Vivió para contarla: Adolescente hispano recibe una camioneta nueva tras sobrevivir a un tornado

En medio de la tormenta, de alguna forma reinó la calma. Fue algo que ocurrió en cuestión de segundos, una semivolcadura a la izquierda, varios giros sobre el pavimento y súbitamente el equilibrio recuperado... A un adolescente hispano le tocó muy de cerca el peligro, pero pudo vivir para contar la historia.

Riley León, hijo de padres mexicanos sobrevivió al embate de un tornado a bordo de su camioneta el pasado lunes 21 de marzo cuando salía de una entrevista de trabajo cerca de Austin. Las imágenes del impresionante episodio fueron captadas en video por el fotoperiodista Brian Emfinger y se volvieron virales, al grado que Chevrolet y uno de sus concesionarios anunciaron en cuestión de días que le regalarían un vehículo nuevo al joven hispano.

De 16 años y estudiante en una escuela chárter, León conducía una Chevy Silverado 2005 cuando uno de los tornados que azotó la región del centro de Texas el lunes 21 de marzo arremolinó a su vehículo, hizo que se volcara sobre su costado izquierdo y girara varias veces antes de regresarlo a su posición normal. Con el adolescente a bordo como único pasajero, el percance a primera vista no pasó de pérdidas materiales: unos vidrios rotos y los raspones del lado del pasajero de la camioneta, mientras que Riley sufrió algunas cortaduras en su brazo izquierdo y varios días después un dolor en la espalda que resultó en una fractura en la espalda.

Una de las primeras decisiones que tomó después de retomar el camino tras la volcadura fue "salirme de la calle para no causar otro accidente mas grave", dijo en una entevista que dio a bordo de su nueva camioneta el sábado antes del mediodía en Fort Worth. A la primera persona que le telefoneó fue a su madre, precisó.

Nunca había conducido durante una tormenta, ni mucho menos en medio un tornado, aclaró. "Fue la primera vez y pues a mí me tocó [estar en medio] y gracias a Dios estamos vivos. Fue muy rápido, me sorprendió, nunca pensé que eso iba a pasar". A la misma pregunta en inglés respondió añadiendo que espera además, sea la última vez.

También confirmó a HOY Dallas que en ese accidente tan inesperado llevaba puesto el cinturón de seguridad. "Pónganse el cinto", dijo con cierta timidez pero seguro de su mensaje, cuando se le pidió que hablara sobre ello a los jóvenes. "El cinto ayuda mucho", afirmó.

Además de confirmar que obtuvo el empleo que buscaba en la hamburguesería (Whataburger) también habló del objetivo que tiene de continuar sus estudios para poder cumplir el sueño de sus padres.

"Mi pasión es 'weldear' (soldar) y la construcción, a lo mejor agarro una carrera de eso", dijo. Sus padres le han inculcado "ser humilde, siempre tener la cabeza en alto y no dejar que ningún problema nos baje (el ánimo), a seguir trabajando. La vida se pone mejor en el futuro".

El concesionario Bruce Lowrie le entregó a la familia León un cheque adicional por $15,000 dólares y un agente de seguros del área, Alex Ruiz. le obsequió una póliza de cobertura que le podrá añadir a la camioneta. Un oftalmólogo (Richard Chu) por su parte, le extendió un certificado que podrá hacer válido cuando cumpla 18 años para una cirugía de visión láser.

"Es un muchacho lleno de bendiciones" dijo Mary Ann Johnson, quien llegó con su esposo a ver la entrega de la Silverado. También, una representante de las escuelas "Idea" del Condado de Tarrant presenció con emoción el momento de la entrega del vehículo e informó que Riley asiste a una preparatoria de dicho sistema en Austin.

A la camioneta sobreviviente "le pusieron la Roja", compartió Riley. Y "ahorita la tienen como la troca del tornado", agregó sonriendo. Es un vehículo que fue adquirido desde antes del nacimiento de la hermana menor de Riley y tiene un valor sentimental, sostuvo el joven. "Ha estado con la familia por una generación y le ayudó a mi padre a obtener la casa en la que vivimos. Yo trabajé mucho para terminar de pagarla, significa mucho".

Su padre, Alfonso Zamora, afirmó que lo más importante es que tiene a su hijo con vida. Chevy Cares anunció que también donaría $50,000 al Fondo de Alivio de Desastres de la Cruz Roja estadounidense.

Riley León, hijo de padres mexicanos sobrevivió al embate de un tornado a bordo de su camioneta el pasado lunes 21 de marzo cuando salía de una entrevista de trabajo cerca de Austin. Las imágenes del impresionante episodio fueron captadas en video por el fotoperiodista Brian Emfinger y se volvieron virales, al grado que Chevrolet y uno de sus concesionarios anunciaron en cuestión de días que le regalarían un vehículo nuevo al joven hispano.

De 16 años y estudiante en una escuela chárter, León conducía una Chevy Silverado 2005 cuando uno de los tornados que azotó la región del centro de Texas el lunes 21 de marzo arremolinó a su vehículo, hizo que se volcara sobre su costado izquierdo y girara varias veces antes de regresarlo a su posición normal. Con el adolescente a bordo como único pasajero, el percance a primera vista no pasó de pérdidas materiales: unos vidrios rotos y los raspones del lado del pasajero de la camioneta, mientras que Riley sufrió algunas cortaduras en su brazo izquierdo y varios días después un dolor en la espalda que resultó en una fractura en la espalda.

Una de las primeras decisiones que tomó después de retomar el camino tras la volcadura fue "salirme de la calle para no causar otro accidente mas grave", dijo en una entevista que dio a bordo de su nueva camioneta el sábado antes del mediodía en Fort Worth. A la primera persona que le telefoneó fue a su madre, precisó.

Nunca había conducido durante una tormenta, ni mucho menos en medio un tornado, aclaró. "Fue la primera vez y pues a mí me tocó [estar en medio] y gracias a Dios estamos vivos. Fue muy rápido, me sorprendió, nunca pensé que eso iba a pasar". A la misma pregunta en inglés respondió añadiendo que espera además, sea la última vez.

También confirmó a HOY Dallas que en ese accidente tan inesperado llevaba puesto el cinturón de seguridad. "Pónganse el cinto", dijo con cierta timidez pero seguro de su mensaje, cuando se le pidió que hablara sobre ello a los jóvenes. "El cinto ayuda mucho", afirmó.

Además de confirmar que obtuvo el empleo que buscaba en la hamburguesería (Whataburger) también habló del objetivo que tiene de continuar sus estudios para poder cumplir el sueño de sus padres.

"Mi pasión es 'weldear' (soldar) y la construcción, a lo mejor agarro una carrera de eso", dijo. Sus padres le han inculcado "ser humilde, siempre tener la cabeza en alto y no dejar que ningún problema nos baje (el ánimo), a seguir trabajando. La vida se pone mejor en el futuro".

El concesionario Bruce Lowrie le entregó a la familia León un cheque adicional por $15,000 dólares y un agente de seguros del área, Alex Ruiz. le obsequió una póliza de cobertura que le podrá añadir a la camioneta. Un oftalmólogo (Richard Chu) por su parte, le extendió un certificado que podrá hacer válido cuando cumpla 18 años para una cirugía de visión láser.

"Es un muchacho lleno de bendiciones" dijo Mary Ann Johnson, quien llegó con su esposo a ver la entrega de la Silverado. También, una representante de las escuelas "Idea" del Condado de Tarrant presenció con emoción el momento de la entrega del vehículo e informó que Riley asiste a una preparatoria de dicho sistema en Austin.

A la camioneta sobreviviente "le pusieron la Roja", compartió Riley. Y "ahorita la tienen como la troca del tornado", agregó sonriendo. Es un vehículo que fue adquirido desde antes del nacimiento de la hermana menor de Riley y tiene un valor sentimental, sostuvo el joven. "Ha estado con la familia por una generación y le ayudó a mi padre a obtener la casa en la que vivimos. Yo trabajé mucho para terminar de pagarla, significa mucho".

Su padre, Alfonso Zamora, afirmó que lo más importante es que tiene a su hijo con vida. Chevy Cares anunció que también donaría $50,000 al Fondo de Alivio de Desastres de la Cruz Roja estadounidense.