Tiroteo masivo en Odessa: Reportan 5 muertos y 21 heridos, incluidos policías

DALLAS -- La Policía de Odessa en el oeste de Texas, informó que abatió a un sospechoso de perpetrar un ataque masivo al azar en la ciudad, matando a por lo menos 5 y dejando a 21 heridos el sábado por la tarde, pero después la cifra de fatalidades aumentó a ocho, incluyendo al atacante. 

En una conferencia de prensa a las 6 p.m. del sábado, el jefe de policía de Odessa, Michael Gerke, informó que el presunto atacante era un hombre blanco de unos 30 años.

Gerke confirmó que el atacante fue muerto afuera de "Cinergy", un cinema local, después de intercambiar fuego con la policía, y que fue el resultado del esfuerzo conjunto de múltiples departamentos, que se unieron para "encontrar a este animal y traerlo a la justicia".

De acuerdo al jefe policíaco, todo empezó con una falta de tránsito poco después de las 3 p.m. en la autopista I-20. El conductor abrió fuego con un rifle sobre dos oficiales (hiriendo a uno) y huyó de la escena. Después disparó contra múltiples víctimas en "múltiples escenas" (lugares) entre Odessa y Midland.

BNO News publicó en Twitter un video extremadamente gráfico, grabado al parecer en alguna parte de Odessa, relacionado con el ataque.

Gerke también señaló que el sospechoso tomó a la fuerza un vehículo oficial de USPS (Oficina Postal de EE.UU.) y volvió a disparar. 

 CONDENAN EL ACTO
"Esta noche, pedimos justicia para las víctimas inocentes de otro brutal tiroteo masivo, esta vez en Odessa y Midland, Texas, solo tres semanas después de las tragedias en El Paso y Dayton, Ohio", dijo Domingo García, presidente nacional de LULAC, quien nació en Midland.

“No podemos expresar completamente nuestra tristeza e indignación ante otra incidencia de violencia que involucra el uso de armas de fuego. La investigación ya está en marcha y seguiremos de cerca sus hallazgos para saber si esta persona tenía un motivo para este asesinato en masa. Nuestros miembros de LULAC en Odessa se comunicarán con las familias de las víctimas y los sobrevivientes para ofrecerles la ayuda que puedan en este momento difícil y doloroso. LULAC una vez más llama al gobernador Abbott a tomar medidas reales para salvar vidas en Texas”, agregó García.

En una conferencia de prensa a las 6 p.m. del sábado, el jefe de policía de Odessa, Michael Gerke, informó que el presunto atacante era un hombre blanco de unos 30 años.

Gerke confirmó que el atacante fue muerto afuera de "Cinergy", un cinema local, después de intercambiar fuego con la policía, y que fue el resultado del esfuerzo conjunto de múltiples departamentos, que se unieron para "encontrar a este animal y traerlo a la justicia".

De acuerdo al jefe policíaco, todo empezó con una falta de tránsito poco después de las 3 p.m. en la autopista I-20. El conductor abrió fuego con un rifle sobre dos oficiales (hiriendo a uno) y huyó de la escena. Después disparó contra múltiples víctimas en "múltiples escenas" (lugares) entre Odessa y Midland.

BNO News publicó en Twitter un video extremadamente gráfico, grabado al parecer en alguna parte de Odessa, relacionado con el ataque.

Gerke también señaló que el sospechoso tomó a la fuerza un vehículo oficial de USPS (Oficina Postal de EE.UU.) y volvió a disparar. 

 CONDENAN EL ACTO
"Esta noche, pedimos justicia para las víctimas inocentes de otro brutal tiroteo masivo, esta vez en Odessa y Midland, Texas, solo tres semanas después de las tragedias en El Paso y Dayton, Ohio", dijo Domingo García, presidente nacional de LULAC, quien nació en Midland.

“No podemos expresar completamente nuestra tristeza e indignación ante otra incidencia de violencia que involucra el uso de armas de fuego. La investigación ya está en marcha y seguiremos de cerca sus hallazgos para saber si esta persona tenía un motivo para este asesinato en masa. Nuestros miembros de LULAC en Odessa se comunicarán con las familias de las víctimas y los sobrevivientes para ofrecerles la ayuda que puedan en este momento difícil y doloroso. LULAC una vez más llama al gobernador Abbott a tomar medidas reales para salvar vidas en Texas”, agregó García.