Liberan a más de 20 mujeres víctimas de tráfico humano en Houston

HOUSTON -- Poco más de 20 inmigrantes indocumentadas que eran víctimas de esclavitud sexual fueron rescatadas tras una serie de redadas que autoridades federales condujeron en varios centros nocturnos de esta ciudad.

La mayoría de las víctimas tienen entre 14 y 15 años de edad, son mexicanas y fueron introducidas de manera clandestina a Estados Unidos con la promesa de una mejor vida pero en su lugar fueron obligadas a la prostitución.

Documentos de corte revelan que hay varios detenidos, de quienes se sospecha operaban esta red de tráfico humano desde 1999. Las autoridades estiman que a la fecha, los líderes de la banda han obtenido ganancias de más de 12 millones de dólares.

En total se trata de 21 mujeres las que fueron rescatadas el jueves por la noche en varios centros nocturnos, bares y cantinas. 

Las víctimas, informaron las autoridades, vivían prisioneras y sus captores las mantenían bajo llave en habitaciones de segund piso en los antros de donde fueron liberadas.

La investigación también reveló que las mujeres eran obligadas a sostener relaciones sexuales y si el cliente no quedaba satisfecho eran golpeadas severamente. Se cree que podrían exisitir más víctimas que no se atreven a salir a la luz por miedo a represalias.

Sus captores las mantenían cautivas hasta que pagaran por su ingreso a Estados Unidos. En ocasiones, dijeron las autoridades, las víctimas eran amenazadas con nunca volver a ver a sus hijos.

Fueron 13 los arrestados, mismos que enfrentan cargos por tráfico humano y lavado de dinero, entre otras imputaciones.

El FBI todavía busca a un sospechoso de nombre Alonso Juárez, uno de los presuntos cabecilla de la banda. Las autoridades en Houston ofrecen recompensa para quien ayude a lograr el arresto de Juárez.

 

La mayoría de las víctimas tienen entre 14 y 15 años de edad, son mexicanas y fueron introducidas de manera clandestina a Estados Unidos con la promesa de una mejor vida pero en su lugar fueron obligadas a la prostitución.

Documentos de corte revelan que hay varios detenidos, de quienes se sospecha operaban esta red de tráfico humano desde 1999. Las autoridades estiman que a la fecha, los líderes de la banda han obtenido ganancias de más de 12 millones de dólares.

En total se trata de 21 mujeres las que fueron rescatadas el jueves por la noche en varios centros nocturnos, bares y cantinas. 

Las víctimas, informaron las autoridades, vivían prisioneras y sus captores las mantenían bajo llave en habitaciones de segund piso en los antros de donde fueron liberadas.

La investigación también reveló que las mujeres eran obligadas a sostener relaciones sexuales y si el cliente no quedaba satisfecho eran golpeadas severamente. Se cree que podrían exisitir más víctimas que no se atreven a salir a la luz por miedo a represalias.

Sus captores las mantenían cautivas hasta que pagaran por su ingreso a Estados Unidos. En ocasiones, dijeron las autoridades, las víctimas eran amenazadas con nunca volver a ver a sus hijos.

Fueron 13 los arrestados, mismos que enfrentan cargos por tráfico humano y lavado de dinero, entre otras imputaciones.

El FBI todavía busca a un sospechoso de nombre Alonso Juárez, uno de los presuntos cabecilla de la banda. Las autoridades en Houston ofrecen recompensa para quien ayude a lograr el arresto de Juárez.