"Grave injusticia": Sale libre Ethan Couch, quien mató a cuatro en Texas en el 2013

El lunes quedó libre el llamado "adolescente affluenza", quien fue encerrado durante dos años por violar los términos de su libertad condicional y huir a México con su madre, años después de matar a cuatro y herir a 9 personas en un controversial juicio que no le generó tiempo en prisión.

"Dos años de cárcel por cuatro personas muertas es una grave injusticia para las víctimas y sus familias", declaró en anticipación a la salida de prisión de Couch el grupo MADD (Madres en Contra de Conductores Ebrios, por sus siglas en inglés).

Relacionada: Regreso de Couch a DFW, proveniente de México

Bajo el argumento de que el ser un niño rico y mimado no le permitía distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, Ethan Couch recibió solamente una sentencia de libertad condicional de 10 años en el caso que llamó la atención a nivel nacional. El 15 de junio de 2013, Couch, de 16 años, conducía ebrio y bajo la influencia de marihuana y Valium cuando chocó contra un grupo de personas que se habían parado a ayudar a un conductor en el sur del condado de Tarrant, cerca de Fort Worth, Texas.

"Los 720 días que Ethan Couch sirvió por sus crímenes muestran que los homicidios por conducir en estado de ebriedad aún no son tratados como los crímenes violentos que son", añadió en su declaración MADD.

La policía indicó que Couch había robado cerveza de una tienda poco antes de impactar su vehículo contra los buenos samaritanos.

Ahora de 20 años, el sujeto guardó silencio ante reporteros y fotógrafos que lo esperaron en la Corte del Condado de Tarrant, a donde acudió a recibir un dispositivo que le será colocado en un tobillo para monitorearlo.

La probatoria de Couch incluye un toque de queda que no le permite salir de casa entre las 9 p.m. y las 6 p.m. Tampoco tiene permitido beber alcohol.

"Dos años de cárcel por cuatro personas muertas es una grave injusticia para las víctimas y sus familias", declaró en anticipación a la salida de prisión de Couch el grupo MADD (Madres en Contra de Conductores Ebrios, por sus siglas en inglés).

Relacionada: Regreso de Couch a DFW, proveniente de México

Bajo el argumento de que el ser un niño rico y mimado no le permitía distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, Ethan Couch recibió solamente una sentencia de libertad condicional de 10 años en el caso que llamó la atención a nivel nacional. El 15 de junio de 2013, Couch, de 16 años, conducía ebrio y bajo la influencia de marihuana y Valium cuando chocó contra un grupo de personas que se habían parado a ayudar a un conductor en el sur del condado de Tarrant, cerca de Fort Worth, Texas.

"Los 720 días que Ethan Couch sirvió por sus crímenes muestran que los homicidios por conducir en estado de ebriedad aún no son tratados como los crímenes violentos que son", añadió en su declaración MADD.

La policía indicó que Couch había robado cerveza de una tienda poco antes de impactar su vehículo contra los buenos samaritanos.

Ahora de 20 años, el sujeto guardó silencio ante reporteros y fotógrafos que lo esperaron en la Corte del Condado de Tarrant, a donde acudió a recibir un dispositivo que le será colocado en un tobillo para monitorearlo.

La probatoria de Couch incluye un toque de queda que no le permite salir de casa entre las 9 p.m. y las 6 p.m. Tampoco tiene permitido beber alcohol.