Empleado de aeropuerto se roba un avión y se estrella en las afueras de Seattle

Un hombre de 29 años, empleado de Horizon Air, subsidiaria de Alaska Airlines despegó sin autorización del aeropuerto principal de Seattle el viernes alrededor de las 8 p.m., paralizando el tráfico aéreo del área por más de una hora.

Las autoridades lo han identificado como Richard B. Russell, un mecánico que despegó sin autorización en un avión de pasajeros vacío y después hizo piruetas en el aire, sembrando el pánico entre algunos residentes de las afueras de Seattle que lograron grabarlo cuando descendía en el aire y después volvía a elevarse.

Imagen: Bartlomiej Mostek/Flickr.

También han sido publicados varios audios que recogieron la conversación de "Rich" con empleados de la torre de control del aeropuerto Sea-Tac (Seattle-Tacoma) en el estado de Washington.

"Rich" se mostró preocupado con la torre de control porque notaba que el combustible del avión se consumía más rápido de lo que había imaginado. También les confió que había tomado la nave para salir a ver las "Olympics" una montañas cercanas.

Durante su vuelo lo escoltaban dos aviones caza F-15 que salieron a velocidad supersónica desde el estado de Oregon tras el aviso del despuegue no autorizado.

Uno de los controladores le dijo a "Rich" que podía aterrizar en la pista de un aeropuerto militar cercano, pero el sospechoso se negó, dijo que todavía no estaba listo, y que primero intentaría una maniobra conocida como "Barrell Roll" y si le salía, con eso daría por terminada la noche y entonces descendería.

También les dijo por radio que si le daban las coordenadas de la orca de luto que lleva dos semanas cargando a su bebé muerto en el mar, que le gustaría verla. Les aclaró que no pretendía hacerle daño a nadie y reflexionó que si lograba un aterrizaje seguro, le esperaría seguramente una "vida en prisión".

"Ya sabes, la mamá orca con el bebé. Quiero ir a ver a ese tipo", explicó Rich, de acuerdo al audio obtenido por el periodista canadiense Jimmy Thomson.

El Aeropuerto Sea-Tac emitió un escueto comunicado en Twitter explicando el incidente, sin dar mayores detalles, después de que el avión con Richard Russell a bordo se estrelló en una isla en las afueras de Seattle.

"Un empleado de una aerolínea hizo un despegue no autorizado sin pasajeros en Sea-Tac; la aeronave se ha estrellado en el sur de la península Puget Sound. Las operaciones en el Aeropuerto Sea-Tac han vuelto a la normalidad", informó el aeropuerto el viernes por la noche.

La oficina del FBI en Seattle informó a medios de comunicación que inicialmente no había nada que conectaran el incidente con un acto terrorista.

El vocero del Departamento del Sheriff del Condado Pierce, Ed Troyer, describió al sospechoso como un "suicida" y presumen que murió al estrellarse la nave.

En el audio de su comunicación con los controladores de tráfico, "Rich" les dijo que le pedía disculpas a toda la gente que lo conocía y que cuidaba de él, pero que era solo "un tipo quebrado" que hasta ahora no se había dado cuenta que tenía "algunos tornillos sueltos".

El avión robado era un Q400, de Horizon Airlines, con 76 asientos. Se cree que nadie más ib a bordo durante el incidente y finalmente funcionarios han confirmado que Rusell murió a estrellarse la aeronave.

Las autoridades lo han identificado como Richard B. Russell, un mecánico que despegó sin autorización en un avión de pasajeros vacío y después hizo piruetas en el aire, sembrando el pánico entre algunos residentes de las afueras de Seattle que lograron grabarlo cuando descendía en el aire y después volvía a elevarse.

Imagen: Bartlomiej Mostek/Flickr.

También han sido publicados varios audios que recogieron la conversación de "Rich" con empleados de la torre de control del aeropuerto Sea-Tac (Seattle-Tacoma) en el estado de Washington.

"Rich" se mostró preocupado con la torre de control porque notaba que el combustible del avión se consumía más rápido de lo que había imaginado. También les confió que había tomado la nave para salir a ver las "Olympics" una montañas cercanas.

Durante su vuelo lo escoltaban dos aviones caza F-15 que salieron a velocidad supersónica desde el estado de Oregon tras el aviso del despuegue no autorizado.

Uno de los controladores le dijo a "Rich" que podía aterrizar en la pista de un aeropuerto militar cercano, pero el sospechoso se negó, dijo que todavía no estaba listo, y que primero intentaría una maniobra conocida como "Barrell Roll" y si le salía, con eso daría por terminada la noche y entonces descendería.

También les dijo por radio que si le daban las coordenadas de la orca de luto que lleva dos semanas cargando a su bebé muerto en el mar, que le gustaría verla. Les aclaró que no pretendía hacerle daño a nadie y reflexionó que si lograba un aterrizaje seguro, le esperaría seguramente una "vida en prisión".

"Ya sabes, la mamá orca con el bebé. Quiero ir a ver a ese tipo", explicó Rich, de acuerdo al audio obtenido por el periodista canadiense Jimmy Thomson.

El Aeropuerto Sea-Tac emitió un escueto comunicado en Twitter explicando el incidente, sin dar mayores detalles, después de que el avión con Richard Russell a bordo se estrelló en una isla en las afueras de Seattle.

"Un empleado de una aerolínea hizo un despegue no autorizado sin pasajeros en Sea-Tac; la aeronave se ha estrellado en el sur de la península Puget Sound. Las operaciones en el Aeropuerto Sea-Tac han vuelto a la normalidad", informó el aeropuerto el viernes por la noche.

La oficina del FBI en Seattle informó a medios de comunicación que inicialmente no había nada que conectaran el incidente con un acto terrorista.

El vocero del Departamento del Sheriff del Condado Pierce, Ed Troyer, describió al sospechoso como un "suicida" y presumen que murió al estrellarse la nave.

En el audio de su comunicación con los controladores de tráfico, "Rich" les dijo que le pedía disculpas a toda la gente que lo conocía y que cuidaba de él, pero que era solo "un tipo quebrado" que hasta ahora no se había dado cuenta que tenía "algunos tornillos sueltos".

El avión robado era un Q400, de Horizon Airlines, con 76 asientos. Se cree que nadie más ib a bordo durante el incidente y finalmente funcionarios han confirmado que Rusell murió a estrellarse la aeronave.