Crean fondo de ayuda para la madre de dos adolescentes que fue repatriada a México

Activistas crearon un fondo de ayuda para Guadalupe García, la madre de dos hijos estadounidenses que llevaba más de 20 años viviendo en Estados Unidos y fue deportada a México esta semana, poco después de presentarse a una cita rutinaria con agentes de inmigración en Arizona.

"Nadie debería pasar por el dolor de que lo separen de su mamá o de tener que empacarle las maletas", dijo su hija Jacqueline, de 14 años, en una conferencia de prensa tras corroborar la deportación de su madre. "Seguiré luchando por mi mamá y otras familias que pasan por lo mismo porque esto es injusto", agregó.

El grupo proinmigrante Puente Arizona estableció una cuenta en línea para quien desee apoyar a la familia, que súbitamente ha sido separada. El enlace para hacer un aporte es: https://www.youcaring.com/lupitagarciaderayos-754323

En el 2008, García de Rayos fue detenida durante una redada que ICE llevó a cabo en el parque acuático donde trabajaba. La acusaron de utilizar un número de seguro social que no era suyo para trabajar y pasó seis meses en la cárcel.

Aunque tenía una orden de deportación final desde 2013, su caso no era prioridad bajo las directivas de Barack Obama, y cada semana la mexicana se reportaba a la oficina de ICE en Phoenix y volvía a salir tras responder a varias preguntas. Pero el miércoles fue diferente, llegó a su cita y al poco tiempo fue arrestada. Analistas ven su caso como el primero en caer bajo la nueva política de inmigración de Donald Trump, que recrudece la aplicación de las leyes y va tras las personas indocumentadas con antecedentes penales.

CNN hizo notar que la condena que tiene García de Rayos es por un delito no-violento. Y que la guanajuatense que llegó a los 14 años sin documentos a Estados Unidos, si hubiera llegado cuatro meses antes, a los 13, hubiese podido solicitar el beneficio de DACA, o acción diferida para menores llegados en la infancia.

ICE comunicó el jueves que, "el caso de García pasó por varios niveles del sistema de cortes de inmigración, incluyendo la Junta de Apelaciones de Inmigración, y los jueces decidieron que no tenía base legal para permanecer en Estados Unidos".

"ICE continuará centrándose en identificar y remover a individuos condenados por delitos que tienen orden de deportación final de las cortes de inmigración", dijo la vocera Yasmeen Pitts O'Keefe en una declaración.

"Nadie debería pasar por el dolor de que lo separen de su mamá o de tener que empacarle las maletas", dijo su hija Jacqueline, de 14 años, en una conferencia de prensa tras corroborar la deportación de su madre. "Seguiré luchando por mi mamá y otras familias que pasan por lo mismo porque esto es injusto", agregó.

El grupo proinmigrante Puente Arizona estableció una cuenta en línea para quien desee apoyar a la familia, que súbitamente ha sido separada. El enlace para hacer un aporte es: https://www.youcaring.com/lupitagarciaderayos-754323

En el 2008, García de Rayos fue detenida durante una redada que ICE llevó a cabo en el parque acuático donde trabajaba. La acusaron de utilizar un número de seguro social que no era suyo para trabajar y pasó seis meses en la cárcel.

Aunque tenía una orden de deportación final desde 2013, su caso no era prioridad bajo las directivas de Barack Obama, y cada semana la mexicana se reportaba a la oficina de ICE en Phoenix y volvía a salir tras responder a varias preguntas. Pero el miércoles fue diferente, llegó a su cita y al poco tiempo fue arrestada. Analistas ven su caso como el primero en caer bajo la nueva política de inmigración de Donald Trump, que recrudece la aplicación de las leyes y va tras las personas indocumentadas con antecedentes penales.

CNN hizo notar que la condena que tiene García de Rayos es por un delito no-violento. Y que la guanajuatense que llegó a los 14 años sin documentos a Estados Unidos, si hubiera llegado cuatro meses antes, a los 13, hubiese podido solicitar el beneficio de DACA, o acción diferida para menores llegados en la infancia.

ICE comunicó el jueves que, "el caso de García pasó por varios niveles del sistema de cortes de inmigración, incluyendo la Junta de Apelaciones de Inmigración, y los jueces decidieron que no tenía base legal para permanecer en Estados Unidos".

"ICE continuará centrándose en identificar y remover a individuos condenados por delitos que tienen orden de deportación final de las cortes de inmigración", dijo la vocera Yasmeen Pitts O'Keefe en una declaración.