"Una persona humanista": Recuerdan a Eduardo Banda en Dallas

Eduardo Banda falleció el sábado 14 de noviembre después de pasar varias semanas hospitalizado en Dallas tras contraer el coronavirus. Sus familiares creen que al regreso de un viaje que hizo a México en octubre para el funeral de su padre contrajo la enfermedad.

De acuerdo a su obituario, Banda nació el 13 de octubre de 1955, en el estado de San Luis Potosí. Era ampliamente conocido en el área de Dallas por abogar a favor de los migrantes mexicanos, aunque su activismo abarcó a distintas generaciones y múltiples causas.

Patricia Juárez, una activista comunitaria desde mediados de los 90, recuerda a Banda como uno de los pilares del movimiento en impulso al voto mexicano en el exterior y de la expedición de credenciales para votar. Pero subraya que también participó activamente en contra de una alta tarifa impuesta a la importación temporal de vehículos de Estados Unidos a México.

"Hubo un problema en México, querían cobrar el costo de la mitad del valor del vehìculo (para el permiso de importación) en el Consulado de Mexico... y tiramos la ley", dijo Juárez, quien afirmó que Banda merece ser reconocido por toda la labor que dedicó a la comunidad.

"Eduardo siempre fue un activo para la transformación de nuestro país desde este lado de la frontera en el norte de Texas, siempre crítico y propositivo, siempre generoso", esa fue la reacción vía Twitter del cónsul de México en Dallas, Francisco de la Torre.

LOS 43: Antes de cumplir los 60, Banda se unió a una nueva causa. Desde finales de 2014 se reunía cada mes en el "Puente Blanco" de Dallas a recordar la tragedia de la desaparición de los 43 Estudiantes de Ayotzinapa y pedir justicia.

"Lo extrañaremos como integrante del grupo y como amigo y compañero", dijo Edelmira Rosario, integrante del colectivo "En pie de lucha".

"Era una persona humanista, comprometido con las causas sociales. Un amigo al que cuando le pedías (algo) buscaba la manera de ayudarte. Aunque tuviera sus problemas personales, aún así mantenía su carisma", abundó Rosario.

En el 2017, Hoy Dallas reportó una brigada de ayuda que salió de Dallas hacia Oaxaca, producto de la colaboración de varios activistas del área. Banda viajó en el autobús que transportó los alimentos reunidos en una bodega de Oak Cliff para los afectados por el terremoto que sacudió la Ciudad de México y partes del estado de Oaxaca.

María Dominguez lo evoca como un compañero de activismo y amigo muy cercano, con una actitud siempre positiva. "El que se enoja pierde", le decía a "Mary". "Todo con la cabeza helada".

Incluso estando en el hospital, Banda le respondió uno de sus múltiples mensajes de texto, diciéndole que ya estaba mejor.

"Y yo me quedé conforme", dijo Domínguez, pensando en que muy pronto podría volver a ver a su amigo.

Rubén Salinas, también activista local, dijo que Banda no se dio por vencido nunca. Desde el hospital lo comisionaba para que le ayudara a terminar proyectos de construcción que había dejado pendientes antes de caer enfermo.

El lunes la familia permitirá visitas de amigos a la funeraria donde velarán el cuerpo de Banda.

De acuerdo a su obituario, Banda nació el 13 de octubre de 1955, en el estado de San Luis Potosí. Era ampliamente conocido en el área de Dallas por abogar a favor de los migrantes mexicanos, aunque su activismo abarcó a distintas generaciones y múltiples causas.

Patricia Juárez, una activista comunitaria desde mediados de los 90, recuerda a Banda como uno de los pilares del movimiento en impulso al voto mexicano en el exterior y de la expedición de credenciales para votar. Pero subraya que también participó activamente en contra de una alta tarifa impuesta a la importación temporal de vehículos de Estados Unidos a México.

"Hubo un problema en México, querían cobrar el costo de la mitad del valor del vehìculo (para el permiso de importación) en el Consulado de Mexico... y tiramos la ley", dijo Juárez, quien afirmó que Banda merece ser reconocido por toda la labor que dedicó a la comunidad.

"Eduardo siempre fue un activo para la transformación de nuestro país desde este lado de la frontera en el norte de Texas, siempre crítico y propositivo, siempre generoso", esa fue la reacción vía Twitter del cónsul de México en Dallas, Francisco de la Torre.

LOS 43: Antes de cumplir los 60, Banda se unió a una nueva causa. Desde finales de 2014 se reunía cada mes en el "Puente Blanco" de Dallas a recordar la tragedia de la desaparición de los 43 Estudiantes de Ayotzinapa y pedir justicia.

"Lo extrañaremos como integrante del grupo y como amigo y compañero", dijo Edelmira Rosario, integrante del colectivo "En pie de lucha".

"Era una persona humanista, comprometido con las causas sociales. Un amigo al que cuando le pedías (algo) buscaba la manera de ayudarte. Aunque tuviera sus problemas personales, aún así mantenía su carisma", abundó Rosario.

En el 2017, Hoy Dallas reportó una brigada de ayuda que salió de Dallas hacia Oaxaca, producto de la colaboración de varios activistas del área. Banda viajó en el autobús que transportó los alimentos reunidos en una bodega de Oak Cliff para los afectados por el terremoto que sacudió la Ciudad de México y partes del estado de Oaxaca.

María Dominguez lo evoca como un compañero de activismo y amigo muy cercano, con una actitud siempre positiva. "El que se enoja pierde", le decía a "Mary". "Todo con la cabeza helada".

Incluso estando en el hospital, Banda le respondió uno de sus múltiples mensajes de texto, diciéndole que ya estaba mejor.

"Y yo me quedé conforme", dijo Domínguez, pensando en que muy pronto podría volver a ver a su amigo.

Rubén Salinas, también activista local, dijo que Banda no se dio por vencido nunca. Desde el hospital lo comisionaba para que le ayudara a terminar proyectos de construcción que había dejado pendientes antes de caer enfermo.

El lunes la familia permitirá visitas de amigos a la funeraria donde velarán el cuerpo de Banda.