Tuberías viejas causan pérdidas de millones de galones de agua cada año a ciudades en Texas

Tuberías viejas causan pérdidas de millones de galones de agua cada año a ciudades en Texas

FOTO: Texas Tribune

Las ciudades más pobladas de Texas perdieron aproximadamente 88 mil millones de galones de agua el año pasado debido a infraestructura deteriorada y al calor extremo, lo que les generó millones de dólares en pérdidas y limitó su suministro de agua, de acuerdo a auditorías de pérdida de aguas auto-reportadas.

Los documentos muestran que las municipalidades más grandes no son inmunes a asuntos de agua que son vistos a menudos en comunidades más pequeñas y con menos recursos alrededor del estado. Excepto una, todas las ciudades grandes vió un incremento en pérdida de agua respecto a las auditorías del año pasado.

Mientras que unas ciudades están perdiendo agua debido a medidores inexactos u otros problemas de datos, los principales factores son fugas y roturas de tubería.

Aquí está la cantidad de pérdidas de cada una de las ciudades más grandes de Texas de acuerdo a sus propias auditorías

Houston: 31.8 mil millones
San Antonio: 19.5 mil millones
Dallas: 17.6 mil millones
Austin: 7.1 mil millones
Fort Worth: 5.9 mil millones
El Paso: 4.8 mil millones

Houston, San Antonio, Dallas, Austin, Fort Worth y El Paso deben de someter auditorías de pérdidas de agua a la Junta de Desarrollo del Agua de Texas anualmente. Otras agencias de agua deben hacer auditorías solamente cada cinco años, al menos de que la ciudad tenga más de 3,300 conexiones o reciba dinero de la junta.

"Lo que tenemos ahora no es sustentable o sostenible", dijo Jennifer Walker, directora del Programa de Agua y Costa de Texas de la Federación Nacional de Vida Silvestre.

Las ciudades de Houston y Dallas vieron el mayor aumento en pérdida de agua reportado. Houston vio un aumento de 30% respecto a la auditoría del año pasado, mientras que Dallas vio una alza de 18%.

Houston es la ciudad más grandemente poblada del estado, hogar de unos 2.3 millones de residentes; perdió alrededor de 31 mil millones de galones de agua el año pasado.

La agencia de Obras Públicas de Houston culpa del aumento a la larga sequía de la región experimentada entre junio de 2022 a diciembre de 2023. Las sequías hacen que la arcilla del suelo se seque y se encoja, lo que causa tensión en las líneas de agua más antiguas y las hace más propensas a romperse y tener fugas. Las autoridades dijeron que esto, combinado con una infraestructura obsoleta, provocó un aumento significativo de las fugas de agua en toda la ciudad.

"HPW seguirá buscando todas las opciones disponibles de financiamiento para reemplazar la infraestructura vieja", dijo el vocero de Houston.

La infraestructura no es un problema único de Houston. Los funcionarios de Dallas dijeron que solamente esperaban un 4% de aumento en pérdida de agua en 2023 y en vez de ello, vieron un aumento de dobles dígitos.

Un vocero de los Servicios de Agua de Dallas dijo que la ciudad está investigando la causa del aumento y "revisando récords para garantizar que todos los usos autorizados no facturados/no medidos disponibles fueron propiamente contabilizados para el cálculo de 2023".

Al otro lado del norte de Texas, Fort Worth experimentó un aumento de 5.6 mil millones de galones perdidos en 2022 a 5.9 mil millones de galones en 2023, perdiendo Cowtown más de $8 millones.

Walker, de la Federación Nacional de Vida Silvestre, dijo que las cifras también están aumentando porque las ciudades están mejorando al informar sobre la pérdida de agua.

Fort Worth tiene un "programa MyH2O" que cambió todos los medidores de lectura manual con medidores de lectura remota e implementó un Plan de Gestión de Pérdidas de Agua Real en 2020 para centrar los esfuerzos de la ciudad relacionados con los estudios de fugas, la detección de fugas y la creación de áreas de medición distritales.

"En realidad, es un testimonio de cómo estamos utilizando los datos disponibles para tomar mejores decisiones y mejorar los informes con un mayor nivel de confianza", dijo Micah Reed, Gerente de Conservación de Agua de Fort Worth.

El año pasado, los votantes aprobaron una propuesta que creaba un nuevo fondo específicamente para proyectos de infraestructura hídrica supervisados ​​por la Junta de Desarrollo Hídrico de Texas.

La agencia ahora tiene mil millones de dólares para invertir en proyectos que abordan diversos problemas, desde la pérdida y la calidad del agua hasta la adquisición de nuevas fuentes de agua y la solución del deterioro de las tuberías de Texas. Es la mayor inversión en infraestructura hídrica realizada por legisladores estatales desde 2013.

Walker llama a los mil millones de dólares una "gota en el cubo".

Texas 2036, un grupo de expertos con sede en Austin, anticipa que el estado tenga la necesidad de gastar más de $150 mil millones durante los próximos 50 años en infraestructura hídrica.

Si bien parte del Fondo de Agua de Texas debe centrarse en proyectos en áreas rurales con poblaciones de menos de 150,000 habitantes, Walker dijo que las ciudades más grandes también podrían recibir algo de financiamiento.

Los documentos muestran que las municipalidades más grandes no son inmunes a asuntos de agua que son vistos a menudos en comunidades más pequeñas y con menos recursos alrededor del estado. Excepto una, todas las ciudades grandes vió un incremento en pérdida de agua respecto a las auditorías del año pasado.

Mientras que unas ciudades están perdiendo agua debido a medidores inexactos u otros problemas de datos, los principales factores son fugas y roturas de tubería.

Aquí está la cantidad de pérdidas de cada una de las ciudades más grandes de Texas de acuerdo a sus propias auditorías

Houston: 31.8 mil millones
San Antonio: 19.5 mil millones
Dallas: 17.6 mil millones
Austin: 7.1 mil millones
Fort Worth: 5.9 mil millones
El Paso: 4.8 mil millones

Houston, San Antonio, Dallas, Austin, Fort Worth y El Paso deben de someter auditorías de pérdidas de agua a la Junta de Desarrollo del Agua de Texas anualmente. Otras agencias de agua deben hacer auditorías solamente cada cinco años, al menos de que la ciudad tenga más de 3,300 conexiones o reciba dinero de la junta.

"Lo que tenemos ahora no es sustentable o sostenible", dijo Jennifer Walker, directora del Programa de Agua y Costa de Texas de la Federación Nacional de Vida Silvestre.

Las ciudades de Houston y Dallas vieron el mayor aumento en pérdida de agua reportado. Houston vio un aumento de 30% respecto a la auditoría del año pasado, mientras que Dallas vio una alza de 18%.

Houston es la ciudad más grandemente poblada del estado, hogar de unos 2.3 millones de residentes; perdió alrededor de 31 mil millones de galones de agua el año pasado.

La agencia de Obras Públicas de Houston culpa del aumento a la larga sequía de la región experimentada entre junio de 2022 a diciembre de 2023. Las sequías hacen que la arcilla del suelo se seque y se encoja, lo que causa tensión en las líneas de agua más antiguas y las hace más propensas a romperse y tener fugas. Las autoridades dijeron que esto, combinado con una infraestructura obsoleta, provocó un aumento significativo de las fugas de agua en toda la ciudad.

"HPW seguirá buscando todas las opciones disponibles de financiamiento para reemplazar la infraestructura vieja", dijo el vocero de Houston.

La infraestructura no es un problema único de Houston. Los funcionarios de Dallas dijeron que solamente esperaban un 4% de aumento en pérdida de agua en 2023 y en vez de ello, vieron un aumento de dobles dígitos.

Un vocero de los Servicios de Agua de Dallas dijo que la ciudad está investigando la causa del aumento y "revisando récords para garantizar que todos los usos autorizados no facturados/no medidos disponibles fueron propiamente contabilizados para el cálculo de 2023".

Al otro lado del norte de Texas, Fort Worth experimentó un aumento de 5.6 mil millones de galones perdidos en 2022 a 5.9 mil millones de galones en 2023, perdiendo Cowtown más de $8 millones.

Walker, de la Federación Nacional de Vida Silvestre, dijo que las cifras también están aumentando porque las ciudades están mejorando al informar sobre la pérdida de agua.

Fort Worth tiene un "programa MyH2O" que cambió todos los medidores de lectura manual con medidores de lectura remota e implementó un Plan de Gestión de Pérdidas de Agua Real en 2020 para centrar los esfuerzos de la ciudad relacionados con los estudios de fugas, la detección de fugas y la creación de áreas de medición distritales.

"En realidad, es un testimonio de cómo estamos utilizando los datos disponibles para tomar mejores decisiones y mejorar los informes con un mayor nivel de confianza", dijo Micah Reed, Gerente de Conservación de Agua de Fort Worth.

El año pasado, los votantes aprobaron una propuesta que creaba un nuevo fondo específicamente para proyectos de infraestructura hídrica supervisados ​​por la Junta de Desarrollo Hídrico de Texas.

La agencia ahora tiene mil millones de dólares para invertir en proyectos que abordan diversos problemas, desde la pérdida y la calidad del agua hasta la adquisición de nuevas fuentes de agua y la solución del deterioro de las tuberías de Texas. Es la mayor inversión en infraestructura hídrica realizada por legisladores estatales desde 2013.

Walker llama a los mil millones de dólares una "gota en el cubo".

Texas 2036, un grupo de expertos con sede en Austin, anticipa que el estado tenga la necesidad de gastar más de $150 mil millones durante los próximos 50 años en infraestructura hídrica.

Si bien parte del Fondo de Agua de Texas debe centrarse en proyectos en áreas rurales con poblaciones de menos de 150,000 habitantes, Walker dijo que las ciudades más grandes también podrían recibir algo de financiamiento.