Gobierno de Biden propone una regla para proteger a los trabajadores del calor extremo

Gobierno de Biden propone una regla para proteger a los trabajadores del calor extremo

Trabajadores en Texas. Foto: Joe Timmerman/Texas Tribune

Las altas temperaturas por encima de lo normal en veranos recientes han sido realmente peligrosas para los trabajadores de la construcción, los cocineros y otros trabajadores en Texas que podrían estar en riesgo de exposición peligrosa al calor.

Pero cierto alivio podría estar en camino después de que el gobierno Biden-Harris anunció una regla propuesta el martes encaminada a proteger a millones de trabajadores de los riesgos del calor extremo.

La regla requeriría que los empleadores desarrollen un plan para prevenir lesiones y enfermedades por calor en los lugares de trabajo y asegurarse de que sus empleados tengan acceso a agua potable, descansar y controlar el calor en interiores.

"En muchas maneras, esta lucha de varias décadas en Texas está ayudando a ampliar los derechos de los trabajadores a nivel nacional", dijo el congresista federal Greg Casar, de Austin, quien ha abogado por un estándar federal de calor en sitios de trabajo y descansos y pausas para tomar agua en Texas.

Casar encabezó una huelga de sed en el Capitolio hace un año para llamar la atención sobre el tema. Casar espera que la regla propuesta por la administración Biden esté finalizada el próximo verano.

Los requerimientos federales propuestos surgen un año después de que los legisladores de Texas aprobaran el Proyecto de Ley 2127 de la Cámara de Representantes, que prohibía a las ciudades y condados aprobar ordenanzas locales que van más allá de la ley estatal en varias áreas, desde trabajo y finanzas hasta agricultura y recursos naturales.

La HB 2127 eliminó ordenanzas en Austin y Dallas que establecían descansos obligatorios para tomar agua en beneficio de los trabajadores de la construcción. Los partidarios de la ley dijeron que ese tipo de ordenanzas empantanaron las empresas y crearon estándares inconsistentes en todo el estado.

"El cambio climático impulsado por la quema de combustibles fósiles que hacen los humanos está elevando las temperaturas en Texas. El año pasado fue el más caluroso registrado en el estado. El climatólogo estatal espera que las temperaturas medias y el número de días de tres dígitos sigan aumentando.

El calor es mortal. Se le conoce como un asesino silencioso porque sus impactos tienen más matices que los de un tornado o un incendio. Pero el calor mata a más personas que cualquier otro tipo de clima, según la Agencia de Protección Ambiental. Al menos 300 personas murieron en Texas el año pasado a causa del calor, más que cualquier otro año registrado. La mayoría de las muertes ocurrieron en regiones metropolitanas pobladas, como Houston y Dallas Fort-Worth, así como en regiones fronterizas.

"Sabemos que las temperaturas seguirán subiendo. Por lo tanto, estas protecciones deben estar vigentes", dijo Ana González, subdirectora de políticas de la AFL-CIO de Texas.

Pero cierto alivio podría estar en camino después de que el gobierno Biden-Harris anunció una regla propuesta el martes encaminada a proteger a millones de trabajadores de los riesgos del calor extremo.

La regla requeriría que los empleadores desarrollen un plan para prevenir lesiones y enfermedades por calor en los lugares de trabajo y asegurarse de que sus empleados tengan acceso a agua potable, descansar y controlar el calor en interiores.

"En muchas maneras, esta lucha de varias décadas en Texas está ayudando a ampliar los derechos de los trabajadores a nivel nacional", dijo el congresista federal Greg Casar, de Austin, quien ha abogado por un estándar federal de calor en sitios de trabajo y descansos y pausas para tomar agua en Texas.

Casar encabezó una huelga de sed en el Capitolio hace un año para llamar la atención sobre el tema. Casar espera que la regla propuesta por la administración Biden esté finalizada el próximo verano.

Los requerimientos federales propuestos surgen un año después de que los legisladores de Texas aprobaran el Proyecto de Ley 2127 de la Cámara de Representantes, que prohibía a las ciudades y condados aprobar ordenanzas locales que van más allá de la ley estatal en varias áreas, desde trabajo y finanzas hasta agricultura y recursos naturales.

La HB 2127 eliminó ordenanzas en Austin y Dallas que establecían descansos obligatorios para tomar agua en beneficio de los trabajadores de la construcción. Los partidarios de la ley dijeron que ese tipo de ordenanzas empantanaron las empresas y crearon estándares inconsistentes en todo el estado.

"El cambio climático impulsado por la quema de combustibles fósiles que hacen los humanos está elevando las temperaturas en Texas. El año pasado fue el más caluroso registrado en el estado. El climatólogo estatal espera que las temperaturas medias y el número de días de tres dígitos sigan aumentando.

El calor es mortal. Se le conoce como un asesino silencioso porque sus impactos tienen más matices que los de un tornado o un incendio. Pero el calor mata a más personas que cualquier otro tipo de clima, según la Agencia de Protección Ambiental. Al menos 300 personas murieron en Texas el año pasado a causa del calor, más que cualquier otro año registrado. La mayoría de las muertes ocurrieron en regiones metropolitanas pobladas, como Houston y Dallas Fort-Worth, así como en regiones fronterizas.

"Sabemos que las temperaturas seguirán subiendo. Por lo tanto, estas protecciones deben estar vigentes", dijo Ana González, subdirectora de políticas de la AFL-CIO de Texas.