Otro mexicano gana el Derby de Kentucky: Mario Gutiérrez, a bordo del invicto Nyquist

En una seguidilla de victorias de jinetes mexicanos en el Derby de Kentucky, el veracruzano Mario Gutiérrez ganó su segundo Derby (con la monta del favorito e invicto purasangre del sur de California, 'Nyquist'), el sábado 7 de mayo en el hipódromo Churchill Downs.

Nyquist, que llegó invicto a la edición 142 del Derby de Kentucky, es propiedad de Paul Reddam, y es entrenado por Doug O’Neill. Ya en el 2012, Gutiérrez había conquistado la prestigiada carrera al sorprender con I'll Have Another, quien no era favorito en ese entonces, y ganó con la monta del jockey jarocho, en equipo también con Reddam y O'Neill, dueño y entrenador, respectivamente.

Gutiérrez, quien nació en El Higo, Veracruz, dijo que nunca dudó de Nyquist, a pesar de los nervios por estar en el Derby. "Lo conozco mucho y confío en él. Y él confía en mí también. He madurado como jinete, ahora ahoga cosas que hace cuatro años no hacía".

A sus 29 años de edad, el jockey admitió que se recuperó de una recaída que le hizo perder confianza, pero se casó y decidió además consultar a un psicólogo deportivo.

"Creo que tengo a la gente correcta respaldándome, así que ellos siempre me dan confianza. Es de donde proviene mi fortaleza y mi confianza".

Fue su esposa quien le recomendó a Gutiérrez que viera a un psicólogo deportivo. Y actualmente, dice el mexicano, tiene a una persona contratada para que le de sesiones de estiramiento dos veces por semana. "Y me siento muy bien", dijo.

Víctor Espinoza, un hidalguense que creció en la ciudad de México antes de emigrar a California, conquistó el Derby de Kentucky en 2014 y 2015, a bordo de 'California Chrome' primero, y en el 2015 montando a American Pharoah, con quien hizo historia al conquistar la Triple Corona, tras ganar las carreras de Belmont y Preakness en el mismo año.

Otro jinete nacido en México, Luis Quiñónez, originario de Sinaloa, montó el sábado en Kentucky. Suddenbreakingnews llegó en quinto lugar.

La carrera se realiza sobre una pista de una milla y cuarto (2 km) en Louisville, Kentucky. El Derby es comúnmente llamado "La Carrera por las Rosas" (The Run for the Roses ) porque se otorga una guirnalda de 554 rosas rojas al ganador del Derby cada año.

O'Neill, el consagrado entrenador de Nyquist, dijo que el ejemplar se dirigiría a Maryland el lunes para el próximo paso en su camino hacia la Triple Corona, el Preakness Stakes, programada para el 21 de mayo; aunque Gutiérrez insistió en la rueda de prensa del sábado que pensarían en una carrera a la vez.