Cecily Aguilar se declara culpable. "No es un caso cerrado hasta el día de la sentencia", dice hermana de Vanessa Guillén

Cecily Aguilar se declara culpable en relación al caso Vanessa Guillén

Vanessa Guillén, izq; y Cecily Aguilar./Cortesía

Cecily Aguilar, la única persona acusada en relación con la desaparición y asesinato de Vanessa Guillén ocurrido en una base militar de Texas en el año 2020, se declaró culpable de varios cargos en su contra el martes 29 de noviembre en una corte de Waco.

La admisión de culpabilidad de Aguilar, de 24 años, quien era la pareja de Aaron Robinson (señalado en documentos judiciales como el asesino de Guillén) significa que la mujer no irá a juicio pero sí enfrentará a la familia de la soldado de origen mexicano en un tribunal para la fase de sentencia.

Aguilar enfrenta hasta 30 años de cárcel, una pena en prisión que a la familia Guillén de entrada no le parece suficiente.

"No es un caso cerrado hasta el día de la sentencia", declaró Mayra Guillén, la hermana mayor de Vanessa a la salida de la corte, quien admitió tener sentimientos encontrados y aceptó que se sorprendió ante la declaración de culpabilidad de la mujer, quien luchó incluso porque le anularan la confesión que hizo a las autoridades.

"Espero que el juez tenga un poco de compasión con nuestros testimonios, tanto de familia como amigos y se dé una fecha para la sentencia y así poder saber exactamente hasta ese día cuánto es lo que le van a dar a ella.

"[Mientras tanto] Habrá muchas emociones encontradas, tendremos que abrirnos ante las autoridades y hablar de cómo nos ha afectado esto durante los últimos dos años y medio; desearía que todo terminara este año para empezar el año siguiente un poco más abierto a la vida en sí, pero definitivamente, dicen que podrá ser (la sentencia) entre febrero y marzo. Y mientras tanto, cualquier cosa puede pasar, ella podría retractarse y preparar un juicio. Quién sabe", abundó Mayra durante una rueda de prensa.

Entre el 22 de abril y el 1 de julio de 2020, "Aguilar ayudó al soldado Aaron Robinson a alterar, destruir, mutilar y ocultar evidencia de manera corrupta, es decir, el cuerpo de Vanessa Guillén, para evitar que Robinson fuera acusado y juzgado de algún crimen", señaló la oficina del juez de distrito en el comunicado donde informó los cargos de los que se declaró culpable la acusada.

"Aguilar también alteró y destruyó información contenida en una cuenta de Google de Robinson. Durante la investigación sobre la desaparición de Vanessa Guillén, Aguilar hizo cuatro declaraciones materialmente falsas a investigadores federales", agrega el comunicado oficial.

En su aparición en la corte federal, Aguilar aceptó ser culpable de un cargo de "cómplice de asesinato" después del hecho y de tres acusaciones de hacer una declaración falsa. Además de los 30 años que enfrenta como posible sentencia, también podría ser multada con $1 millón de dólares y ser supervisada durante tres años al final de su condena.

A la cita también acudieron los padres de Vanessa, Gloria y Rogelio Guillén. La madre de Vanessa reiteró su deseo de que se llegue a la verdad sobre lo que ocurrió con su hija hace más de dos años.

"De lo poquito que alcancé a entender, ella se declaró culpable porque es culpable. Solo le pido a Dios que se haga justicia porque no es la única responsable. Sé que hay más, lo están ocultando porque es el Ejército, Dios quiera y encuentren los demás culpables y esta señora se quede de (por) vida en prisión... Es su castigo por hacer ese crimen tan atroz con mi hija".

"La declaración de culpabilidad de Aguilar hoy fue otro paso en el largo camino hacia la justicia para Vanessa, mi cliente, y su familia", dijo en una declaración la abogada Natalie Khawan, quien representa a la familia que reside en Houston.

La sentencia podría ser fijada a más tardar dentro de los siguientes tres o cuatro meses, un lapso en el que se reunirán testimonios y más detalles sobre el caso, estimó Mayra Guillén.

"En ese tiempo se van a recaudar testimonios, entrevistas de familiares, amigos cercanos, (de) cómo nos afectó a nosotros hasta el día de hoy... Lo que ella (Aguilar) como Robinson hicieron en esas fechas y de ahí vamos a seguir para ver qué es lo que dice el juez... Me consuela saber que estará encerrada la mayor parte del resto de su vida y espero que tenga tiempo para sentarse y pensar qué es lo que hizo y cómo impactó nuestra vida”, dijo Mayra Guillén.

En Twitter, la ahora joven activista expresó malestar después de volver a ver a Aguilar en un tribunal.

"Me siento enferma cada vez que la veo cara a cara. Enferma de mi estómago. Ansiedad. Furia y Frustración. No puedo articular mis palabras... Espero que reciba lo que se merece. Para tener el atrevimiento de sonreírle a su defensa, etc. No tiene remordimiento", compartió la mayor de las hermanas Guillén horas después del anuncio oficial.

La admisión de culpabilidad de Aguilar, de 24 años, quien era la pareja de Aaron Robinson (señalado en documentos judiciales como el asesino de Guillén) significa que la mujer no irá a juicio pero sí enfrentará a la familia de la soldado de origen mexicano en un tribunal para la fase de sentencia.

Aguilar enfrenta hasta 30 años de cárcel, una pena en prisión que a la familia Guillén de entrada no le parece suficiente.

"No es un caso cerrado hasta el día de la sentencia", declaró Mayra Guillén, la hermana mayor de Vanessa a la salida de la corte, quien admitió tener sentimientos encontrados y aceptó que se sorprendió ante la declaración de culpabilidad de la mujer, quien luchó incluso porque le anularan la confesión que hizo a las autoridades.

"Espero que el juez tenga un poco de compasión con nuestros testimonios, tanto de familia como amigos y se dé una fecha para la sentencia y así poder saber exactamente hasta ese día cuánto es lo que le van a dar a ella.

"[Mientras tanto] Habrá muchas emociones encontradas, tendremos que abrirnos ante las autoridades y hablar de cómo nos ha afectado esto durante los últimos dos años y medio; desearía que todo terminara este año para empezar el año siguiente un poco más abierto a la vida en sí, pero definitivamente, dicen que podrá ser (la sentencia) entre febrero y marzo. Y mientras tanto, cualquier cosa puede pasar, ella podría retractarse y preparar un juicio. Quién sabe", abundó Mayra durante una rueda de prensa.

Entre el 22 de abril y el 1 de julio de 2020, "Aguilar ayudó al soldado Aaron Robinson a alterar, destruir, mutilar y ocultar evidencia de manera corrupta, es decir, el cuerpo de Vanessa Guillén, para evitar que Robinson fuera acusado y juzgado de algún crimen", señaló la oficina del juez de distrito en el comunicado donde informó los cargos de los que se declaró culpable la acusada.

"Aguilar también alteró y destruyó información contenida en una cuenta de Google de Robinson. Durante la investigación sobre la desaparición de Vanessa Guillén, Aguilar hizo cuatro declaraciones materialmente falsas a investigadores federales", agrega el comunicado oficial.

En su aparición en la corte federal, Aguilar aceptó ser culpable de un cargo de "cómplice de asesinato" después del hecho y de tres acusaciones de hacer una declaración falsa. Además de los 30 años que enfrenta como posible sentencia, también podría ser multada con $1 millón de dólares y ser supervisada durante tres años al final de su condena.

A la cita también acudieron los padres de Vanessa, Gloria y Rogelio Guillén. La madre de Vanessa reiteró su deseo de que se llegue a la verdad sobre lo que ocurrió con su hija hace más de dos años.

"De lo poquito que alcancé a entender, ella se declaró culpable porque es culpable. Solo le pido a Dios que se haga justicia porque no es la única responsable. Sé que hay más, lo están ocultando porque es el Ejército, Dios quiera y encuentren los demás culpables y esta señora se quede de (por) vida en prisión... Es su castigo por hacer ese crimen tan atroz con mi hija".

"La declaración de culpabilidad de Aguilar hoy fue otro paso en el largo camino hacia la justicia para Vanessa, mi cliente, y su familia", dijo en una declaración la abogada Natalie Khawan, quien representa a la familia que reside en Houston.

La sentencia podría ser fijada a más tardar dentro de los siguientes tres o cuatro meses, un lapso en el que se reunirán testimonios y más detalles sobre el caso, estimó Mayra Guillén.

"En ese tiempo se van a recaudar testimonios, entrevistas de familiares, amigos cercanos, (de) cómo nos afectó a nosotros hasta el día de hoy... Lo que ella (Aguilar) como Robinson hicieron en esas fechas y de ahí vamos a seguir para ver qué es lo que dice el juez... Me consuela saber que estará encerrada la mayor parte del resto de su vida y espero que tenga tiempo para sentarse y pensar qué es lo que hizo y cómo impactó nuestra vida”, dijo Mayra Guillén.

En Twitter, la ahora joven activista expresó malestar después de volver a ver a Aguilar en un tribunal.

"Me siento enferma cada vez que la veo cara a cara. Enferma de mi estómago. Ansiedad. Furia y Frustración. No puedo articular mis palabras... Espero que reciba lo que se merece. Para tener el atrevimiento de sonreírle a su defensa, etc. No tiene remordimiento", compartió la mayor de las hermanas Guillén horas después del anuncio oficial.