Vanessa Guillén: "Un ángel" con dos madres a las que amaba por igual

Alma García perdió parcialmente la voz durante julio tras las emociones que se le anudaron en la garganta al decidir no comunicarle de inmediato a su hermana gemela Gloria la confirmación de la muerte de Vanessa Guillén. La familia había viajado a Washington después de más de dos meses de la desaparición de la joven soldado que el 22 de abril alrededor de las 11 a.m. dejó de responder a los mensajes y llamadas de sus más allegados.

Adscrita a la base militar Fort Hood, cerca de Austin, Texas, Vanessa tenía planeado ir a escalar ese día, un miércoles. Era una joven fuerte y activa, aunque al mismo tiempo dócil y tierna. En vez de ello, inesperadamente fue llamada a realizar ciertas tareas al cuarto de armas y el resto ya es historia: Un rompecabezas sin terminar, el cual su madre se niega a dejar inconcluso al mismo tiempo que honra la vida de su ser querido.

Para su tía Alma, Vanessa es una mártir por la forma en que partió de este mundo; para su madre, sin duda alguna, es un ángel.

"Esa niña tan hermosa fue mandada por Dios por una misión y se ha convertido en un verdadero ángel", dice Gloria Guillén, quien recuerda que Vanessa le regalaba por igual a su madre y a su tía en sus cumpleaños: Una flor, chocolates Hershey's y un billete de $20 a cada una. "Mi hermana sabe peinar trenzas, 'Vamos a que me peine mi tía, ah, no, mi mami, llévame que me peine'; (decía su hija)... siempre iba a que la peinara y le hiciera sus trencitas. Y siempre la miró con mucho amor. Y por esos somos las dos mamás, al fin gemelas".

Tras una escasa cobertura en los medios nacionales al principio de su desaparición -en medio del confinamiento por la pandemia del Coronavirus y el homicidio de George Floyd, el reporte de la muerte de la joven de apenas 20 años sacudió a millones de familias, mayormente hispanas, en Estados Unidos y se produjeron muestras de solidaridad desde varias partes del mundo, incluida una vigilia en Alemania y varias en el estado natal de sus padres, en Zacatecas.

Las denuncias que hizo su madre sobre las quejas de Vanessa -de que era acosada sexualmente antes de ser cruelmente asesinada- inspiraron a miles a compartir historias similares de acoso y agresión sexual en las fuerzas armadas y las muestras de apoyo de civiles y funcionarios públicos se fueron multiplicando, con excepción del gobernador de Texas, quien no ha dicho nada públicamente respecto al caso.

Video: Chocolates y gorditas para Vanessa Guillén

"Ella está dejando huella en todo ser humano, pero la está dejando especialmente en el corazón. Dios permitió esto porque va a hacer algo para toda la nación, para todo el mundo, porque no es normal que esté pasando todo esto. Lo de Vanessa fue [de] una mártir", dijo García acerca de su amada sobrina, durante una protesta pacífica en Kelleen, Texas afuera de una de las entradas a Fort Hood.

"Hoy hubiera sido el cumpleaños 21 de Vanessa Guillén. Su historia produjo un movimiento, y ahora nos toca a nosotros luchar por un cambio real y justicia a nombre suyo y de los muchas que inspiró. Me honra co-liderar una legislación en nombre suyo", publicó en sus espacios de redes sociales la congresista federal Sylvia García (de Houston), quien ha apoyado a la familia desde hace varios meses.

Lupe Guillén: La influencia de Vanessa Guillén

"El cumpleaños de Vanessa se celebrará con una homilia por el padre y una Danza Zacatecana", adelantó la madre de la soldado. "Y yo rezaré mi rosario en nombre de mi niña en mi casa", dijo Guillén a HOY Dallas en un mensaje de texto.

"Les daremos pastel y pizza, agua y jugos a las personas que nos acompañen, porque a mi hija le encantaba el pastel y los jugos".

Con información de los archivos de HOY Dallas.

Adscrita a la base militar Fort Hood, cerca de Austin, Texas, Vanessa tenía planeado ir a escalar ese día, un miércoles. Era una joven fuerte y activa, aunque al mismo tiempo dócil y tierna. En vez de ello, inesperadamente fue llamada a realizar ciertas tareas al cuarto de armas y el resto ya es historia: Un rompecabezas sin terminar, el cual su madre se niega a dejar inconcluso al mismo tiempo que honra la vida de su ser querido.

Para su tía Alma, Vanessa es una mártir por la forma en que partió de este mundo; para su madre, sin duda alguna, es un ángel.

"Esa niña tan hermosa fue mandada por Dios por una misión y se ha convertido en un verdadero ángel", dice Gloria Guillén, quien recuerda que Vanessa le regalaba por igual a su madre y a su tía en sus cumpleaños: Una flor, chocolates Hershey's y un billete de $20 a cada una. "Mi hermana sabe peinar trenzas, 'Vamos a que me peine mi tía, ah, no, mi mami, llévame que me peine'; (decía su hija)... siempre iba a que la peinara y le hiciera sus trencitas. Y siempre la miró con mucho amor. Y por esos somos las dos mamás, al fin gemelas".

Tras una escasa cobertura en los medios nacionales al principio de su desaparición -en medio del confinamiento por la pandemia del Coronavirus y el homicidio de George Floyd, el reporte de la muerte de la joven de apenas 20 años sacudió a millones de familias, mayormente hispanas, en Estados Unidos y se produjeron muestras de solidaridad desde varias partes del mundo, incluida una vigilia en Alemania y varias en el estado natal de sus padres, en Zacatecas.

Las denuncias que hizo su madre sobre las quejas de Vanessa -de que era acosada sexualmente antes de ser cruelmente asesinada- inspiraron a miles a compartir historias similares de acoso y agresión sexual en las fuerzas armadas y las muestras de apoyo de civiles y funcionarios públicos se fueron multiplicando, con excepción del gobernador de Texas, quien no ha dicho nada públicamente respecto al caso.

Video: Chocolates y gorditas para Vanessa Guillén

"Ella está dejando huella en todo ser humano, pero la está dejando especialmente en el corazón. Dios permitió esto porque va a hacer algo para toda la nación, para todo el mundo, porque no es normal que esté pasando todo esto. Lo de Vanessa fue [de] una mártir", dijo García acerca de su amada sobrina, durante una protesta pacífica en Kelleen, Texas afuera de una de las entradas a Fort Hood.

"Hoy hubiera sido el cumpleaños 21 de Vanessa Guillén. Su historia produjo un movimiento, y ahora nos toca a nosotros luchar por un cambio real y justicia a nombre suyo y de los muchas que inspiró. Me honra co-liderar una legislación en nombre suyo", publicó en sus espacios de redes sociales la congresista federal Sylvia García (de Houston), quien ha apoyado a la familia desde hace varios meses.

Lupe Guillén: La influencia de Vanessa Guillén

"El cumpleaños de Vanessa se celebrará con una homilia por el padre y una Danza Zacatecana", adelantó la madre de la soldado. "Y yo rezaré mi rosario en nombre de mi niña en mi casa", dijo Guillén a HOY Dallas en un mensaje de texto.

"Les daremos pastel y pizza, agua y jugos a las personas que nos acompañen, porque a mi hija le encantaba el pastel y los jugos".

Con información de los archivos de HOY Dallas.