Warning: getimagesize(https://www.hoydallas.com/images/EEUU/0720_Medicaid.webp): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /home/customer/www/hoydallas.com/public_html/libraries/sourcecoast/openGraph.php on line 420
La confusión y el estrés abundan para 500,000 texanos expulsados de Medicaid

La confusión y el estrés abundan para 500,000 texanos expulsados de Medicaid

Maricela Delcid ha guiado durante siete años a texanos a través de campo minado de las solicitudes de Medicaid, superando barreras del lenguaje y asuntos de documentación en un centro comunitario en Houston. Pero sus clientes nunca han estado más confusos o frustrados que ahora, desde que el estado empezó a expulsar a gente del programa después de un periodo de años de cobertura continua.

Durante la pandemia, los reglamentos federales prohibieron a los estados retirar a las personas de Medicaid, lo que permitió a unos 3 millones de texanos el acceso a la cobertura continua de seguro médico que habrían perdido regularmente a partir de marzo de 2020. Pero la nueva legislación de financiación federal eliminó estas protecciones en abril, y el estado inició el proceso de retirar a las personas que creyó inelegibles.

Medio millón de texanos, principalmente niños, pero también adultos discapacitados y mujeres que dieron a luz recientemente, han perdido la cobertura desde entonces, quedándose en el limbo sin acceso a tratamiento médico. Algunos ya no eran elegibles durante la pandemia, ya fueran niños que habían superado la edad del programa, madres que ya habían pasado el tiempo de la cobertura prenatal o quienes excedieron el límite estricto de ingresos de Texas. Pero muchos siguieron siendo elegibles y fueron expulsados como resultado de problemas de procedimiento, como no recibir mensajes del estado, responderlos tarde o no incluir la documentación correcta en su solicitud de renovación.

Ahora, los centros de salud comunitarios se están preparando para una avalancha de personas que no saben que su cobertura ha terminado, y los centros que ayudan a clientes a navegar por Medicaid los ven abrumados por el proceso.

Muchos de los clientes de Delcid son padres a cuyos hijos se les negó, aprobó y volvió a negar Medicaid dentro de un período de dos semanas después de depender de él durante la pandemia. Algunos enviaron su solicitud por correo con un día de retraso y ahora tienen que reiniciar todo el proceso; otros no tenían la información exacta del empleador de los últimos años y se les negó.

"Llega al punto en que los clientes simplemente no quieren presentar una solicitud y dicen: 'Simplemente vamos a dejarlo', lo cual no está bien", dijo Delcid, quien brinda asistencia comunitaria para Epiphany Community Health Outreach Services en Houston, conocido como ECHOS, un grupo basado en la iglesia que ayuda a los inmigrantes y refugiados en el área a acceder a los servicios.

"No es bueno que se rindan solo porque es confuso y estresante", agregó. Pero la mayoría de los clientes que han sido expulsados, dijo Delcid, aún deberían ser elegibles.

Una de las clientas de Delcid, Erika, quien pidió que su apellido fuera omitido, dijo que ha pasado los dos meses anteriores tratando de regresar a su hija de 15 años, Yuren, y a Yaretzi, de cinco, en Medicaid.

"¿Qué tal si se enferman?", preguntó Erika. "¿Cómo voy a poder pagar los medicamentos, las visitas al médico o algo por el estilo?".

Erika dijo que envió sus documentos el 16 de mayo, un día después de la fecha límite del estado, y ahora se le pide que reinicie el proceso de solicitud.

"Es realmente injusto para los clientes porque no entienden que de repente tienen que volver a presentar una solicitud", dijo Cathy Moore, directora ejecutiva de ECHOS. "Ya no es una renovación cuando se renueva todo lo que han hecho, por lo que para las personas que no leen periódicos, es un proceso muy difícil de navegar, de entender, incluso saber qué está pasando".

Para las personas que ya no son elegibles, a los defensores les preocupa que no puedan acceder a otras opciones porque el estado no les brinda alternativas. Existe una política de 90 días de cobertura retroactiva, pero requiere que los solicitantes pasen por muchos obstáculos y es "incómodo" de acceder, dijo Adrienne Lloyd, gerente de políticas de salud de Children's Defense Fund-Texas.

De cualquier manera, el estado se está causando más problemas, dijo Lloyd.

"Si está expulsando a muchos niños elegibles, es de esperar que eventualmente tengan que volver, y eso es solo mucho más trabajo administrativo y, en última instancia, agrega más dólares para que el estado los gaste", dijo Lloyd. "Una de las cosas en las que realmente hemos estado insistiendo es que Texas va muy rápido, innecesariamente rápido, en este plan".

Texas es uno de los 11 estados que no ha ampliado Medicaid y tiene una inscripción relativamente baja debido a eso. El estado tiene la tasa más alta de residentes sin seguro en el país.

“¿Qué pasa si se enferman?” Erika dijo. “¿Cómo voy a poder pagar los medicamentos, las visitas al médico o algo por el estilo?”.

Erika dijo que envió sus documentos el 16 de mayo, un día después de la fecha límite del estado, y ahora se le pide que reinicie el proceso de solicitud.

Lea el resto del artículo en inglés: Texas Tribune.

Durante la pandemia, los reglamentos federales prohibieron a los estados retirar a las personas de Medicaid, lo que permitió a unos 3 millones de texanos el acceso a la cobertura continua de seguro médico que habrían perdido regularmente a partir de marzo de 2020. Pero la nueva legislación de financiación federal eliminó estas protecciones en abril, y el estado inició el proceso de retirar a las personas que creyó inelegibles.

Medio millón de texanos, principalmente niños, pero también adultos discapacitados y mujeres que dieron a luz recientemente, han perdido la cobertura desde entonces, quedándose en el limbo sin acceso a tratamiento médico. Algunos ya no eran elegibles durante la pandemia, ya fueran niños que habían superado la edad del programa, madres que ya habían pasado el tiempo de la cobertura prenatal o quienes excedieron el límite estricto de ingresos de Texas. Pero muchos siguieron siendo elegibles y fueron expulsados como resultado de problemas de procedimiento, como no recibir mensajes del estado, responderlos tarde o no incluir la documentación correcta en su solicitud de renovación.

Ahora, los centros de salud comunitarios se están preparando para una avalancha de personas que no saben que su cobertura ha terminado, y los centros que ayudan a clientes a navegar por Medicaid los ven abrumados por el proceso.

Muchos de los clientes de Delcid son padres a cuyos hijos se les negó, aprobó y volvió a negar Medicaid dentro de un período de dos semanas después de depender de él durante la pandemia. Algunos enviaron su solicitud por correo con un día de retraso y ahora tienen que reiniciar todo el proceso; otros no tenían la información exacta del empleador de los últimos años y se les negó.

"Llega al punto en que los clientes simplemente no quieren presentar una solicitud y dicen: 'Simplemente vamos a dejarlo', lo cual no está bien", dijo Delcid, quien brinda asistencia comunitaria para Epiphany Community Health Outreach Services en Houston, conocido como ECHOS, un grupo basado en la iglesia que ayuda a los inmigrantes y refugiados en el área a acceder a los servicios.

"No es bueno que se rindan solo porque es confuso y estresante", agregó. Pero la mayoría de los clientes que han sido expulsados, dijo Delcid, aún deberían ser elegibles.

Una de las clientas de Delcid, Erika, quien pidió que su apellido fuera omitido, dijo que ha pasado los dos meses anteriores tratando de regresar a su hija de 15 años, Yuren, y a Yaretzi, de cinco, en Medicaid.

"¿Qué tal si se enferman?", preguntó Erika. "¿Cómo voy a poder pagar los medicamentos, las visitas al médico o algo por el estilo?".

Erika dijo que envió sus documentos el 16 de mayo, un día después de la fecha límite del estado, y ahora se le pide que reinicie el proceso de solicitud.

"Es realmente injusto para los clientes porque no entienden que de repente tienen que volver a presentar una solicitud", dijo Cathy Moore, directora ejecutiva de ECHOS. "Ya no es una renovación cuando se renueva todo lo que han hecho, por lo que para las personas que no leen periódicos, es un proceso muy difícil de navegar, de entender, incluso saber qué está pasando".

Para las personas que ya no son elegibles, a los defensores les preocupa que no puedan acceder a otras opciones porque el estado no les brinda alternativas. Existe una política de 90 días de cobertura retroactiva, pero requiere que los solicitantes pasen por muchos obstáculos y es "incómodo" de acceder, dijo Adrienne Lloyd, gerente de políticas de salud de Children's Defense Fund-Texas.

De cualquier manera, el estado se está causando más problemas, dijo Lloyd.

"Si está expulsando a muchos niños elegibles, es de esperar que eventualmente tengan que volver, y eso es solo mucho más trabajo administrativo y, en última instancia, agrega más dólares para que el estado los gaste", dijo Lloyd. "Una de las cosas en las que realmente hemos estado insistiendo es que Texas va muy rápido, innecesariamente rápido, en este plan".

Texas es uno de los 11 estados que no ha ampliado Medicaid y tiene una inscripción relativamente baja debido a eso. El estado tiene la tasa más alta de residentes sin seguro en el país.

“¿Qué pasa si se enferman?” Erika dijo. “¿Cómo voy a poder pagar los medicamentos, las visitas al médico o algo por el estilo?”.

Erika dijo que envió sus documentos el 16 de mayo, un día después de la fecha límite del estado, y ahora se le pide que reinicie el proceso de solicitud.

Lea el resto del artículo en inglés: Texas Tribune.