Warning: getimagesize(https://www.hoydallas.com/images/EEUU/SB4-Cartelon-700.jpg): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /home/customer/www/hoydallas.com/public_html/libraries/sourcecoast/openGraph.php on line 420
MALDEF le pide a corte federal que congele la SB4; gobierno federal quiere apoyar a Texas

MALDEF le pide a corte federal que congele la SB4; gobierno federal quiere apoyar a Texas

DALLAS -- MALDEF (Mexican American Legal Defense and Educational Fund) pidió el lunes a un tribunal federal que bloquee la entrada en vigencia de la Ley SB4 de Texas.

La solicitud tiene por objeto impedir que los texanos queden sujetos al impacto negativo y punitivo que la ley produciría si entrara en vigor como está programada para el 1 de septiembre.

Entre otras disposiciones "nocivas", señaló MALDEF, la ley permitiría a las autoridades locales preguntar, sin entrenamiento o causa, sobre el estatus migratorio de las personas que detienen. También limitaría las protecciones de la libertad de expresión permitiendo la remoción o enjuiciamiento de los funcionarios electos que se oponen a la SB4.

MALDEF demandó a Texas en la Corte de Distrito de los Estados Unidos por el Distrito Oeste de Texas a nombre de la Ciudad de San Antonio, el Concejal de San Antonio Rey A. Saldaña, la Asociación de Chicanos en Educación Superior de Texas, Proyecto Defensa Laboral y La Unión Del Pueblo Entero, alegando que la ley viola la Primera, Cuarta y Décimocuarta enmiendas de la Constitución de los Estados Unidos, así como otras disposiciones constitucionales y estatutarias.

El juez federal Orlando García escuchará argumentos sobre la moción en torno a la SB4 el lunes 26 de junio a las 9:30 a.m.

Thomas Sáenz, el presidente de MALDEF, declaró al respecto que, "La SB4 de Texas es una ley estatal sin precedentes que permitiría a los oficiales de policía y agentes del sheriff tomar sus propias decisiones sobre si aplicar la ley federal de inmigración [y cómo la aplican] -un área de derecho en la cual los oficiales están completamente desentrenados".

“Al atar las manos de los departamentos de policía locales, la SB4 amenaza la seguridad de todos los tejanos - los inmigrantes, así como los nacidos en los Estados Unidos”, agregó Nina Perales, vicepresidente de litigio de MALDEF.

“Ya que la SB 4 causaría perjuicio grave e irreparable a los individuos y funcionarios públicos, debería prohibirse su aplicación hasta que se determine la legalidad de la ley. Por lo tanto, MALDEF presentó el lunes por la noche una solicitud en nombre de sus clientes para que se prohiba la aplicación de la SB4 mientras que el tribunal federal determina su constitucionalidad. Esperamos tener una audiencia el próximo lunes donde el tribunal federal pueda considerar la sabiduría de una orden preliminar contra la SB4, incluyendo la evaluación de sus posibles daños y las importantes cuestiones constitucionales sobre su legalidad”, agregó Sáenz.

Texas, que había demandado de manera preventiva a MALDEF junto al Condado de Travis, a la Sheriff del Condado de Travis, a varios concejales de Austin, así como al alcalde Steve Adler, anunció el 16 de junio que retiraba voluntariamente sus proclamas en contra de MALDEF. 

"Texas desechó su frívola demanda sobre la SB4 contra MALDEF, pero todavía sigue demandando a otros de manera inapropiada", declaró MALDEF en Twitter y emitió la siguiente reacción.

GOBIERNO FEDERAL 
El gobierno de Donald Trump informó en privado el lunes del interés que tiene en defender en corte SB4, según confirmaron varias fuentes a Univision Noticias.

El gobierno federal no se convertiría en demandante o demandado si se le permite participar en el caso, declaró a Univision Andre Segura, uno de los abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

La participación del gobierno sería parte de un proceso que, por ley, permite que el Departamento de Justicia envíe a alguno de sus miembros para "atender los intereses de Estados Unidos" en casos abiertos en cualquier corte.

"No me parece inesperado que el gobierno de Estados Unidos quiera exponer sus argumentos en este caso, dada la orden ejecutiva del presidente Trump sobre las ciudades santuario", le dijo Segura a Univision.

Un portavoz confirmó que el Departamento de Justicia está interesado en defender la polémica medida que Greg Abbott firmó y convirtió en ley a principios de mayo. "Estamos evaluando nuestras opciones de litigación en el caso", dijo el vocero Ian Prior.

La solicitud tiene por objeto impedir que los texanos queden sujetos al impacto negativo y punitivo que la ley produciría si entrara en vigor como está programada para el 1 de septiembre.

Entre otras disposiciones "nocivas", señaló MALDEF, la ley permitiría a las autoridades locales preguntar, sin entrenamiento o causa, sobre el estatus migratorio de las personas que detienen. También limitaría las protecciones de la libertad de expresión permitiendo la remoción o enjuiciamiento de los funcionarios electos que se oponen a la SB4.

MALDEF demandó a Texas en la Corte de Distrito de los Estados Unidos por el Distrito Oeste de Texas a nombre de la Ciudad de San Antonio, el Concejal de San Antonio Rey A. Saldaña, la Asociación de Chicanos en Educación Superior de Texas, Proyecto Defensa Laboral y La Unión Del Pueblo Entero, alegando que la ley viola la Primera, Cuarta y Décimocuarta enmiendas de la Constitución de los Estados Unidos, así como otras disposiciones constitucionales y estatutarias.

El juez federal Orlando García escuchará argumentos sobre la moción en torno a la SB4 el lunes 26 de junio a las 9:30 a.m.

Thomas Sáenz, el presidente de MALDEF, declaró al respecto que, "La SB4 de Texas es una ley estatal sin precedentes que permitiría a los oficiales de policía y agentes del sheriff tomar sus propias decisiones sobre si aplicar la ley federal de inmigración [y cómo la aplican] -un área de derecho en la cual los oficiales están completamente desentrenados".

“Al atar las manos de los departamentos de policía locales, la SB4 amenaza la seguridad de todos los tejanos - los inmigrantes, así como los nacidos en los Estados Unidos”, agregó Nina Perales, vicepresidente de litigio de MALDEF.

“Ya que la SB 4 causaría perjuicio grave e irreparable a los individuos y funcionarios públicos, debería prohibirse su aplicación hasta que se determine la legalidad de la ley. Por lo tanto, MALDEF presentó el lunes por la noche una solicitud en nombre de sus clientes para que se prohiba la aplicación de la SB4 mientras que el tribunal federal determina su constitucionalidad. Esperamos tener una audiencia el próximo lunes donde el tribunal federal pueda considerar la sabiduría de una orden preliminar contra la SB4, incluyendo la evaluación de sus posibles daños y las importantes cuestiones constitucionales sobre su legalidad”, agregó Sáenz.

Texas, que había demandado de manera preventiva a MALDEF junto al Condado de Travis, a la Sheriff del Condado de Travis, a varios concejales de Austin, así como al alcalde Steve Adler, anunció el 16 de junio que retiraba voluntariamente sus proclamas en contra de MALDEF. 

"Texas desechó su frívola demanda sobre la SB4 contra MALDEF, pero todavía sigue demandando a otros de manera inapropiada", declaró MALDEF en Twitter y emitió la siguiente reacción.

GOBIERNO FEDERAL 
El gobierno de Donald Trump informó en privado el lunes del interés que tiene en defender en corte SB4, según confirmaron varias fuentes a Univision Noticias.

El gobierno federal no se convertiría en demandante o demandado si se le permite participar en el caso, declaró a Univision Andre Segura, uno de los abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

La participación del gobierno sería parte de un proceso que, por ley, permite que el Departamento de Justicia envíe a alguno de sus miembros para "atender los intereses de Estados Unidos" en casos abiertos en cualquier corte.

"No me parece inesperado que el gobierno de Estados Unidos quiera exponer sus argumentos en este caso, dada la orden ejecutiva del presidente Trump sobre las ciudades santuario", le dijo Segura a Univision.

Un portavoz confirmó que el Departamento de Justicia está interesado en defender la polémica medida que Greg Abbott firmó y convirtió en ley a principios de mayo. "Estamos evaluando nuestras opciones de litigación en el caso", dijo el vocero Ian Prior.