Incendios en el Texas Panhandle: Daños devastadores, funcionarios piden precaución mientras el infierno continúa

Incendios en el Texas Panhandle: Daños devastadores, funcionarios piden precaución mientras el infierno continúa

Captura de video del Servicio Forestal de Texas A&M

El incendio forestal más grande en la historia de Texas ha consumido más de 1 millón de acres en el Panhandle y continúa arrasando el viernes. Al menos dos personas han muerto. También mató a miles de cabezas de ganado, destruyó cultivos y afectó infraestructuras.

 El incendio de Smokehouse Creek es el más grande de los múltiples incendios forestales que arden en la región. El clima seco y ventoso de este fin de semana podría alimentar los infiernos y hacer más difícil que los bomberos combatan las llamas. Los funcionarios de algunas zonas apenas están comenzando a evaluar los daños. El gobernador Greg Abbott emitió una declaración de desastre para 60 condados y viajó a la región el viernes.


Abbott describe "devastación total" en el Panhandle de Texas (1 de marzo de 2024 a las 14:46). En su primer informe en persona en el Panhandle de Texas desde que la región quedó envuelta en llamas a principios de esta semana, el gobernador Greg Abbott describió una escena de destrucción total en varios condados.

"Cuando miras los daños que han ocurrido aquí, simplemente han desaparecido, han desaparecido por completo, nada más que cenizas en el suelo", dijo Abbott. "Quienes se ven afectados por esto han sufrido una devastación total".

Abbott dijo que según una evaluación prematura de la región, entre 400 y 500 estructuras han sido destruidas. Las autoridades dijeron que el 90% del condado de Roberts, a unas 80 millas al norte de Amarillo, está quemado. Lisa Johnson, jueza del condado vecino de Hemphill, dijo que al menos 109 estructuras están quemadas en ese condado, pero no hay incendios activos en el condado hasta el viernes por la tarde.

Abbott confirmó una muerte por los incendios forestales y dio crédito a la respuesta de los bomberos por evitar más muertes. Las autoridades dijeron que cinco bomberos resultaron heridos la primera noche con quemaduras y otras lesiones.

Dijo que 14 agencias estatales y 45 agencias locales están en el terreno respondiendo a los incendios que han cubierto más de 1 millón de acres. También dijo que planea presentar una solicitud de declaración federal de desastre para obtener ayuda adicional, pero eso requiere que los líderes del condado continúen evaluando los daños para obtener una estimación precisa del costo.

Abbott dijo que los socorristas continuarán monitoreando posibles nuevos incendios durante el fin de semana, pero también es necesario apoyo para la recuperación, incluida la remoción y manejo de escombros y ayuda para encontrar viviendas temporales inmediatas para quienes han perdido sus hogares.

—Kate McGee 


Exhortan a los residentes del Panhandle a “permanecer alerta” ya que se esperan condiciones ventosas y propensas a incendios este fin de semana. (1 de marzo de 2024 a las 14:28). El gobernador Abbott advierte a los residentes del Panhandle de Texas que no pueden bajar la guardia pues "enormes peligros potenciales de incendio" persisten durante el fin de semana.

"Los vientos volverán a aumentar y habrá elementos adecuados para un incendio", dijo el gobernador después de volar al Panhandle el viernes. "... todos debemos permanecer atentos para asegurarnos de que se tomen todas las medidas necesarias para seguir previniendo la pérdida de vidas, contener los incendios y minimizar la invasión de hogares y ciudades en toda la región".

​​Hasta el viernes por la tarde, el Servicio Forestal de Texas A&M dijo que solo el 15% del incendio Smokehouse está contenido, pero instó a la gente a no mirar los porcentajes de contención como una señal de que los incendios han terminado.

"No quiero que eso les lleve a una falsa sensación de seguridad", dijo Nim Kidd, jefe de la División de Manejo de Emergencias de Texas. "Va a ser un fin de semana muy activo", declaró a un grupo de reporteros.

 

 

 

 

 El incendio de Smokehouse Creek es el más grande de los múltiples incendios forestales que arden en la región. El clima seco y ventoso de este fin de semana podría alimentar los infiernos y hacer más difícil que los bomberos combatan las llamas. Los funcionarios de algunas zonas apenas están comenzando a evaluar los daños. El gobernador Greg Abbott emitió una declaración de desastre para 60 condados y viajó a la región el viernes.


Abbott describe "devastación total" en el Panhandle de Texas (1 de marzo de 2024 a las 14:46). En su primer informe en persona en el Panhandle de Texas desde que la región quedó envuelta en llamas a principios de esta semana, el gobernador Greg Abbott describió una escena de destrucción total en varios condados.

"Cuando miras los daños que han ocurrido aquí, simplemente han desaparecido, han desaparecido por completo, nada más que cenizas en el suelo", dijo Abbott. "Quienes se ven afectados por esto han sufrido una devastación total".

Abbott dijo que según una evaluación prematura de la región, entre 400 y 500 estructuras han sido destruidas. Las autoridades dijeron que el 90% del condado de Roberts, a unas 80 millas al norte de Amarillo, está quemado. Lisa Johnson, jueza del condado vecino de Hemphill, dijo que al menos 109 estructuras están quemadas en ese condado, pero no hay incendios activos en el condado hasta el viernes por la tarde.

Abbott confirmó una muerte por los incendios forestales y dio crédito a la respuesta de los bomberos por evitar más muertes. Las autoridades dijeron que cinco bomberos resultaron heridos la primera noche con quemaduras y otras lesiones.

Dijo que 14 agencias estatales y 45 agencias locales están en el terreno respondiendo a los incendios que han cubierto más de 1 millón de acres. También dijo que planea presentar una solicitud de declaración federal de desastre para obtener ayuda adicional, pero eso requiere que los líderes del condado continúen evaluando los daños para obtener una estimación precisa del costo.

Abbott dijo que los socorristas continuarán monitoreando posibles nuevos incendios durante el fin de semana, pero también es necesario apoyo para la recuperación, incluida la remoción y manejo de escombros y ayuda para encontrar viviendas temporales inmediatas para quienes han perdido sus hogares.

—Kate McGee 


Exhortan a los residentes del Panhandle a “permanecer alerta” ya que se esperan condiciones ventosas y propensas a incendios este fin de semana. (1 de marzo de 2024 a las 14:28). El gobernador Abbott advierte a los residentes del Panhandle de Texas que no pueden bajar la guardia pues "enormes peligros potenciales de incendio" persisten durante el fin de semana.

"Los vientos volverán a aumentar y habrá elementos adecuados para un incendio", dijo el gobernador después de volar al Panhandle el viernes. "... todos debemos permanecer atentos para asegurarnos de que se tomen todas las medidas necesarias para seguir previniendo la pérdida de vidas, contener los incendios y minimizar la invasión de hogares y ciudades en toda la región".

​​Hasta el viernes por la tarde, el Servicio Forestal de Texas A&M dijo que solo el 15% del incendio Smokehouse está contenido, pero instó a la gente a no mirar los porcentajes de contención como una señal de que los incendios han terminado.

"No quiero que eso les lleve a una falsa sensación de seguridad", dijo Nim Kidd, jefe de la División de Manejo de Emergencias de Texas. "Va a ser un fin de semana muy activo", declaró a un grupo de reporteros.