado de un fan". 

Otro fan, por cierto, sorprendió a las cinco durante la interpretación de "Las mil y una noches", ya cuando estaban por despedirse.

MISTERIO. Mayté intercambió cariñitos y algunas palabras con un admirador y después le dijo con el dedo que no, huyendo del coqueto desliz. 

Fue una noche estupenda que no terminó con el fin del concierto. Afuera del teatro, media docena de vendedores alargaron la fiesta con su apropiada vendimia. El calorcito (la humedad) seguía calando pero ya no tanto.

"Mil gracias Dallas. Nos llevamos mucho amor en nuestro corazón", dijo Mayte en su cuenta de Instagram al día siguiente de la emotiva función.