Condado de Dallas se acerca a 500 casos de Covid-19; pide sacar a familiares de asilos de ser posible

DALLAS, (29 de marzo de 2020) - - Las autoridades sanitarias del Condado de Dallas reportaron el domingo la décima muerte relacionada con el coronavirus, y añadieron que tras sumar 49 casos positivos adicionales de COVID-19, el número de contagios ascendió a 488.

Una mujer de más de 80 años que vivía en una clínica de cuidados o asilo es la víctima más reciente del condado en perecer por el coronavirus. Había estado hospitalizada y padecía condiciones de salud de alto riesgo, según el comunicado del Departamento de Salud y Servicios Humanos del condado de Dallas.

Al respecto, el juez Clay Jenkins informó durante una conferencia de prensa por la tarde, que están tomando nuevas medidas para evitar que los asilos sigan siendo focos de propagación. Anunció que las clínicas de cuidados tienen prohibido recibir a nuevos pacientes si en el lugar se ha detectado el Covid-19. Jenkins dijo que él mismo decidió sacar a su madre de un asilo y llevarla a su vivienda, por lo que pidió a quienes tienen a sus seres queridos internados en alguna de estas instalaciones, que consideren llevarlas a su casa y cuidarlas ellos mismos.

Quienes decidan llevarse a sus hogares a sus seres queridos provenientes de algún centro de retiro en donde se haya detectado el Covid-19 tendrán que ponerse en cuarentena y hacerse de suministros con anticipación para cumplirla estrictamente durante dos semanas y no salir, adelantó Jenkins. 

También anunció que dichas clínicas o centros de asistencia en el Condado de ahora en adelante tendrán la obligación de notificar de inmediato al Condado después de obtener una prueba positiva del Covid-19 en cada lugar; no transferir pacientes; todo su personal deberá usar máscaras y que los empleados de tiempo parcial o transitorio solo trabajen en una clínica.

La persona que falleció había estado en un asilo cerca de West NW Highway llamado Edgemere. Ahí, cuatro personas dieron positivo al Covid-19, tres que vivían en el lugar y un trabajador.

Por su parte, el gobernador de Texas confirmó que la Guardia Nacional "será desplegada" en el Centro de Convenciones de Dallas para ayudar al hospital que será creado ahí con 250 camas, como adelantó previamente durante la semana el juez Jenkins.

El sábado, Jenkins criticó a la gente que ha salido a caminar o correr en White Rock Lake, por no observar las distancias que se pide guardar entre personas de al menos 6 pies uno del otro.

El Condado de Tarrant reportó que hasta el domingo hay 138 casos activos del COVID-19, tras la confirmación de 11 adicionales. Además, el Departamento de Policía de Fort Worth confirmó que dos de sus oficiales están contagiados por el virus y que se están concentrando en hacer contacto con quienes hayan estado en contacto con los policías.

Hasta ahora, suman 27 personas fallecidas y 2,552 casos confirmados de covid-19 en el estado de Texas.

Una mujer de más de 80 años que vivía en una clínica de cuidados o asilo es la víctima más reciente del condado en perecer por el coronavirus. Había estado hospitalizada y padecía condiciones de salud de alto riesgo, según el comunicado del Departamento de Salud y Servicios Humanos del condado de Dallas.

Al respecto, el juez Clay Jenkins informó durante una conferencia de prensa por la tarde, que están tomando nuevas medidas para evitar que los asilos sigan siendo focos de propagación. Anunció que las clínicas de cuidados tienen prohibido recibir a nuevos pacientes si en el lugar se ha detectado el Covid-19. Jenkins dijo que él mismo decidió sacar a su madre de un asilo y llevarla a su vivienda, por lo que pidió a quienes tienen a sus seres queridos internados en alguna de estas instalaciones, que consideren llevarlas a su casa y cuidarlas ellos mismos.

Quienes decidan llevarse a sus hogares a sus seres queridos provenientes de algún centro de retiro en donde se haya detectado el Covid-19 tendrán que ponerse en cuarentena y hacerse de suministros con anticipación para cumplirla estrictamente durante dos semanas y no salir, adelantó Jenkins. 

También anunció que dichas clínicas o centros de asistencia en el Condado de ahora en adelante tendrán la obligación de notificar de inmediato al Condado después de obtener una prueba positiva del Covid-19 en cada lugar; no transferir pacientes; todo su personal deberá usar máscaras y que los empleados de tiempo parcial o transitorio solo trabajen en una clínica.

La persona que falleció había estado en un asilo cerca de West NW Highway llamado Edgemere. Ahí, cuatro personas dieron positivo al Covid-19, tres que vivían en el lugar y un trabajador.

Por su parte, el gobernador de Texas confirmó que la Guardia Nacional "será desplegada" en el Centro de Convenciones de Dallas para ayudar al hospital que será creado ahí con 250 camas, como adelantó previamente durante la semana el juez Jenkins.

El sábado, Jenkins criticó a la gente que ha salido a caminar o correr en White Rock Lake, por no observar las distancias que se pide guardar entre personas de al menos 6 pies uno del otro.

El Condado de Tarrant reportó que hasta el domingo hay 138 casos activos del COVID-19, tras la confirmación de 11 adicionales. Además, el Departamento de Policía de Fort Worth confirmó que dos de sus oficiales están contagiados por el virus y que se están concentrando en hacer contacto con quienes hayan estado en contacto con los policías.

Hasta ahora, suman 27 personas fallecidas y 2,552 casos confirmados de covid-19 en el estado de Texas.