El Dallas ISD elimina las suspensiones de estudiantes de secundaria y preparatoria con nueva alternativa

El Dallas ISD eliminó este año escolar tanto las suspensiones dentro como fuera de la escuela para los estudiantes de secundaria y preparatoria, sin dejar de utilizar el programa disciplinario de educación alternativa por infracciones graves y creando 52 "Centros de Reinicio".

Gerre Cortez, educadora con 29 años de experiencia y coordinadora del Centro de Reinicio en Spruce High School, está entre los 52 empleados que deben implementar la visión del Distrito de eliminar las suspensiones fuera de la escuela.

"Las suspensiones dentro y fuera de la escuela nunca remediaron realmente la razón por la que algunos estudiantes mostraban mala conducta continuamente y hacían cosas que resultaran en una suspensión", dijo Cortez. "Ahora sí estamos remediando el comportamiento".

La Junta Escolar de Dallas ISD ya había eliminado las suspensiones fuera de la escuela para estudiantes en prekínder a segundo grado en 2017. Fue parte de un esfuerzo por desmantelar un sistema disciplinario anticuado del cual los líderes del distrito dicen que no funciona para los estudiantes de color, particularmente los estudiantes afroamericanos.

La Junta Escolar aprobó un presupuesto de $50.5 millones el 25 de junio el cual amplió la reforma disciplinaria a nivel del distrito e incrementó el salario de ciertos empleados.

Bajo la nueva reforma disciplinaria, Dallas ISD estableció el puesto de coordinador de Centros de Reinicio en las 52 escuelas secundarias y preparatorias. El coordinador trabaja con los estudiantes que se han comportado de una manera que, en el pasado, los podría haber llevado a ser suspendidos fuera de la escuela. Estas escuelas cuentan con un Centro de Reinicio donde se trabaja con los estudiantes en su comportamiento y, al mismo tiempo, se los mantiene enfocados en sus estudios.

"Ahora nos estamos dando cuenta del porqué algunos estudiantes vienen tarde a la escuela y cómo les podemos ayudar. Les preguntamos por qué se salen de su clase o por qué se quedan dormidos", dijo Cortez. "Cuando vienen a la escuela, tratamos de colaborar con ellos y cambiar el comportamiento que normalmente resultaría en su suspensión dentro o fuera de la escuela".

Cortez empezó a trabajar en la preparatoria Spruce H.S. como entrenadora del equipo femenino de básquetbol hace 29 años. Luego, se convirtió en la coordinadora deportiva asistente, cargo que desempeñó durante más de una década, hasta que se jubiló hace cuatro años. Regresó a Spruce para ser la maestra que dirigía el salón de suspensiones dentro de la escuela por tres años, hasta que se le ofreció el puesto que actualmente tiene.

"Tuve mis dudas en un principio sobre si el programa sería exitoso. Hasta que fui a las capacitaciones no creí que funcionaría", dijo Cortez. "Creo que este programa va a marcar la diferencia, pero todos tendremos que dar de nuestra parte y tendremos que ser pacientes. Estoy segura de que lo podemos lograr".

Gerre Cortez, educadora con 29 años de experiencia y coordinadora del Centro de Reinicio en Spruce High School, está entre los 52 empleados que deben implementar la visión del Distrito de eliminar las suspensiones fuera de la escuela.

"Las suspensiones dentro y fuera de la escuela nunca remediaron realmente la razón por la que algunos estudiantes mostraban mala conducta continuamente y hacían cosas que resultaran en una suspensión", dijo Cortez. "Ahora sí estamos remediando el comportamiento".

La Junta Escolar de Dallas ISD ya había eliminado las suspensiones fuera de la escuela para estudiantes en prekínder a segundo grado en 2017. Fue parte de un esfuerzo por desmantelar un sistema disciplinario anticuado del cual los líderes del distrito dicen que no funciona para los estudiantes de color, particularmente los estudiantes afroamericanos.

La Junta Escolar aprobó un presupuesto de $50.5 millones el 25 de junio el cual amplió la reforma disciplinaria a nivel del distrito e incrementó el salario de ciertos empleados.

Bajo la nueva reforma disciplinaria, Dallas ISD estableció el puesto de coordinador de Centros de Reinicio en las 52 escuelas secundarias y preparatorias. El coordinador trabaja con los estudiantes que se han comportado de una manera que, en el pasado, los podría haber llevado a ser suspendidos fuera de la escuela. Estas escuelas cuentan con un Centro de Reinicio donde se trabaja con los estudiantes en su comportamiento y, al mismo tiempo, se los mantiene enfocados en sus estudios.

"Ahora nos estamos dando cuenta del porqué algunos estudiantes vienen tarde a la escuela y cómo les podemos ayudar. Les preguntamos por qué se salen de su clase o por qué se quedan dormidos", dijo Cortez. "Cuando vienen a la escuela, tratamos de colaborar con ellos y cambiar el comportamiento que normalmente resultaría en su suspensión dentro o fuera de la escuela".

Cortez empezó a trabajar en la preparatoria Spruce H.S. como entrenadora del equipo femenino de básquetbol hace 29 años. Luego, se convirtió en la coordinadora deportiva asistente, cargo que desempeñó durante más de una década, hasta que se jubiló hace cuatro años. Regresó a Spruce para ser la maestra que dirigía el salón de suspensiones dentro de la escuela por tres años, hasta que se le ofreció el puesto que actualmente tiene.

"Tuve mis dudas en un principio sobre si el programa sería exitoso. Hasta que fui a las capacitaciones no creí que funcionaría", dijo Cortez. "Creo que este programa va a marcar la diferencia, pero todos tendremos que dar de nuestra parte y tendremos que ser pacientes. Estoy segura de que lo podemos lograr".