FBI frustra complot de milicianos para "iniciar una guerra" en la frontera de Texas y México

Agentes del FBI deshicieron un complot de tres hombres (dos de los cuales se identificaron como parte de una milicia) para viajar a la frontera entre Texas y México para matar a agentes de la Patrulla Fronteriza e inmigrantes que cruzaban ilegalmente porque "creían que el país estaba siendo invadido", según documentos judiciales presentado en cortes federales.

Uno de los hombres también llamó y dejó un mensaje telefónico a la oficina del gobernador de Texas, Greg Abbott, para alertarlo sobre sus planes, diciendo: "Si no pueden cuidar esta frontera y cerrarla, entonces nos veremos obligados a hacerlo nosotros mismos", según una denuncia penal. La queja no precisa la fecha de este mensaje, pero el mismo individuo resumió dicho mensaje a una fuente confidencial del FBI en una conversación telefónica grabada el 3 de octubre de 2022.

Lea la historia original (en inglés) del Texas Tribune.

Bryan C. Perry, 38; Jonathan S. O'Dell, 33; y Paul Faye, de 55 años, fueron arrestados por agentes del FBI y enfrentan varios cargos federales en relación con su presunto complot, que las autoridades dicen que comenzaron a organizar en 2022 y planeaban llevar a cabo en octubre de 2023.

El arresto más reciente fue el de Faye, de Tennessee, el lunes, quien enfrenta un solo cargo de posesión de un silenciador de arma de fuego no registrado.

En la denuncia penal, el FBI dijo que Perry tuvo "amplio contacto" con Faye antes de que éste fuera arrestado. Faye "expresó su deseo de viajar con Perry y otro individuo" a la frontera y "cometer actos de violencia", dice la denuncia.

También, Perry y O'Dell están acusados de intentar matar a siete agentes federales, pues según la denuncia penal, mientras el FBI intentaba cumplir una orden de allanamiento en la casa de O'Dell en Missouri, Perry disparó aproximadamente 11 tiros con un rifle de varios calibres contra agentes del FBI.

Perry de Tennessee y O'Dell de Missouri fueron arrestados a finales de 2022 y acusados el año pasado por un gran jurado de varios cargos, entre ellos conspiración para asesinar a un funcionario federal, conspiración para agredir a un funcionario federal, intento de asesinato de un funcionario federal y agresión a un oficial federal, según acusaciones sustitutivas presentadas el año pasado en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Missouri. Después de sus arrestos, las autoridades encontraron seis armas de fuego, más de 20 cargadores, aproximadamente 1.770 cartuchos de munición y otros equipos en la residencia de O'Dell.

Según la denuncia penal, Perry y O'Dell comenzaron a hablar ya en noviembre de 2021 sobre los agravios que tenían con el gobierno federal. Al año siguiente intentaron reclutar a otros miembros de su grupo de milicia para viajar a Washington, D.C., “para detener la locura”, dice la denuncia. También dice que compartieron mapas del Capitolio y otros edificios gubernamentales.

 

Uno de los hombres también llamó y dejó un mensaje telefónico a la oficina del gobernador de Texas, Greg Abbott, para alertarlo sobre sus planes, diciendo: "Si no pueden cuidar esta frontera y cerrarla, entonces nos veremos obligados a hacerlo nosotros mismos", según una denuncia penal. La queja no precisa la fecha de este mensaje, pero el mismo individuo resumió dicho mensaje a una fuente confidencial del FBI en una conversación telefónica grabada el 3 de octubre de 2022.

Lea la historia original (en inglés) del Texas Tribune.

Bryan C. Perry, 38; Jonathan S. O'Dell, 33; y Paul Faye, de 55 años, fueron arrestados por agentes del FBI y enfrentan varios cargos federales en relación con su presunto complot, que las autoridades dicen que comenzaron a organizar en 2022 y planeaban llevar a cabo en octubre de 2023.

El arresto más reciente fue el de Faye, de Tennessee, el lunes, quien enfrenta un solo cargo de posesión de un silenciador de arma de fuego no registrado.

En la denuncia penal, el FBI dijo que Perry tuvo "amplio contacto" con Faye antes de que éste fuera arrestado. Faye "expresó su deseo de viajar con Perry y otro individuo" a la frontera y "cometer actos de violencia", dice la denuncia.

También, Perry y O'Dell están acusados de intentar matar a siete agentes federales, pues según la denuncia penal, mientras el FBI intentaba cumplir una orden de allanamiento en la casa de O'Dell en Missouri, Perry disparó aproximadamente 11 tiros con un rifle de varios calibres contra agentes del FBI.

Perry de Tennessee y O'Dell de Missouri fueron arrestados a finales de 2022 y acusados el año pasado por un gran jurado de varios cargos, entre ellos conspiración para asesinar a un funcionario federal, conspiración para agredir a un funcionario federal, intento de asesinato de un funcionario federal y agresión a un oficial federal, según acusaciones sustitutivas presentadas el año pasado en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Missouri. Después de sus arrestos, las autoridades encontraron seis armas de fuego, más de 20 cargadores, aproximadamente 1.770 cartuchos de munición y otros equipos en la residencia de O'Dell.

Según la denuncia penal, Perry y O'Dell comenzaron a hablar ya en noviembre de 2021 sobre los agravios que tenían con el gobierno federal. Al año siguiente intentaron reclutar a otros miembros de su grupo de milicia para viajar a Washington, D.C., “para detener la locura”, dice la denuncia. También dice que compartieron mapas del Capitolio y otros edificios gubernamentales.