Llaman a votar propuesta de bonos para construir nuevas escuelas en el Dallas ISD

DALLAS – Los integrantes de la Junta Escolar del Dallas ISD esperan que el próximo 3 de noviembre los electores aprueben una propuesta de un paquete de bonos por $1600 millones que quieren utilizar para  construir nuevas escuelas, remplazar otras y hacerle mejoras a instalaciones y estructuras del Distrito sin aumentar la tasa de impuestos que pagan los contribuyentes.

“No va a haber nuevos impuestos dentro de lo que ya recaudamos anualmente. Tenemos la capacidad con ese porcentaje de pagar estos bonos {de deuda} a 20 años”, explicó el vocal del Distrito 1, Edwin Flores.

La mayoría de los estudiantes del Dallas ISD son hispanos. Su presencia ya representa casi un 80 por ciento del total de los alumnos en las escuelas, resaltó Flores. “La gran mayoría, más  del noventa por ciento son pobres”.

Por ello, dijo, “es importante que nos apoyen con este bono para construir un número de escuelas nuevas, para remplazar ciertas escuelas. Que en esta ciudad se empiece a oir esa voz hispana, con ese voto.Y los que podemos votar tenemos que votar por los que no pueden votar. Tenemos el doble de responsabilidad”.

La votación temprana inicia el lunes 19 de octubre y termina el 30 del mismo.

NUEVE ESCUELAS NUEVAS

La propuesta contempla la construcción de nueve escuelas nuevas, entre ellas una que será designada para darle clases solamente a niñas y prepararlas en los campos de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.

Escuelas preparatorias como la Molina High School, Woodrow Wilson, Hillcrest, Bryan Adams y Jefferson, entre otras, se verán beneficiadas con nuevos salones de clase; la propuesta comprende la construcción de 326 nuevas aulas.

SUR Y NORTE

Flores aclaró que las escuelas tanto del norte como del sur de la ciudad tienen las mismas necesidades. Precisó como ejemplo que la W.T. White High School tiene un sobrecupo de 140 por ciento. “La Marsh Middle School, que va a tener una nueva ala, con ‘veintitantas’ aulas nuevas, es porque está a 140 por ciento de capacidad”.

La escuela promedio de Dallas tiene una edad de 49 años. “El edificio promedio del Distrito Escolar de Dallas se construyó en 1966”, recordó Flores. La Pinkston High School será reconstruida bajo el programa de bonos, explicó.

VOTO LATINO

 “Este bono va a pasar si los latinos salen a votar ”, dijo a su vez Miguel Solís, vocal del Distrito 8. “Lo otro que quiero resaltar es que este bono no le va a costar nada a los contribuyentes. Es importante que entiendan la oportunidad que tienen de poder inyectar $1600 millones en capital, en muchos casos sin ningún costo”.

El extenso programa se planea concretar dentro de un plazo de cuatro años y abarca mejoras a la educación preescolar y el desarrollo de instalaciones para programas educativos innovadores que “tendrán un  impacto positivo en los alumnos latinos de las escuelas y también a largo plazo en los que serviremos en el futuro”, agregó Solís.

TRANSFORMANDO LA EDUCACIÓN

 “Claramente estamos cambiando la manera en la que educamos a nuestros estudiantes, cambiando como evaluamos a los maestros, a los directores y a todos los administradores, para que haya más transparencia y más enfoque en el rendimiento de los estudiantes”, agregó Flores.

"Nuestros hijos dependen de nosotros, por lo que este programa de bonos – que añade nuevas escuelas, adiciones muy necesarias que proporcionan cientos de aulas y laboratorios de ciencias actualizados – es crucialmente importante", dijo la doctora Elba García, comisionada del Condado de Dallas. "Igual de importante, significantes fondos se están destinando a programas vocacionales de innovadoras carreras de tecnología, programas de educación temprana para nuestros niños en etapa preescolar y numerosas escuelas de PK-8 que han demostrado ser altamente efectivas para el aprendizaje".

¿DETRACTORES?

“En realidad, los detractores {de la propuesta} no han tenido mucha voz, porque no los hemos visto en los foros que hemos tenido. No vamos a cambiar el porcentaje del impuesto que cobramos a los ciudadanos porque dentro de esa misma capacidad que ya existe se pueden pagar estos bonos”, reiteró Flores.

"Nos tomamos mucho tiempo para planear este bono de manera transparente", apuntó Solís. “Miembros de la comunidad fueron comisionados para evaluar las diferentes escuelas, el crecimiento en la población en ciertas comunidades y el descenso en otras… Pueden ir al sito web del Distrito y ver lo que cada escuela en particular va a obtener con el bono. Unas van a recibir más que otras, pero es por el trabajo que se ha hecho".

Solís dijo que en realidad, las necesidades del Distrito ascienden a $4000 millones cuando se habla de las instalaciones, pero los $1600 millones son un paso hacia allá.

Con 227 escuelas y aproximadamente 160,000 estudiantes, Dallas ISD alberga a dos de las principales escuelas preparatorias públicas en el país (La Escuela de Ciencia e Ingeniería y la Escuela de Talentosos y Dotados del Centro Yvonne A. Ewell Townview) según reportes de The Washington Post y Newsweek.

“El paquete de bonos del Dallas ISD del 2015 es la clave para mejorar nuestras escuelas, proporcionar una fuerza laboral más fuerte y mantener a nuestra ciudad competitiva para que podamos prosperar y crecer. Es un triunfo económico para nuestra ciudad”, dijo el Alcalde de Dallas Mike Rawlings.

Hasta el 14 de Octubre, el programa de bonos había recibido el respaldado de: la Iglesia Bautista Cliff Temple, la Cámara Regional de Dallas, el Dallas Citizens Council, The Real Estate Council y la West Dallas Chamber. 

 

“No va a haber nuevos impuestos dentro de lo que ya recaudamos anualmente. Tenemos la capacidad con ese porcentaje de pagar estos bonos {de deuda} a 20 años”, explicó el vocal del Distrito 1, Edwin Flores.

La mayoría de los estudiantes del Dallas ISD son hispanos. Su presencia ya representa casi un 80 por ciento del total de los alumnos en las escuelas, resaltó Flores. “La gran mayoría, más  del noventa por ciento son pobres”.

Por ello, dijo, “es importante que nos apoyen con este bono para construir un número de escuelas nuevas, para remplazar ciertas escuelas. Que en esta ciudad se empiece a oir esa voz hispana, con ese voto.Y los que podemos votar tenemos que votar por los que no pueden votar. Tenemos el doble de responsabilidad”.

La votación temprana inicia el lunes 19 de octubre y termina el 30 del mismo.

NUEVE ESCUELAS NUEVAS

La propuesta contempla la construcción de nueve escuelas nuevas, entre ellas una que será designada para darle clases solamente a niñas y prepararlas en los campos de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.

Escuelas preparatorias como la Molina High School, Woodrow Wilson, Hillcrest, Bryan Adams y Jefferson, entre otras, se verán beneficiadas con nuevos salones de clase; la propuesta comprende la construcción de 326 nuevas aulas.

SUR Y NORTE

Flores aclaró que las escuelas tanto del norte como del sur de la ciudad tienen las mismas necesidades. Precisó como ejemplo que la W.T. White High School tiene un sobrecupo de 140 por ciento. “La Marsh Middle School, que va a tener una nueva ala, con ‘veintitantas’ aulas nuevas, es porque está a 140 por ciento de capacidad”.

La escuela promedio de Dallas tiene una edad de 49 años. “El edificio promedio del Distrito Escolar de Dallas se construyó en 1966”, recordó Flores. La Pinkston High School será reconstruida bajo el programa de bonos, explicó.

VOTO LATINO

 “Este bono va a pasar si los latinos salen a votar ”, dijo a su vez Miguel Solís, vocal del Distrito 8. “Lo otro que quiero resaltar es que este bono no le va a costar nada a los contribuyentes. Es importante que entiendan la oportunidad que tienen de poder inyectar $1600 millones en capital, en muchos casos sin ningún costo”.

El extenso programa se planea concretar dentro de un plazo de cuatro años y abarca mejoras a la educación preescolar y el desarrollo de instalaciones para programas educativos innovadores que “tendrán un  impacto positivo en los alumnos latinos de las escuelas y también a largo plazo en los que serviremos en el futuro”, agregó Solís.

TRANSFORMANDO LA EDUCACIÓN

 “Claramente estamos cambiando la manera en la que educamos a nuestros estudiantes, cambiando como evaluamos a los maestros, a los directores y a todos los administradores, para que haya más transparencia y más enfoque en el rendimiento de los estudiantes”, agregó Flores.

"Nuestros hijos dependen de nosotros, por lo que este programa de bonos – que añade nuevas escuelas, adiciones muy necesarias que proporcionan cientos de aulas y laboratorios de ciencias actualizados – es crucialmente importante", dijo la doctora Elba García, comisionada del Condado de Dallas. "Igual de importante, significantes fondos se están destinando a programas vocacionales de innovadoras carreras de tecnología, programas de educación temprana para nuestros niños en etapa preescolar y numerosas escuelas de PK-8 que han demostrado ser altamente efectivas para el aprendizaje".

¿DETRACTORES?

“En realidad, los detractores {de la propuesta} no han tenido mucha voz, porque no los hemos visto en los foros que hemos tenido. No vamos a cambiar el porcentaje del impuesto que cobramos a los ciudadanos porque dentro de esa misma capacidad que ya existe se pueden pagar estos bonos”, reiteró Flores.

"Nos tomamos mucho tiempo para planear este bono de manera transparente", apuntó Solís. “Miembros de la comunidad fueron comisionados para evaluar las diferentes escuelas, el crecimiento en la población en ciertas comunidades y el descenso en otras… Pueden ir al sito web del Distrito y ver lo que cada escuela en particular va a obtener con el bono. Unas van a recibir más que otras, pero es por el trabajo que se ha hecho".

Solís dijo que en realidad, las necesidades del Distrito ascienden a $4000 millones cuando se habla de las instalaciones, pero los $1600 millones son un paso hacia allá.

Con 227 escuelas y aproximadamente 160,000 estudiantes, Dallas ISD alberga a dos de las principales escuelas preparatorias públicas en el país (La Escuela de Ciencia e Ingeniería y la Escuela de Talentosos y Dotados del Centro Yvonne A. Ewell Townview) según reportes de The Washington Post y Newsweek.

“El paquete de bonos del Dallas ISD del 2015 es la clave para mejorar nuestras escuelas, proporcionar una fuerza laboral más fuerte y mantener a nuestra ciudad competitiva para que podamos prosperar y crecer. Es un triunfo económico para nuestra ciudad”, dijo el Alcalde de Dallas Mike Rawlings.

Hasta el 14 de Octubre, el programa de bonos había recibido el respaldado de: la Iglesia Bautista Cliff Temple, la Cámara Regional de Dallas, el Dallas Citizens Council, The Real Estate Council y la West Dallas Chamber.