Indigna a la comunidad homicidio de hispano en Houston

HOUSTON -- Hispanos y otras minorías se han unido al dolor e impotencia de una familia latina que exige justicia por la muerte de John Hernandez, quien el pasado 28 de mayo fue atacado y estrangulado por un hombre anglosajón en una confrontación que sostuvieron afuera de un restaurante.

El pleito entre el ahora fallecido y  Thompson se generó porque, según testigos, Thompson observó a Hernández orinar en el exterior del lugar, hecho que lo habría enfurecido y lo hizo reclamarle.  

Thompson, de 41 años, está casado con Shauna Thompson, trabajadora del departamento del Sheriff  del Condado Harris. De acuerdo a reportes, antes del violento incidente, Hernandez, de 24 años salía del restaurante con su familia, incluyendo un hijo de tres años.

Hernandez, murió tras ser desconectado de una máquina que lo mantenía con vida, en estado de coma, días después de los hechos ocurridos afuera de un Denny's, en la autopista 90 de Houston. de acuerdo a reportes.

El martes, la oficina del médico forense determinó que la muerte del mexicoamericano se debió a estrangulamiento por lo que su fallecimiento fue calificado un homicidio.

El abogado de la familia de Hernández, Randall Kallinen, antes de que se conociera el informe del forense, opinó que el incidente parecía ser un homicidio o asesinato, porque "el hombre lo tiene con un candado en el cuello hasta dejarlo desmayado", dijo ante las cámaras de los medios. 

Scot Courtney, quien representa a Thompson, argumenta que Hernández fue el agresor y golpeó primero a su cliente, quien actuó en "defensa propia".

La oficina del Sheriff de condado de Harris confirmó que durante el incidente, la esposa de Thompson (quien estaba fuera de servicio) llegó al lugar en un vehículo por separado.

CAPTADO EN VIDEO: Circula un video en donde se pueden ver cómo Thompson se monta sobre el cuerpo de Hernández y lo mantiene tirado en el piso, ahorcándolo. En las imágenes, que han sido difundidas a nivel nacional, se ve cómo una mujer en el piso le pide a Thompson que deje de agredir a su víctima.

Vea: El video publicado por Univision.com

El caso ha generado el malestar de la comunidad hispana e incluso han programado acciones en las oficinas del alguacil del condado Harris. 

"No vamos a estar contentos hasta que el hombre que asesinó a John Hernandez a sangre fría sea arrestado", dijo Cesar Espinosa, director de Fiel Houston, una organizacion sin fines de lucro que defiende los derechos de los inmigrantes.

La familia de Hernandez dijo en una conferencia de prensa que no va a descansar hasta que se haga justicia.

"Pedimos justicia. Pedimos que el asesino sea arrestado", dijo Susana Santana, prima del occiso. Gritos de "racista" y "arresten al asesino" fueron escuchados durante el informe a los medios de comunicación.

El Houston Chronicle reportó que integrantes de la comunidad planean una marcha el miércoles a las 11 a.m. de la Plaza Guadalupe a la oficina del Fiscal de Distrito para pedir los arrestos de la agente del Sheriff y su esposo, además de una investigación independiente del incidente.

El mismo martes también se dio a conocer que la oficial Thompson había sido retirada de sus labores como patrullera y asignada a funciones administrativas. 

El pleito entre el ahora fallecido y  Thompson se generó porque, según testigos, Thompson observó a Hernández orinar en el exterior del lugar, hecho que lo habría enfurecido y lo hizo reclamarle.  

Thompson, de 41 años, está casado con Shauna Thompson, trabajadora del departamento del Sheriff  del Condado Harris. De acuerdo a reportes, antes del violento incidente, Hernandez, de 24 años salía del restaurante con su familia, incluyendo un hijo de tres años.

Hernandez, murió tras ser desconectado de una máquina que lo mantenía con vida, en estado de coma, días después de los hechos ocurridos afuera de un Denny's, en la autopista 90 de Houston. de acuerdo a reportes.

El martes, la oficina del médico forense determinó que la muerte del mexicoamericano se debió a estrangulamiento por lo que su fallecimiento fue calificado un homicidio.

El abogado de la familia de Hernández, Randall Kallinen, antes de que se conociera el informe del forense, opinó que el incidente parecía ser un homicidio o asesinato, porque "el hombre lo tiene con un candado en el cuello hasta dejarlo desmayado", dijo ante las cámaras de los medios. 

Scot Courtney, quien representa a Thompson, argumenta que Hernández fue el agresor y golpeó primero a su cliente, quien actuó en "defensa propia".

La oficina del Sheriff de condado de Harris confirmó que durante el incidente, la esposa de Thompson (quien estaba fuera de servicio) llegó al lugar en un vehículo por separado.

CAPTADO EN VIDEO: Circula un video en donde se pueden ver cómo Thompson se monta sobre el cuerpo de Hernández y lo mantiene tirado en el piso, ahorcándolo. En las imágenes, que han sido difundidas a nivel nacional, se ve cómo una mujer en el piso le pide a Thompson que deje de agredir a su víctima.

Vea: El video publicado por Univision.com

El caso ha generado el malestar de la comunidad hispana e incluso han programado acciones en las oficinas del alguacil del condado Harris. 

"No vamos a estar contentos hasta que el hombre que asesinó a John Hernandez a sangre fría sea arrestado", dijo Cesar Espinosa, director de Fiel Houston, una organizacion sin fines de lucro que defiende los derechos de los inmigrantes.

La familia de Hernandez dijo en una conferencia de prensa que no va a descansar hasta que se haga justicia.

"Pedimos justicia. Pedimos que el asesino sea arrestado", dijo Susana Santana, prima del occiso. Gritos de "racista" y "arresten al asesino" fueron escuchados durante el informe a los medios de comunicación.

El Houston Chronicle reportó que integrantes de la comunidad planean una marcha el miércoles a las 11 a.m. de la Plaza Guadalupe a la oficina del Fiscal de Distrito para pedir los arrestos de la agente del Sheriff y su esposo, además de una investigación independiente del incidente.

El mismo martes también se dio a conocer que la oficial Thompson había sido retirada de sus labores como patrullera y asignada a funciones administrativas.