EE.UU. anuncia mejoras y protección para trabajadores que denuncian abusos laborales

WASHINGTON -- El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) anunció que los trabajadores no-ciudadanos que son víctimas o testigos de la violación de los derechos laborales, de ahora en adelante podrán acceder a un proceso simplificado y acelerado de solicitud de acción diferida.

La acción diferida protege a los trabajadores no-ciudadanos de las amenazas de represalias relacionadas con la inmigración por parte de los empleadores explotadores. Con efecto inmediato, este proceso mejorará la práctica del DHS de usar su autoridad discrecional para considerar las solicitudes de acción diferida relacionadas con el trabajo y las agencias de empleo, caso por caso.

Nota de la editora. - Le recomendamos que consulte siempre a un abogado certificado y de buena reputación antes de tomar una decisión. Protéjase de estafadores y lea bien antes de desembolsar su dinero para iniciar un trámite.

"Durante demasiado tiempo, los empleadores agrícolas se han armado con la amenaza de deportación para mantener bajos salarios, reprimir la organización laboral y tener a los trabajadores agrícolas viviendo con miedo, que es exactamente lo que les gusta", dijo Teresa Romero, presidente de la Unión de Campesinos, reaccionando al anuncio de las mejoras del DHS.

"La guía recientemente emitida por el DHS es un paso importante para garantizar que todos los trabajadores en los Estados Unidos, independientemente de su estatus migratorio, puedan hacer valer sus derechos para participar en acciones laborales sin temor a la deportación", agregó Romero.

El grupo Proyecto Defensa Laboral comentó respecto al anuncio que, "la acción diferida protege a los trabajadores no-ciudadanos de las amenazas de represalias relacionadas con la inmigración por parte de los empleadores explotadores.

"El gobierno federal debe comprometerse a (hacer cumplir) estas promesas con urgencia. Hasta que los trabajadores inmigrantes puedan hacer frente a los empleadores abusivos sin temor a represalias y deportación, seguirán sufriendo robos de salarios y condiciones de trabajo inseguro".

Los trabajadores podrán visitar DHS.gov para obtener información adicional en inglés y español y presentar solicitudes. Estas mejoras promueven el compromiso de la Administración Biden-Harris de empoderar a los trabajadores y mejorar las condiciones del lugar de trabajo al permitir que todos los trabajadores, incluidos los no-ciudadanos, hagan valer sus derechos legales.

"Los empleadores sin escrúpulos que se aprovechan de la vulnerabilidad de los trabajadores no-ciudadanos dañan a todos los trabajadores y perjudican a las empresas que cumplen con las reglas", dijo el Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro N. Mayorkas. "Responsabilizaremos a estos actores depredadores alentando a todos los trabajadores a hacer valer sus derechos, denunciar las violaciones que han sufrido u observado y cooperar en las investigaciones de normas laborales. A través de estos esfuerzos, y con nuestros socios de agencias laborales, protegeremos efectivamente el mercado laboral estadounidense, las condiciones del lugar de trabajo estadounidense y la dignidad de los trabajadores que impulsan nuestra economía".

Los trabajadores a menudo tienen miedo de denunciar violaciones de la ley por parte de empleadores explotadores o de cooperar en investigaciones de empleo y normas laborales porque temen la expulsión u otras represalias relacionadas con la inmigración por parte de un empleador abusivo.

Las agencias encargadas de hacer cumplir las leyes laborales y de empleo dependen de la cooperación de estos trabajadores en sus investigaciones. Abstenerse  de denunciar violaciones debido al temor a represalias basadas en la inmigración crea condiciones injustas en el mercado laboral y perpetúa la comisión de actos ilegales e inhumanos por parte de los empleadores, incluida  la falta de pago de salarios, la imposición de condiciones de trabajo inseguras,  y enfriar la capacidad de los trabajadores para organizarse y negociar colectivamente para mejorar esas condiciones.

Con información proporcionada por el DHS.

La acción diferida protege a los trabajadores no-ciudadanos de las amenazas de represalias relacionadas con la inmigración por parte de los empleadores explotadores. Con efecto inmediato, este proceso mejorará la práctica del DHS de usar su autoridad discrecional para considerar las solicitudes de acción diferida relacionadas con el trabajo y las agencias de empleo, caso por caso.

Nota de la editora. - Le recomendamos que consulte siempre a un abogado certificado y de buena reputación antes de tomar una decisión. Protéjase de estafadores y lea bien antes de desembolsar su dinero para iniciar un trámite.

"Durante demasiado tiempo, los empleadores agrícolas se han armado con la amenaza de deportación para mantener bajos salarios, reprimir la organización laboral y tener a los trabajadores agrícolas viviendo con miedo, que es exactamente lo que les gusta", dijo Teresa Romero, presidente de la Unión de Campesinos, reaccionando al anuncio de las mejoras del DHS.

"La guía recientemente emitida por el DHS es un paso importante para garantizar que todos los trabajadores en los Estados Unidos, independientemente de su estatus migratorio, puedan hacer valer sus derechos para participar en acciones laborales sin temor a la deportación", agregó Romero.

El grupo Proyecto Defensa Laboral comentó respecto al anuncio que, "la acción diferida protege a los trabajadores no-ciudadanos de las amenazas de represalias relacionadas con la inmigración por parte de los empleadores explotadores.

"El gobierno federal debe comprometerse a (hacer cumplir) estas promesas con urgencia. Hasta que los trabajadores inmigrantes puedan hacer frente a los empleadores abusivos sin temor a represalias y deportación, seguirán sufriendo robos de salarios y condiciones de trabajo inseguro".

Los trabajadores podrán visitar DHS.gov para obtener información adicional en inglés y español y presentar solicitudes. Estas mejoras promueven el compromiso de la Administración Biden-Harris de empoderar a los trabajadores y mejorar las condiciones del lugar de trabajo al permitir que todos los trabajadores, incluidos los no-ciudadanos, hagan valer sus derechos legales.

"Los empleadores sin escrúpulos que se aprovechan de la vulnerabilidad de los trabajadores no-ciudadanos dañan a todos los trabajadores y perjudican a las empresas que cumplen con las reglas", dijo el Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro N. Mayorkas. "Responsabilizaremos a estos actores depredadores alentando a todos los trabajadores a hacer valer sus derechos, denunciar las violaciones que han sufrido u observado y cooperar en las investigaciones de normas laborales. A través de estos esfuerzos, y con nuestros socios de agencias laborales, protegeremos efectivamente el mercado laboral estadounidense, las condiciones del lugar de trabajo estadounidense y la dignidad de los trabajadores que impulsan nuestra economía".

Los trabajadores a menudo tienen miedo de denunciar violaciones de la ley por parte de empleadores explotadores o de cooperar en investigaciones de empleo y normas laborales porque temen la expulsión u otras represalias relacionadas con la inmigración por parte de un empleador abusivo.

Las agencias encargadas de hacer cumplir las leyes laborales y de empleo dependen de la cooperación de estos trabajadores en sus investigaciones. Abstenerse  de denunciar violaciones debido al temor a represalias basadas en la inmigración crea condiciones injustas en el mercado laboral y perpetúa la comisión de actos ilegales e inhumanos por parte de los empleadores, incluida  la falta de pago de salarios, la imposición de condiciones de trabajo inseguras,  y enfriar la capacidad de los trabajadores para organizarse y negociar colectivamente para mejorar esas condiciones.

Con información proporcionada por el DHS.