La firma de la ley SB4 en Texas, ¿qué significa? y cuándo entra en vigor

El gobernador de Texas firmó como ley tres propuestas aprobadas este año por la legislatura estatal encaminadas a destinar más dinero a programas de seguridad fronteriza y una que le permite a la policía arrestar inmigrantes sospechosos de haber ingresado ilegalmente a Estados Unidos. Las mismas entrarán en vigor hasta febrero y marzo, respectivamente.

La ley SB3 destina más de $1,500 millones de dólares en dinero estatal para continuar la construcción de muros en la frontera con México.

De acuerdo al Texas Tribune, la ley SB4 convertiría en delito estatal cruzar la frontera entre Texas y México entre puertos de entrada. El nuevo delito es un crimen menor de Clase B que conlleva una pena de hasta seis meses de cárcel. Los reincidentes podrían enfrentar el cargo de un delito grave de segundo grado con una pena de dos a 20 años de prisión.

La SB4 también aumentaría la sentencia mínima de dos años a 10 años por tráfico de inmigrantes u operar un escondite.

Las leyes que financian el muro fronterizo y convierten el cruce ilegal en un delito estatal entrarán en vigor a principios de marzo. La ley contra el tráfico de personas entrará en vigor a principios de febrero. Greg Abbott firmó las leyes durante una visita a la ciudad fronteriza de Brownsville.

"¿Por qué no le damos 10 años de prisión a quien contrate a un inmigrante indocumentado? Al tipo que contrata a un jardinero, a las compañías de Fortune 500 que contratan a indocumentados para trabajar en empacadoras de carne o los campos agrícolas, eso lo pararía", opino Domingo García, presidente nacional de LULAC.

Un grupo de 30 jueces jubilados de inmigración de administraciones de ambos partidos -republicanos y demócratas emitió una declaración para señalar que la SB4 es inconstitucional.

"La propuesta en Texas, que permitiría a un juez de un tribunal estatal emitir una orden de deportación, no es legal. La inmigración es claramente una función federal", expresa el comunicado. "Los legisladores estatales no pueden promulgar leyes de inmigración por las mismas razones por las que el Congreso de los Estados Unidos no puede promulgar legislación estatal de Texas. Los jueces magistrados estatales no pueden llevar a cabo procedimientos de inmigración por la misma razón que los jueces de inmigración federales no pueden juzgar casos penales estatales de Texas".

La ley SB3 destina más de $1,500 millones de dólares en dinero estatal para continuar la construcción de muros en la frontera con México.

De acuerdo al Texas Tribune, la ley SB4 convertiría en delito estatal cruzar la frontera entre Texas y México entre puertos de entrada. El nuevo delito es un crimen menor de Clase B que conlleva una pena de hasta seis meses de cárcel. Los reincidentes podrían enfrentar el cargo de un delito grave de segundo grado con una pena de dos a 20 años de prisión.

La SB4 también aumentaría la sentencia mínima de dos años a 10 años por tráfico de inmigrantes u operar un escondite.

Las leyes que financian el muro fronterizo y convierten el cruce ilegal en un delito estatal entrarán en vigor a principios de marzo. La ley contra el tráfico de personas entrará en vigor a principios de febrero. Greg Abbott firmó las leyes durante una visita a la ciudad fronteriza de Brownsville.

"¿Por qué no le damos 10 años de prisión a quien contrate a un inmigrante indocumentado? Al tipo que contrata a un jardinero, a las compañías de Fortune 500 que contratan a indocumentados para trabajar en empacadoras de carne o los campos agrícolas, eso lo pararía", opino Domingo García, presidente nacional de LULAC.

Un grupo de 30 jueces jubilados de inmigración de administraciones de ambos partidos -republicanos y demócratas emitió una declaración para señalar que la SB4 es inconstitucional.

"La propuesta en Texas, que permitiría a un juez de un tribunal estatal emitir una orden de deportación, no es legal. La inmigración es claramente una función federal", expresa el comunicado. "Los legisladores estatales no pueden promulgar leyes de inmigración por las mismas razones por las que el Congreso de los Estados Unidos no puede promulgar legislación estatal de Texas. Los jueces magistrados estatales no pueden llevar a cabo procedimientos de inmigración por la misma razón que los jueces de inmigración federales no pueden juzgar casos penales estatales de Texas".