Pasajeros internacionales reportan largas filas en la aduana del Aeropuerto DFW

DALLAS -- "Harper", una usuaria de Twitter que compartió en la red social una de las fotos más solicitadas por la prensa ilustrando la situación que vivieron el sábado los pasajeros internacionales a su llegada a DFW Airport, demostró su desconcierto por el hacinamiento y larga espera experimentados.

En su publicación, que reproducimos en este artículo, Harper señala que "llevaba más de tres horas en la fila de la aduana de DFW Airport , CDC está aquí y nadie sabe qué pasa".

Actualizado: El domingo, las operaciones del aeropuerto lucieron diferentes. Las autoridades de Aduanas reconocieron que los tiempos de espera del sábado fueron "inaceptables".

Lo que sucedió el sábado, de acuerdo a una vocera del Aeropuerto Dallas/Fort Worth, fue que los pasajeros provenientes de Europa y de otros lados del mundo fueron sometidos a una revisión más amplia antes de reingresar al país y también, tuvieron que responder a un cuestionario del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades ante la pandemia del COVID-19.

Las largas filas reportadas fueron observadas con mucha preocupación por el contacto cercano entre los cientos que pernoctaron ahí por varias horas y con tanta proximidad. 

Texas declaró el viernes un estado de emergencia ante la presencia del coronavirus en múltiples condados de la entidad, para dar paso a la adopción de prohibiciones más estrictas en busca de eliminar reuniones o eventos masivos y exhortar a un "distanciamiento social" como medida preventiva.

Una persona proveniente de Londres, describió que el "extra escrutinio" de las autoridades consistió, en resumen, enunciar voluntariamente que había estado en Europa y marcar una "caja" (en el cuestionario) para decir si tenía síntomas. "Nadie revisó si estaba mintiendo. Nadie revisó mi temperatura", afirmó en su cuenta de Twitter, en donde también documentó en video su experiencia al aterrizar en DFW.

En Dallas, tras una declaración de desastre local por la transmisión del coronavirus a nivel comunitario, se decretó que, por una semana, a partir del viernes 13 de marzo "quedan prohibidos los eventos donde se reúnan más de 500 personas". El sábado 14 se informó de dos nuevos casos sospechosos del coronavirus detectados en el condado de Dallas, de acuerdo al Juez Clay Jenkins.

En su publicación, que reproducimos en este artículo, Harper señala que "llevaba más de tres horas en la fila de la aduana de DFW Airport , CDC está aquí y nadie sabe qué pasa".

Actualizado: El domingo, las operaciones del aeropuerto lucieron diferentes. Las autoridades de Aduanas reconocieron que los tiempos de espera del sábado fueron "inaceptables".

Lo que sucedió el sábado, de acuerdo a una vocera del Aeropuerto Dallas/Fort Worth, fue que los pasajeros provenientes de Europa y de otros lados del mundo fueron sometidos a una revisión más amplia antes de reingresar al país y también, tuvieron que responder a un cuestionario del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades ante la pandemia del COVID-19.

Las largas filas reportadas fueron observadas con mucha preocupación por el contacto cercano entre los cientos que pernoctaron ahí por varias horas y con tanta proximidad. 

Texas declaró el viernes un estado de emergencia ante la presencia del coronavirus en múltiples condados de la entidad, para dar paso a la adopción de prohibiciones más estrictas en busca de eliminar reuniones o eventos masivos y exhortar a un "distanciamiento social" como medida preventiva.

Una persona proveniente de Londres, describió que el "extra escrutinio" de las autoridades consistió, en resumen, enunciar voluntariamente que había estado en Europa y marcar una "caja" (en el cuestionario) para decir si tenía síntomas. "Nadie revisó si estaba mintiendo. Nadie revisó mi temperatura", afirmó en su cuenta de Twitter, en donde también documentó en video su experiencia al aterrizar en DFW.

En Dallas, tras una declaración de desastre local por la transmisión del coronavirus a nivel comunitario, se decretó que, por una semana, a partir del viernes 13 de marzo "quedan prohibidos los eventos donde se reúnan más de 500 personas". El sábado 14 se informó de dos nuevos casos sospechosos del coronavirus detectados en el condado de Dallas, de acuerdo al Juez Clay Jenkins.