El Centro de Convenciones de Dallas servirá de albergue para menores migrantes en busca de asilo

El Centro de Convenciones de Dallas podrá servir de albergue para unos 3,000 menores migrantes que buscan obtener asilo en Estados Unidos, al tiempo que el número de cruces ha sobrepasado la capacidad de las autoridades fronterizas. En el 2014 la ciudad colaboró en una situación similar respecto a menores de edad que viajaban solos.

El gobierno federal planea usar el Kay B. Hutchison hasta por 90 días a partir de esta semana, de acuerdo a lo notificado por escrito a integrantes del Cabildo de Dallas. Un reporte de Associated Press indica que las autoridades federales enviarán a adolescentes entre 15 y 17 años al designado "centro de descompresión", que busca desahogar la concentración en la franja fronteriza.

La Patrulla Fronteriza promedia 400 detenciones de niños  a diario, muy por encima de la capacidad que tiene para procesarlos y entregarlos a sus patrocinadores en diversos sitios de Estados Unidos. 

"No hay que perder la perspectiva ni olvidar que son menores de edad en su mayoría. Solo hay que imaginar el nivel de desesperación que hay que tener para emprender la peligrosa travesía hacia Estados Unidos. Si ya es dura y en ocasiones mortal para un adulto, qué no será para los niños", opina Maribel Hastings, de America's Voice respecto a los recientes desarrollos.

El administrador de la ciudad de Dallas, T.C. Broadnax dijo en un comunicado que "la acción colectiva es necesaria y haremos todo lo posible para apoyar este esfuerzo humanitario".

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y el HHS "serán responsables de brindar administración y contratos de refugio" para abastecer de alimentos, seguridad, limpieza y atención médica al centro de convenciones.

El gobierno federal planea usar el Kay B. Hutchison hasta por 90 días a partir de esta semana, de acuerdo a lo notificado por escrito a integrantes del Cabildo de Dallas. Un reporte de Associated Press indica que las autoridades federales enviarán a adolescentes entre 15 y 17 años al designado "centro de descompresión", que busca desahogar la concentración en la franja fronteriza.

La Patrulla Fronteriza promedia 400 detenciones de niños  a diario, muy por encima de la capacidad que tiene para procesarlos y entregarlos a sus patrocinadores en diversos sitios de Estados Unidos. 

"No hay que perder la perspectiva ni olvidar que son menores de edad en su mayoría. Solo hay que imaginar el nivel de desesperación que hay que tener para emprender la peligrosa travesía hacia Estados Unidos. Si ya es dura y en ocasiones mortal para un adulto, qué no será para los niños", opina Maribel Hastings, de America's Voice respecto a los recientes desarrollos.

El administrador de la ciudad de Dallas, T.C. Broadnax dijo en un comunicado que "la acción colectiva es necesaria y haremos todo lo posible para apoyar este esfuerzo humanitario".

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y el HHS "serán responsables de brindar administración y contratos de refugio" para abastecer de alimentos, seguridad, limpieza y atención médica al centro de convenciones.