Los Bukis encienden en Arlington a miles de corazones unidos por la nostalgia

Las luces de los celulares activaron el corazón de los fans en el lugar, o al menos eso fue lo que a mí me pareció. Miles de luciérnagas digitales que prenden el alma y estremecen el cuerpo de los presentes. Un concierto dinámico y divertido en donde cada uno cantó y gozó de tanta música bien ejecutada y revivida por Los Bukis.

 

 

Y sí, los asistentes al concierto, me incluyo, hicieron fila por entre 1 a 2 horas para entrar al estadio. El esperado evento empezó casi a las 9 de la noche. La gente vestía sus mejores galas y muchos del gremio musical de Dallas llegaron para presenciar este evento histórico.

"Morenita" fue la cúspide de el concierto y marcó la pauta para que toda la audiencia se levantara y gritara con furor la pasión de tantos años de admiración. Una noche para los libros llena de recuerdos, nostalgia e historias contadas con cada canción.

El público caminó entre la NOSTALGIA de tantas vivencias con cada canción y se sentía el amor y la entrega de los fans de hueso colorado, como pensando que "los Bukis hoy si nos cayeron casi del cielo".

Pero no, la banda de origen michoacano llegó al estadio de los Dallas Cowboys tras registrar llenos totales -o boletajes totalmente vendidos en Chicago y Los Angeles. Lo de aquí en Arlington no estuvo nada mal, pero no se puede olvidar la situación por la que atraviesa el Metroplex.

Aunque me siguió pareciendo casi un milagro que casi en un cuarto de este "nuevo siglo" Marco Antono Solís hiciera posible la reunión del grupo que precedió su fama como solista.

Pero recuerda, nadie es perfecto y tú lo veras, tal vez mil cosas mejores tendrás, pero un cariño sincero jamás. -" Tu cárcel" fue la más coreada y yo no fui la excepción. Amanecí afónica de tanto gritar ¡Viva México! y cantar con estos grandes de la música regional mexicana.

 

 

Y sí, los asistentes al concierto, me incluyo, hicieron fila por entre 1 a 2 horas para entrar al estadio. El esperado evento empezó casi a las 9 de la noche. La gente vestía sus mejores galas y muchos del gremio musical de Dallas llegaron para presenciar este evento histórico.

"Morenita" fue la cúspide de el concierto y marcó la pauta para que toda la audiencia se levantara y gritara con furor la pasión de tantos años de admiración. Una noche para los libros llena de recuerdos, nostalgia e historias contadas con cada canción.

El público caminó entre la NOSTALGIA de tantas vivencias con cada canción y se sentía el amor y la entrega de los fans de hueso colorado, como pensando que "los Bukis hoy si nos cayeron casi del cielo".

Pero no, la banda de origen michoacano llegó al estadio de los Dallas Cowboys tras registrar llenos totales -o boletajes totalmente vendidos en Chicago y Los Angeles. Lo de aquí en Arlington no estuvo nada mal, pero no se puede olvidar la situación por la que atraviesa el Metroplex.

Aunque me siguió pareciendo casi un milagro que casi en un cuarto de este "nuevo siglo" Marco Antono Solís hiciera posible la reunión del grupo que precedió su fama como solista.

Pero recuerda, nadie es perfecto y tú lo veras, tal vez mil cosas mejores tendrás, pero un cariño sincero jamás. -" Tu cárcel" fue la más coreada y yo no fui la excepción. Amanecí afónica de tanto gritar ¡Viva México! y cantar con estos grandes de la música regional mexicana.