Condado Tarrant: solo clases virtuales (hasta el Sep. 28); 510 casos de Covid-19 en prisioneras

El Departamento de Salud del Condado Tarrant ordenó el martes que las escuelas públicas y las privadas -no religiosas- solo pueden dar clases en línea o virtuales al menos hasta el 28 de septiembre, en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus que afecta a la región.

Aunque no obliga a las escuelas privadas a hacer lo mismo, los "urge fuertemente" a seguir las misma pautas que las escuelas públicas y seculares, "para proteger la salud y el bienestar de estudiantes, maestros, trabajadores, padres y nuestra comunidad".

La orden fue firmada por las autoridades del condado Tarrant y las ciudades de Arlington y Burleson. El mandato también incluye restricciones a las actividades deportivas, de clubes y extracurriculares de estudiantes.

Vinny Taneja, director de Salud Pública del Condado Tarrant, dijo que tales decisiones se basan en lo que los datos locales mostrados en el Condado.

Una cárcel de mujeres que alberga a prisioneras con enfermedades mentales en Fort Worth experimenta un broto de coronavirus en su interior, con más de 500 casos registrados. El "Federal Medical Center-Carswell" confirmó que el número de contagios ascendió a 510, dos días después de que las autoridades federales carcelarias reportaron que 200 mujeres habían arrojado positivo al virus. En Seagoville (al sur de Dallas) había 1,156 casos confirmados.

"Estamos en un significante escenario de aumentos en el condado. Mucha gente piensa, 'ah, niños pequeños, se pueden contagiar pero se van a recuperar de la enfermedad'. Eso es verdad, pero no significa que no se la pueden propagar a otros", comentó Taneja.

Las autoridades del Distrito Escolar Independiente de Fort Worth dijo que algunas excepciones incluye a los estudiantes inscritos en educación especial, cuyos planes de estudio no pueden ser llevados a cabo en línea. Estos alumnos podrán ser permitidos en edificios escolares, pero se les pedirá que sigan las protecciones de distanciamiento social y medidas de higiene.

Anteriormente, Fort Worth y Arlington, los dos distritos escolares más grandes de la región, habían anunciado que planeaban sus regresos a clases para el 17 de agosto.

El FWISD celebrará reuniones la próxima semana para explicar el plan de regreso a clases, que ahora tendrá que ser virtual.





Aunque no obliga a las escuelas privadas a hacer lo mismo, los "urge fuertemente" a seguir las misma pautas que las escuelas públicas y seculares, "para proteger la salud y el bienestar de estudiantes, maestros, trabajadores, padres y nuestra comunidad".

La orden fue firmada por las autoridades del condado Tarrant y las ciudades de Arlington y Burleson. El mandato también incluye restricciones a las actividades deportivas, de clubes y extracurriculares de estudiantes.

Vinny Taneja, director de Salud Pública del Condado Tarrant, dijo que tales decisiones se basan en lo que los datos locales mostrados en el Condado.

Una cárcel de mujeres que alberga a prisioneras con enfermedades mentales en Fort Worth experimenta un broto de coronavirus en su interior, con más de 500 casos registrados. El "Federal Medical Center-Carswell" confirmó que el número de contagios ascendió a 510, dos días después de que las autoridades federales carcelarias reportaron que 200 mujeres habían arrojado positivo al virus. En Seagoville (al sur de Dallas) había 1,156 casos confirmados.

"Estamos en un significante escenario de aumentos en el condado. Mucha gente piensa, 'ah, niños pequeños, se pueden contagiar pero se van a recuperar de la enfermedad'. Eso es verdad, pero no significa que no se la pueden propagar a otros", comentó Taneja.

Las autoridades del Distrito Escolar Independiente de Fort Worth dijo que algunas excepciones incluye a los estudiantes inscritos en educación especial, cuyos planes de estudio no pueden ser llevados a cabo en línea. Estos alumnos podrán ser permitidos en edificios escolares, pero se les pedirá que sigan las protecciones de distanciamiento social y medidas de higiene.

Anteriormente, Fort Worth y Arlington, los dos distritos escolares más grandes de la región, habían anunciado que planeaban sus regresos a clases para el 17 de agosto.

El FWISD celebrará reuniones la próxima semana para explicar el plan de regreso a clases, que ahora tendrá que ser virtual.