Arlington: Fugitivo era buscado por delitos sexuales en Arkansas

DALLAS -- Las autoridades identificaron al hombre que fue abatido por la policía de Arlington esta semana después de ser detenido por una falta de tránsito y responder con pistola en mano en actitud amenazante hacia un oficial.

Juan Jimenéz Salas, de 46 años, era buscado en Arkansas por cinco cargos de violación e indecencia infantil en la localidad de El Dorado. El jueves fue herido por un veterano de la Unidad de Fugitivos de la policía de Arlington y resultó muerto en la escena.

Jiménez Salas era de nacionalidad mexicana y había sido deportado previamente tras ser condenado por cargos similares de delitos sexuales en el 2000. Se desconoce cuándo reingresó a Estados Unidos. El FBI determinó que trabajaba por cuenta propia y carecía de estatus legal.

Estaba acusado de violar y tocar inapropiadamente a los hijas de su novia. El padre de las niñas le dijo a la policía de El Dorado el 28 de noviembre de 2020 que las niñas le contaron que el novio de su madre las había molestado sexualmente en repetidas ocasiones cuando vivía con ellas en Arkansas y durante un viaje al norte de Texas. 

La madre de las menores, después de enterarse de las queja de abuso se mudó de El Dorado y trajo a las niñas a vivir con su padre en Texas. La mujer se fue a vivir a un lugar no revelado para huir de Salas y proteger a las niñas, de acuerdo al informe de las autoridades.

Se desconoce la razón por la que Jiménez Salas se encontraba en Arlington. La policía sigue conduciendo investigaciones tanto criminales como administrativas en torno al tiroteo, usuales en indicentes en los que un policía hizo uso de la fuerza letal.

 

 

 

Juan Jimenéz Salas, de 46 años, era buscado en Arkansas por cinco cargos de violación e indecencia infantil en la localidad de El Dorado. El jueves fue herido por un veterano de la Unidad de Fugitivos de la policía de Arlington y resultó muerto en la escena.

Jiménez Salas era de nacionalidad mexicana y había sido deportado previamente tras ser condenado por cargos similares de delitos sexuales en el 2000. Se desconoce cuándo reingresó a Estados Unidos. El FBI determinó que trabajaba por cuenta propia y carecía de estatus legal.

Estaba acusado de violar y tocar inapropiadamente a los hijas de su novia. El padre de las niñas le dijo a la policía de El Dorado el 28 de noviembre de 2020 que las niñas le contaron que el novio de su madre las había molestado sexualmente en repetidas ocasiones cuando vivía con ellas en Arkansas y durante un viaje al norte de Texas. 

La madre de las menores, después de enterarse de las queja de abuso se mudó de El Dorado y trajo a las niñas a vivir con su padre en Texas. La mujer se fue a vivir a un lugar no revelado para huir de Salas y proteger a las niñas, de acuerdo al informe de las autoridades.

Se desconoce la razón por la que Jiménez Salas se encontraba en Arlington. La policía sigue conduciendo investigaciones tanto criminales como administrativas en torno al tiroteo, usuales en indicentes en los que un policía hizo uso de la fuerza letal.