En la tragedia "no tenemos banderas": hispanos de Dallas se solidarizan con Guatemala

La trágica situación que aqueja a Guatemala tras la mortal erupción del volcán de Fuego el pasado 3 de junio no ha pasado desapercibida entre los hispanos del área de Dallas.

Los esfuerzos que inició el Centro Organizativo Guatemalteco de Dallas para reunirle ayuda a los cientos de miles afectados por el desastre natural se duplicaron con el paso de los días en colaboración con la Panadería Guatemalteca Dennis y luego  con el apoyo de la policía de Fort Worth y la Mueblería Canales.

Las donaciones llegaron de varias ciudades del norte de Texas y fueron concentradas en una bodega en el noroeste de Dallas, cuyo espacio fue cedido temporalmente a Emi Bautista, propietaria de la panadería que al principio se convirtió en el epicentro de la campaña y después no se dio abasto para albergar las grandes cantidades de ayuda recibida.

María, una jefa de familia del área de Oak Cliff, casada con un guatemalteco, se unió a los voluntarios que junto a Bautista y su familia organizaron y separaron de la mejor manera posible las donaciones.

La señora María llegó al lugar a dejar una carga que junto con sus compañeros de trabajo en una fábrica de Euless reunieron, pero al ver la falta de "manos" decidió regresar al día siguiente".

"Lo hago de corazón, no por otra cosa. El primer día que ayudé aquí se sentía bien bonito cómo entre todos trabajábamos", dijo la mexicana en un descanso. El miércoles regresó a ayudar a acercar las cajas a los camiones que llevarían lo reunido a Houston.

HOUSTON
El martes por la noche llegaron a Dallas activistas chapines provenientes de Houston, quienes coordinaron el transporte de las donaciones. Ocuparon tres camiones para cargar las decenas de cajas con artículos de primera necesidad y cientos de botellas de agua y ropa, así como juguetes.

El oficial de policía de Fort Worth, Daniel Segura, y la activista comunitaria de Dallas, María Domínguez, colaboraron en los esfuerzos de reacudación de ayuda y con sendas donaciones.

"Veo que hay mucha gente de buen corazón", dijo Armando Argueta, un guatemalteco que también se unió a los esfuerzos de los organizadores. "Ahorita no tenemos banderas, he visto ayudando a gente de México, El Salvador, Honduras, y al oficial Segura".

El grupo, que finalmente partió el miércoles después del mediodía, también tenía planeado hacer paradas adicionales en Austin y Humble para recoger donaciones adicionales.

Si los planes no sufren cambios, la carga estará zarpando del puerto de Houston en ocho contenedores hacia Guatemala el próximo 22 de junio. La empresa que transporta por barco las bananas "Chiquita" les donó el espacio y el transporte marítimo a los activistas, informó Roland Gramajo.

 

EL SUFRIMIENTO EN NÚMEROS (sin actualizar):
1,713,566 afectados por la erupción
12,407 -Evacuados
7,393 -Atendidos
4,137 -Refugiados
197 -Desaparecidos
58 -Heridos
99 -Muertos

Los esfuerzos que inició el Centro Organizativo Guatemalteco de Dallas para reunirle ayuda a los cientos de miles afectados por el desastre natural se duplicaron con el paso de los días en colaboración con la Panadería Guatemalteca Dennis y luego  con el apoyo de la policía de Fort Worth y la Mueblería Canales.

Las donaciones llegaron de varias ciudades del norte de Texas y fueron concentradas en una bodega en el noroeste de Dallas, cuyo espacio fue cedido temporalmente a Emi Bautista, propietaria de la panadería que al principio se convirtió en el epicentro de la campaña y después no se dio abasto para albergar las grandes cantidades de ayuda recibida.

María, una jefa de familia del área de Oak Cliff, casada con un guatemalteco, se unió a los voluntarios que junto a Bautista y su familia organizaron y separaron de la mejor manera posible las donaciones.

La señora María llegó al lugar a dejar una carga que junto con sus compañeros de trabajo en una fábrica de Euless reunieron, pero al ver la falta de "manos" decidió regresar al día siguiente".

"Lo hago de corazón, no por otra cosa. El primer día que ayudé aquí se sentía bien bonito cómo entre todos trabajábamos", dijo la mexicana en un descanso. El miércoles regresó a ayudar a acercar las cajas a los camiones que llevarían lo reunido a Houston.

HOUSTON
El martes por la noche llegaron a Dallas activistas chapines provenientes de Houston, quienes coordinaron el transporte de las donaciones. Ocuparon tres camiones para cargar las decenas de cajas con artículos de primera necesidad y cientos de botellas de agua y ropa, así como juguetes.

El oficial de policía de Fort Worth, Daniel Segura, y la activista comunitaria de Dallas, María Domínguez, colaboraron en los esfuerzos de reacudación de ayuda y con sendas donaciones.

"Veo que hay mucha gente de buen corazón", dijo Armando Argueta, un guatemalteco que también se unió a los esfuerzos de los organizadores. "Ahorita no tenemos banderas, he visto ayudando a gente de México, El Salvador, Honduras, y al oficial Segura".

El grupo, que finalmente partió el miércoles después del mediodía, también tenía planeado hacer paradas adicionales en Austin y Humble para recoger donaciones adicionales.

Si los planes no sufren cambios, la carga estará zarpando del puerto de Houston en ocho contenedores hacia Guatemala el próximo 22 de junio. La empresa que transporta por barco las bananas "Chiquita" les donó el espacio y el transporte marítimo a los activistas, informó Roland Gramajo.

 

EL SUFRIMIENTO EN NÚMEROS (sin actualizar):
1,713,566 afectados por la erupción
12,407 -Evacuados
7,393 -Atendidos
4,137 -Refugiados
197 -Desaparecidos
58 -Heridos
99 -Muertos