Vanessa Guillén le dijo a su madre en febrero que era acosada sexualmente por un sargento

2 de julio de 2020 -- Las autoridades de la base militar Fort Hood, cerca de Austin, Texas realizaron una rueda de prensa para hablar de la desaparición de Vanessa Guillén, confirmando el suicidio de un sospechoso en el caso (Aaron David Robinson) y el arresto de una mujer (Cecily Aguilar), también sospechosa, sin ofrecer nuevos desarrollos oficiales sobre la tragedia. Pero Natalia Khawam, la abogada de la familia Guillén, le contó a CNN este jueves detalles estremecedores acerca del presunto asesinato de la joven soldado hispana, incluyendo la denuncia de acoso sexual que estaba a punto de hacer a las autoridades militares. A su familia ya le había dicho que un "sargento" la hostigaba.

Su madre, Gloria Guillén, le dijo a HOY Dallas el 26 de junio -en un detallado recuento- al final de una protesta pacífica que su hija se sentó con ella el pasado 8 de febrero y le confió que desde hacía tiempo sufría de acoso sexual.

En su informe a los medios de comunicación, los funcionarios de Fort Hood reiteraron que los restos humanos descubiertos esta semana no han sido identificados positivamente como los de Guillén, y aunque aceptaron que investigan las acusaciones de hostigamiento sexual que la joven soldado confió a sus allegados, dijeron que no existe "evidencia" de un acoso, tras haber "estudiado" las interacciones entre Guillén y Robinson.

No obstante, Khawam declaró a CNN que la familia de Vanessa le dijo que la soldado planeaba denunciar el acoso sexual que sufría y la abogada cree que Robinson se enfureció al enterarse. El soldado, también de 20 años como la joven militar hispana, huyó de Fort Hood el martes y fue visto horas después, cuando varios agentes lo encararon en una calle y el sospechoso optó por cometer suicidi0. Los investigadores militares al parecer le contaron a la abogada de Guillén que Vanessa habría sido brutalmente asesinada en el cuarto de armas, a martillazos, antes de sacar su cuerpo de la base.

El pasado viernes, Gloria Guillén recordó la primera vez que Vanessa le habló de la situación que vivía en Fort Hood. A continuación, una transcripción textual de lo rememorado por la afligida madre:

"Yo le supliqué desde hace 8 meses atrás, porque la miraba rara, porque ya son dos meses de la desaparición de mi hija, yo le suplicaba y le suplicaba que me dijera qué estaba pasando... qué está pasando contigo, dime que me tienes agustiada, no te miro bien, porque la miraba ojerosa, flaca, rara, no podía dormir.

No, todo está bien, todo está bien.

No, no está bien, porque mi corazón de madre no me miente... dime, dime... Hasta que llegó al grado de que, llegó el día 8 de febrero de este año... vamos a sentarnos, vamos a platicar y me vas a decir qué tienes porque yo ya no soporto más este dolor, esta angustia.

Okay mami, ganas, te voy a decir que está pasando, pero tómalo con calma.

'Mami, estoy siendo acosada sexualmente por un sargento'. Me sentí mareada... (Le dije) No mija, no es cierto. Sí Mami, me acosa aquí, me acosa allá, dije, no Dios mío, ¿ya denuciaste a ese miserable?, tienes que denunciarlo para que lo encarcelen. -Dice, Mami, no me van a creer, traté, nunca me creyeron, a las demás muchachas que dicen se les ríen en su cara, quién les va a creer, quién les cree, tú crees que van a creer... le dije, no mija vamos, yo voy, denuncio a ese miserable, dame el nombre, yo lo denuncio.

No quiero exponerte a ti porque ellos son muy malos, con más razón voy a denuciar a ese miserable. No mami, yo me voy a cuidar sola, hasta ahorita me he cuidado, yo me sé defender, no te preocupes, no quiero que nada malo te pase, (ni) a nadie de mis hermanos porque son muy malos... no mija, dígame el nombre, no mami, te lo juro, reza por mí, vamos a estar bien...

Mire, mire a dónde llegamos, al grado de que mi hija desapareció, al grado de que mi hija desapareció el 22 de abril, después de que dijo eso, mi niña estaba comprometida a casarse, está comprometida a casarse pa'l año que viene se comprometió, estábamos ya arreglando todo y mire...

Su madre, Gloria Guillén, le dijo a HOY Dallas el 26 de junio -en un detallado recuento- al final de una protesta pacífica que su hija se sentó con ella el pasado 8 de febrero y le confió que desde hacía tiempo sufría de acoso sexual.

En su informe a los medios de comunicación, los funcionarios de Fort Hood reiteraron que los restos humanos descubiertos esta semana no han sido identificados positivamente como los de Guillén, y aunque aceptaron que investigan las acusaciones de hostigamiento sexual que la joven soldado confió a sus allegados, dijeron que no existe "evidencia" de un acoso, tras haber "estudiado" las interacciones entre Guillén y Robinson.

No obstante, Khawam declaró a CNN que la familia de Vanessa le dijo que la soldado planeaba denunciar el acoso sexual que sufría y la abogada cree que Robinson se enfureció al enterarse. El soldado, también de 20 años como la joven militar hispana, huyó de Fort Hood el martes y fue visto horas después, cuando varios agentes lo encararon en una calle y el sospechoso optó por cometer suicidi0. Los investigadores militares al parecer le contaron a la abogada de Guillén que Vanessa habría sido brutalmente asesinada en el cuarto de armas, a martillazos, antes de sacar su cuerpo de la base.

El pasado viernes, Gloria Guillén recordó la primera vez que Vanessa le habló de la situación que vivía en Fort Hood. A continuación, una transcripción textual de lo rememorado por la afligida madre:

"Yo le supliqué desde hace 8 meses atrás, porque la miraba rara, porque ya son dos meses de la desaparición de mi hija, yo le suplicaba y le suplicaba que me dijera qué estaba pasando... qué está pasando contigo, dime que me tienes agustiada, no te miro bien, porque la miraba ojerosa, flaca, rara, no podía dormir.

No, todo está bien, todo está bien.

No, no está bien, porque mi corazón de madre no me miente... dime, dime... Hasta que llegó al grado de que, llegó el día 8 de febrero de este año... vamos a sentarnos, vamos a platicar y me vas a decir qué tienes porque yo ya no soporto más este dolor, esta angustia.

Okay mami, ganas, te voy a decir que está pasando, pero tómalo con calma.

'Mami, estoy siendo acosada sexualmente por un sargento'. Me sentí mareada... (Le dije) No mija, no es cierto. Sí Mami, me acosa aquí, me acosa allá, dije, no Dios mío, ¿ya denuciaste a ese miserable?, tienes que denunciarlo para que lo encarcelen. -Dice, Mami, no me van a creer, traté, nunca me creyeron, a las demás muchachas que dicen se les ríen en su cara, quién les va a creer, quién les cree, tú crees que van a creer... le dije, no mija vamos, yo voy, denuncio a ese miserable, dame el nombre, yo lo denuncio.

No quiero exponerte a ti porque ellos son muy malos, con más razón voy a denuciar a ese miserable. No mami, yo me voy a cuidar sola, hasta ahorita me he cuidado, yo me sé defender, no te preocupes, no quiero que nada malo te pase, (ni) a nadie de mis hermanos porque son muy malos... no mija, dígame el nombre, no mami, te lo juro, reza por mí, vamos a estar bien...

Mire, mire a dónde llegamos, al grado de que mi hija desapareció, al grado de que mi hija desapareció el 22 de abril, después de que dijo eso, mi niña estaba comprometida a casarse, está comprometida a casarse pa'l año que viene se comprometió, estábamos ya arreglando todo y mire...