Dallas ISD

Buscan en Killeen a otro soldado de Fort Hood desaparecido: Elder Fernández

21 de agosto de 2020 -- Elder Fernandes, de 23 años, adscrito a la base Fort Hood es buscado por las autoridades locales en Killeen, Texas tras estar desaparecido desde el lunes 17, después de que un sargento lo dejó afuera de su casa. Este viernes por la tarde, trascendió que el joven militar "es la víctima" en un reciente reporte que hizo dentro de la base en un caso de "conducta sexual abusiva" en su contra.

La Policía de Killeen pidió ayuda de la comunidad para dar con su paradero. Fernandes, un sargento, vestía pantalones cortos negros militares y una camiseta. Calzaba zapatos deportivo rojos la tarde que su sargento lo dejó en la cuadra 2700 de la calle Woodlands Dr. en Killeen. Mide 5-4 de estatura y pesa 133 libras aproximadamente.

Su madre está desesperada y tomó un vuelo de la costa este al centro de Texas donde se ubica Fort Hood en su intento por dar con el paradero de su hijo.

"Nuestra principal preocupación es asegurar su seguridad y bienestar", dice un anuncio de la base publicado en Twitter. El sargento Fernandes es un especialista químico nuclear. Su familia es originaria de Cabo Verde, una isla ubicada del Océano Atlántico, en el occidente del continente africano.

ABC 25, reportó que, de acuerdo a la legisladora de su estado natal, Liz Miranda, el automóvil y las pertenencias de Fernandes fueron localizadas. El joven había firmado un nuevo contrato de alquiler, pero no se presentó a recoger las llaves de su apartamento. Las autoridades militares han indicado que no creen que haya "juego sucio" de por medio en el caso.

Su desaparición como miembro activo de Fort Hood se une a una cadena que se remonta al año pasado: el soldado Gregory Wedel-Morales desapareció el 19 de agosto de 2019 (y era considerado desertor), pero sus restos óseos fueron descubiertos el 19 de junio en Killeen, durante la búsqueda de la soldado Vanessa Guillén, quien tenía 20 años de edad.

El 30 de junio, restos humanos de Guillén fueron hallados cerca del río León, a unas 20 millas de Fort Hood. La soldado había desaparecido el 22 de abril en el interior de la base. En documentos acusatorios consta que fue asesinada en el cuarto de armas por un compañero soldado.

Antes, el soldado Brandon Rosecrans, de 27, fue hallado muerto a balazos el 18 de mayo en Harker Heights cerca de su Jeep quemado.

Mejhor Morta, de 26 años, originario de Pensacola, Florida fue reportado desaparecido el 16 de julio y su cuerpo fue hallado al día siguiente cerca del lago Stillhouse Hollow Lake. Se determinó que murió por ahogamiento.

En agosto, un integrante de la Guardia Nacional, originario de Mansfield, suburbio de Dallas/Fort Worth murió durante un entrenamiento en Fort Hood.

La abogada en el caso de Vanessa Guillén, Natalie Khawam anunció que estará representando también a la familia de Fernandes en la investigación.

La Policía de Killeen pidió ayuda de la comunidad para dar con su paradero. Fernandes, un sargento, vestía pantalones cortos negros militares y una camiseta. Calzaba zapatos deportivo rojos la tarde que su sargento lo dejó en la cuadra 2700 de la calle Woodlands Dr. en Killeen. Mide 5-4 de estatura y pesa 133 libras aproximadamente.

Su madre está desesperada y tomó un vuelo de la costa este al centro de Texas donde se ubica Fort Hood en su intento por dar con el paradero de su hijo.

"Nuestra principal preocupación es asegurar su seguridad y bienestar", dice un anuncio de la base publicado en Twitter. El sargento Fernandes es un especialista químico nuclear. Su familia es originaria de Cabo Verde, una isla ubicada del Océano Atlántico, en el occidente del continente africano.

ABC 25, reportó que, de acuerdo a la legisladora de su estado natal, Liz Miranda, el automóvil y las pertenencias de Fernandes fueron localizadas. El joven había firmado un nuevo contrato de alquiler, pero no se presentó a recoger las llaves de su apartamento. Las autoridades militares han indicado que no creen que haya "juego sucio" de por medio en el caso.

Su desaparición como miembro activo de Fort Hood se une a una cadena que se remonta al año pasado: el soldado Gregory Wedel-Morales desapareció el 19 de agosto de 2019 (y era considerado desertor), pero sus restos óseos fueron descubiertos el 19 de junio en Killeen, durante la búsqueda de la soldado Vanessa Guillén, quien tenía 20 años de edad.

El 30 de junio, restos humanos de Guillén fueron hallados cerca del río León, a unas 20 millas de Fort Hood. La soldado había desaparecido el 22 de abril en el interior de la base. En documentos acusatorios consta que fue asesinada en el cuarto de armas por un compañero soldado.

Antes, el soldado Brandon Rosecrans, de 27, fue hallado muerto a balazos el 18 de mayo en Harker Heights cerca de su Jeep quemado.

Mejhor Morta, de 26 años, originario de Pensacola, Florida fue reportado desaparecido el 16 de julio y su cuerpo fue hallado al día siguiente cerca del lago Stillhouse Hollow Lake. Se determinó que murió por ahogamiento.

En agosto, un integrante de la Guardia Nacional, originario de Mansfield, suburbio de Dallas/Fort Worth murió durante un entrenamiento en Fort Hood.

La abogada en el caso de Vanessa Guillén, Natalie Khawam anunció que estará representando también a la familia de Fernandes en la investigación.