Noticias: Reducen la fianza del padre adoptivo de Sherin Mathews

Wesley Mathews, quien enfrenta cargos de asesinato capital por la muerte de su hija adoptiva, Sherin Mathews, ocurrida en octubre en Richardson, Texas recibió una reducción de su fianza a solicitud de su abogado.

El hombre de 38 años está encerrado en espera de ser llevado a juicio y enfrenta también cargos de lesión a un menor y manipular evidencia, según archivos de la cárcel del condado de Dallas.

La jueza Amber Givens redujo el miércoles la fianza de $1 millón a $500,000 por los cargos de asesinato capital y de lesión a un menor. La fianza del cargo por manipular evidencia también fue reducida de $250,000 a $100,000.

Sus abogados habían pedido la reducción a una "cantidad razonable" para que el acusado tuviera "la oportunidad de salir de su encarcelamiento", reportó WFAA. Incluso alegaron que el monto original fijado era excesivo y violaba los derechos constitucionales del acusado.

EL CASO
El 7 de octubre de 2017, Wesley Mathews reportó la desaparición de Sherin a la policía de Richardson, diciendo que había castigado a la niña de tres años por no haberse tomado su leche y la sacó a un árbol de la parte trasera de la casa alrededor de las 3 a.m.

Semanas después, la policía informó que tras las averiguaciones correspondientes y declaraciones modificadas del padre adoptivo, determinó que el 6 de octubre Sherin se empezó a ahogar cuando Wesley le intentaba dar leche a beber y que la niña poco después dejó de respirar. El acusado confesó que al sentir que al dejar de sentir que el pulso de la menor sacó su cuerpo de la casa.

Los restos de la niña fueron hallados dentro de un desague debajo de las calles Spring Valley y Bowser, a menos de una milla de la casa de los Mathews.

Tras arrestar a Wesley (por segunda vez), las autoridades aprehendieron también a Sini Mathews, la madre adoptiva de la niña, para enfrentar cargos de poner en peligro/abandonar a un menor.

La policía concluyó que pocas horas antes del presunto ahogamiento de Sherin, sus padres y la hija biológica de ambos salieron a cenar a un restaurante cerca de su casa y dejaron sola a la hija adoptiva.

En las audiencias que posteriormente enfrentaron en el Condado de Dallas para determinar con quién se iba a quedar la hija sobreviviente de la pareja encarcelada, una pediatra que atendió a Sherin testificó que meses antes de la muerte de la menor, ella alertó a las autoridades de la existencia señales de abuso infantil.

La historia de Sherin conmovió a diversas comunidades, en particular a las familias hispanas, que en numerosas ocasiones acudieron a orar por ella mientras buscaban su paradero y después a llevarle recuerdos cuando se informó de su muerte.

La niña fue adoptada por los Mathews después de haber sido abandonada por sus padres biológicos y llevada a un orfanato, a la edad de 1 año.

 

El hombre de 38 años está encerrado en espera de ser llevado a juicio y enfrenta también cargos de lesión a un menor y manipular evidencia, según archivos de la cárcel del condado de Dallas.

La jueza Amber Givens redujo el miércoles la fianza de $1 millón a $500,000 por los cargos de asesinato capital y de lesión a un menor. La fianza del cargo por manipular evidencia también fue reducida de $250,000 a $100,000.

Sus abogados habían pedido la reducción a una "cantidad razonable" para que el acusado tuviera "la oportunidad de salir de su encarcelamiento", reportó WFAA. Incluso alegaron que el monto original fijado era excesivo y violaba los derechos constitucionales del acusado.

EL CASO
El 7 de octubre de 2017, Wesley Mathews reportó la desaparición de Sherin a la policía de Richardson, diciendo que había castigado a la niña de tres años por no haberse tomado su leche y la sacó a un árbol de la parte trasera de la casa alrededor de las 3 a.m.

Semanas después, la policía informó que tras las averiguaciones correspondientes y declaraciones modificadas del padre adoptivo, determinó que el 6 de octubre Sherin se empezó a ahogar cuando Wesley le intentaba dar leche a beber y que la niña poco después dejó de respirar. El acusado confesó que al sentir que al dejar de sentir que el pulso de la menor sacó su cuerpo de la casa.

Los restos de la niña fueron hallados dentro de un desague debajo de las calles Spring Valley y Bowser, a menos de una milla de la casa de los Mathews.

Tras arrestar a Wesley (por segunda vez), las autoridades aprehendieron también a Sini Mathews, la madre adoptiva de la niña, para enfrentar cargos de poner en peligro/abandonar a un menor.

La policía concluyó que pocas horas antes del presunto ahogamiento de Sherin, sus padres y la hija biológica de ambos salieron a cenar a un restaurante cerca de su casa y dejaron sola a la hija adoptiva.

En las audiencias que posteriormente enfrentaron en el Condado de Dallas para determinar con quién se iba a quedar la hija sobreviviente de la pareja encarcelada, una pediatra que atendió a Sherin testificó que meses antes de la muerte de la menor, ella alertó a las autoridades de la existencia señales de abuso infantil.

La historia de Sherin conmovió a diversas comunidades, en particular a las familias hispanas, que en numerosas ocasiones acudieron a orar por ella mientras buscaban su paradero y después a llevarle recuerdos cuando se informó de su muerte.

La niña fue adoptada por los Mathews después de haber sido abandonada por sus padres biológicos y llevada a un orfanato, a la edad de 1 año.