Reunieron 400,000 con una historia inventada en GoFundMe: Ahora los tres enfrentan cargos criminales

'Paying it Forward', bajo ese lema, una pareja de Nueva Jersey y un indigente reunieron 400,000 en donaciones tras inventar una historia en 2017 de un "supuesto buen samaritano" que conmovió a miles en las redes sociales y que las autoridades descubrieron fue toda una orquestación que ahora tiene al trío en la cárcel.

El "acto de bondad" de un indigente, de nombre Johnny Bobbitt, un veterano de la Marina, quien al ver a una conductora varada en una autopista (Kate McClure) le cedió sus ultimos $20 y luego ésta junto a su novio (Mark D'Amico) le abrió una cuenta en GoFundMe para sacarlo de las calles fue todo un montaje, de acuerdo a la fiscalía del condado de Burlington, Nueva Jersey, que el pasado jueves 15 de noviembre anunció cargos de "robo por engaño" y "conspiración para cometer robo" contra los tres protagonistas de la historia.

"Toda la campaña se basó en una mentira", dijo el fiscal Scott A. Coffina a los medios de comunicación durante una conferencia de prensa, reportó el sitio especializado en tribunales, Courthouse News.

De acuerdo a las autoridades, en 2012 Bobbitt había publicado una historia similar -en la que ayudó a una jovencita también y le dio su dinero reservado para cenar- en su cuenta de Facebook.

Poco después de que la campaña de recaudación de fondos para el veterano se activó, McClure, le dijo a un amigo que la historia sobre la ayuda para Bobbitt era "totalmente inventada", pero que éste sí era una persona real. Los investigadores revisaron más de 67,000 mensajes.

"Tuve que inventar algo para hacer sentir mal a la gente... así que, 'shhh' (silencio con) lo de la parte inventada", leyó covina textualmente.

D'Amico y McClure se entregaron a las autoridades en Nueva Jersey y Bobbit fue arrestado en Filadelfia la semana pasada.

Coffina declaró ante los reporteros que acudieron al anuncio de los cargos contra el trío, que de no haber demandado Bobbitt a la pareja (porque solo le entregaron una parte de los más de $360,000 recibidos) es muy probable que se hubieran salido con la suya.

Bobbit y un abogado acudieron a una corte en agosto de este año para decirle a un juez que apenas $75,000 habían llegado a las manos del "beneficiario" de la campaña de GoFundMe.

Coffina dijo que McClure y D’Amico gastaron el resto de lo recibido en viajes, un vehículo nuevo, vacaciones de lujo y en apuestas cerca del casino que frecuentaban cuando conocieron a Boobitt, un mes antes de crear la campaña en línea.

La compañía de GoFundMe aseguró por su parte, que le restituirá cada donativo a las 14,000 personas que aportaron a la campaña.

Un abogado de McClure alegó este lunes que su cliente en realidad fue engañada por su novio y el indigente. De ser hallados culpables, Bobbit, D'Amico y McClure enfrenta cada uno de 5 a 10 años de cárcel.

El "acto de bondad" de un indigente, de nombre Johnny Bobbitt, un veterano de la Marina, quien al ver a una conductora varada en una autopista (Kate McClure) le cedió sus ultimos $20 y luego ésta junto a su novio (Mark D'Amico) le abrió una cuenta en GoFundMe para sacarlo de las calles fue todo un montaje, de acuerdo a la fiscalía del condado de Burlington, Nueva Jersey, que el pasado jueves 15 de noviembre anunció cargos de "robo por engaño" y "conspiración para cometer robo" contra los tres protagonistas de la historia.

"Toda la campaña se basó en una mentira", dijo el fiscal Scott A. Coffina a los medios de comunicación durante una conferencia de prensa, reportó el sitio especializado en tribunales, Courthouse News.

De acuerdo a las autoridades, en 2012 Bobbitt había publicado una historia similar -en la que ayudó a una jovencita también y le dio su dinero reservado para cenar- en su cuenta de Facebook.

Poco después de que la campaña de recaudación de fondos para el veterano se activó, McClure, le dijo a un amigo que la historia sobre la ayuda para Bobbitt era "totalmente inventada", pero que éste sí era una persona real. Los investigadores revisaron más de 67,000 mensajes.

"Tuve que inventar algo para hacer sentir mal a la gente... así que, 'shhh' (silencio con) lo de la parte inventada", leyó covina textualmente.

D'Amico y McClure se entregaron a las autoridades en Nueva Jersey y Bobbit fue arrestado en Filadelfia la semana pasada.

Coffina declaró ante los reporteros que acudieron al anuncio de los cargos contra el trío, que de no haber demandado Bobbitt a la pareja (porque solo le entregaron una parte de los más de $360,000 recibidos) es muy probable que se hubieran salido con la suya.

Bobbit y un abogado acudieron a una corte en agosto de este año para decirle a un juez que apenas $75,000 habían llegado a las manos del "beneficiario" de la campaña de GoFundMe.

Coffina dijo que McClure y D’Amico gastaron el resto de lo recibido en viajes, un vehículo nuevo, vacaciones de lujo y en apuestas cerca del casino que frecuentaban cuando conocieron a Boobitt, un mes antes de crear la campaña en línea.

La compañía de GoFundMe aseguró por su parte, que le restituirá cada donativo a las 14,000 personas que aportaron a la campaña.

Un abogado de McClure alegó este lunes que su cliente en realidad fue engañada por su novio y el indigente. De ser hallados culpables, Bobbit, D'Amico y McClure enfrenta cada uno de 5 a 10 años de cárcel.