Piden ayuda para enviar a México a estudiante que se ahogó en Granbury

Piden ayuda para enviar a México a estudiante que se ahogó en Granbury

Dos estudiantes mexicanos que estaban a punto de graduarse de la preparatoria murieron ahogados a finales de abril en Granbury, al suroeste de Fort Worth, y la familia de uno de ellos planea llevar su cuerpo a México.

Oscar Ríos y Julio Espinosa-Guerrero eran conocidos por su entusiasmo y buen carácter, dijeron amigos y profesores de los jóvenes de 18 y 17 años respectivamente, quienes se ahogaron el pasado lunes en un lago cerca de Glen Rose, Texas.

Los dos inmigrantes eran parte de un grupo de unos 400 estudiantes que se iban a graduar el 25 de mayo en una ceremonia en el Centro de Convenciones de Fort Worth, reportó el Star-Telegram.

Espinosa-Guerrero, el más chico de los dos, fue quien intentó rescatar a Ríos cuando lo vio sumirse en las traicioneras aguas del lago.

La comunidad de la preparatoria Granbury High School los recordó el martes con una simbólica ceremonia en la que soltaron globos blancos.

"Nos reunimos esta tarde para mostrar nuestro cariño y honrar la memoria de nuestros compañeros de clase caídos Julio y Oscar", declaró el distrito escolar de Granbury en un comunicado.

También están pensando en cómo pueden recordarlos u homenajearlos en la graduación de este mes.

Espinosa-Guerrero cuando no tenía clases trabajaba con su padre en la construcción y le gustaba mucho la música mexicana, Vicente Fernández en especial.

Ríos vivía con sus tíos en Granbury y tenía el resto de su familia en México. Tenía como meta terminar la preparatoria para estudiar más y jugaba en el equipo de futbol Grandbury Pirates.

La familia de Ríos estableció una cuenta en Go Fund Me para reunir dinero que les ayude a trasladar su cuerpo a México.

Y para Ríos, también hay otra cuenta en la que solicitan ayuda para los gastos de su funeral aquí en Texas.

Oscar Ríos y Julio Espinosa-Guerrero eran conocidos por su entusiasmo y buen carácter, dijeron amigos y profesores de los jóvenes de 18 y 17 años respectivamente, quienes se ahogaron el pasado lunes en un lago cerca de Glen Rose, Texas.

Los dos inmigrantes eran parte de un grupo de unos 400 estudiantes que se iban a graduar el 25 de mayo en una ceremonia en el Centro de Convenciones de Fort Worth, reportó el Star-Telegram.

Espinosa-Guerrero, el más chico de los dos, fue quien intentó rescatar a Ríos cuando lo vio sumirse en las traicioneras aguas del lago.

La comunidad de la preparatoria Granbury High School los recordó el martes con una simbólica ceremonia en la que soltaron globos blancos.

"Nos reunimos esta tarde para mostrar nuestro cariño y honrar la memoria de nuestros compañeros de clase caídos Julio y Oscar", declaró el distrito escolar de Granbury en un comunicado.

También están pensando en cómo pueden recordarlos u homenajearlos en la graduación de este mes.

Espinosa-Guerrero cuando no tenía clases trabajaba con su padre en la construcción y le gustaba mucho la música mexicana, Vicente Fernández en especial.

Ríos vivía con sus tíos en Granbury y tenía el resto de su familia en México. Tenía como meta terminar la preparatoria para estudiar más y jugaba en el equipo de futbol Grandbury Pirates.

La familia de Ríos estableció una cuenta en Go Fund Me para reunir dinero que les ayude a trasladar su cuerpo a México.

Y para Ríos, también hay otra cuenta en la que solicitan ayuda para los gastos de su funeral aquí en Texas.