Warning: getimagesize(https://www.hoydallas.com/images/locales/Dl0QjK_XoAAxyAH-min.jpg): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /home/customer/www/hoydallas.com/public_html/libraries/sourcecoast/openGraph.php on line 420
Dallas: Sentencian a 15 años a expolicía por matar a un adolescente negro

Dallas: Sentencian a 15 años a expolicía por matar a un adolescente negro

Sentencian a 15 años en prisión a policía que mató a adolescente negro en suburbio de Dallas

DALLAS -- El miércoles por la noche, tras varias horas de deliberación, un jurado acordó sentenciar a un expolicía que previamente hallaron culpable de asesinato a 15 años en prisión por la muerte de un adolescente de 15 años en 2017.

Roy Oliver, exoficial de policía de Balch Springs, dio muerte a Jordan Edwards cuando disparó contra un carro que iba lleno de adolescentes afroamericanos se alejaba de una fiesta en abril de 2017.

La sentencia también incluye una multa de $10,000.00

Oliver fue hallado culpable tras no convencer al jurado de que temía por la vida de su compañero cuando abrió fuego. Su compañero incluso, declaró ante el jurado que él no había temido por su vida.

La Fiscalía del Condado informó que Oliver no tiene derecho a apelar la decisión debido a la duración de su sentencia y comenzará a cumplirla de inmediato.

DEFENSA
Mientras que la madre de Oliver y su esposa Ingrid Llerena, una hispana, se presentaron a testificar a favor del policía. Una media hermana de Oliver ocupó el banquillo para informarle al jurado que le había escrito un mensaje en Facebook a la mamá de Edwards comunicándole que esperaba que Oliver recibiera una sentencia de por vida.

Llerena por su parte, mediante un traductor, dijo sobre Oliver, que era un "muy buen hombre. Muy buen esposo. Y el mejor padre que mi hijo puede tener.

Wendy Oliver, dijo por su lado: "Le envié un mensaje diciendo que espero que se haga justicia en este caso y que espero que le den lo que se merece porque segó una vida inocente", dijo la media hermana al tomar el estrado.

El Texas Tribune publicó horas antes del veredicto que, aunque casi nunca los policías son condenados por asesinato, en el caso de Oliver las cámaras corporales pudieron haber marcado la diferencia.

La cámara corporal cambió todo desde el principio, señaló el Tribune al principio de su reporte.

El día después de que el agente Roy Oliver disparó fatalmente sobre Jordan Edwards, la policía de Balch Springs dijo que el automóvil con los adolescentes desarmados que salían de una fiesta se desplazaba agresivamente hacia los oficiales cuando Oliver disparó contra el carro. Pero al día siguiente, después de que el jefe vio el video, retiró la declaración y reconoció que el automóvil se estaba alejando de la policía.

Oliver fue rápidamente despedido y acusado de asesinato. Durante su juicio de ocho días, las imágenes de las cámaras que llevaban Oliver y su compañero en el pecho fueron vistas repetidamente y coincidieron con lo que la Fiscalía del Condado aportó como prueba.

Roy Oliver, exoficial de policía de Balch Springs, dio muerte a Jordan Edwards cuando disparó contra un carro que iba lleno de adolescentes afroamericanos se alejaba de una fiesta en abril de 2017.

La sentencia también incluye una multa de $10,000.00

Oliver fue hallado culpable tras no convencer al jurado de que temía por la vida de su compañero cuando abrió fuego. Su compañero incluso, declaró ante el jurado que él no había temido por su vida.

La Fiscalía del Condado informó que Oliver no tiene derecho a apelar la decisión debido a la duración de su sentencia y comenzará a cumplirla de inmediato.

DEFENSA
Mientras que la madre de Oliver y su esposa Ingrid Llerena, una hispana, se presentaron a testificar a favor del policía. Una media hermana de Oliver ocupó el banquillo para informarle al jurado que le había escrito un mensaje en Facebook a la mamá de Edwards comunicándole que esperaba que Oliver recibiera una sentencia de por vida.

Llerena por su parte, mediante un traductor, dijo sobre Oliver, que era un "muy buen hombre. Muy buen esposo. Y el mejor padre que mi hijo puede tener.

Wendy Oliver, dijo por su lado: "Le envié un mensaje diciendo que espero que se haga justicia en este caso y que espero que le den lo que se merece porque segó una vida inocente", dijo la media hermana al tomar el estrado.

El Texas Tribune publicó horas antes del veredicto que, aunque casi nunca los policías son condenados por asesinato, en el caso de Oliver las cámaras corporales pudieron haber marcado la diferencia.

La cámara corporal cambió todo desde el principio, señaló el Tribune al principio de su reporte.

El día después de que el agente Roy Oliver disparó fatalmente sobre Jordan Edwards, la policía de Balch Springs dijo que el automóvil con los adolescentes desarmados que salían de una fiesta se desplazaba agresivamente hacia los oficiales cuando Oliver disparó contra el carro. Pero al día siguiente, después de que el jefe vio el video, retiró la declaración y reconoció que el automóvil se estaba alejando de la policía.

Oliver fue rápidamente despedido y acusado de asesinato. Durante su juicio de ocho días, las imágenes de las cámaras que llevaban Oliver y su compañero en el pecho fueron vistas repetidamente y coincidieron con lo que la Fiscalía del Condado aportó como prueba.