Mujer de Oak Cliff es acusada de orquestar el asesinato de su esposo: "Un plan depravado y calculado".

DALLAS -- El fiscal federal interino para el distrito norte de Texas, Prerak Shah, anunció este miércoles que Jennifer Lynne Faith, la mujer de Oak Cliff cuyo novio presuntamente mató a tiros a su esposo el año pasado, ha sido acusada formalmente de orquestar el asesinato.

Faith, de 49 años, fue acusada formalmente de cometer asesinato a sueldo, un cargo que conlleva una posible pena de muerte. Anteriormente había sido acusada de obstrucción a la justicia, cargo del cual se declaró no culpable.

El novio de Faith, Darrin Rubén Lopez, de 49 años, está acusado de matar a tiros a su esposo, James "Jamie" Faith, quien trabajaba como director de tecnología para American Airlines. El asesinato ocurrió el 9 de octubre de 2020 frente a su casa en Oak Cliff y cimbró a la comunidad.

López fue acusado previamente de asesinato por el estado de Texas y de un cargo federal por un delito con arma de fuego, del cual también se declaró no culpable.

De acuerdo a la Fiscalía de Distrito, los documentos judiciales revelados hoy alegan que Faith usó dos cuentas de correo electrónico falsas para comunicarse con López, asumiendo las identidades de su propio esposo y uno de sus amigos para convencer falsamente López de que su esposo estaba abusando de ella física y sexualmente.

"Milisegundo. El supuesto plan de Faith de asesinato a sueldo fue depravado y calculado. Se aprovechó del instinto protector de su novio y de su bolsillo para convencerlo de que ejecutara a su esposo", dijo el fiscal federal interino Prerak Shah.

"El brutal asesinato de Jamie Faith fue una tragedia. Su muerte ha sido un doble golpe para su familia y amigos, que apenas comenzaban a asimilar la noticia de su asesinato cuando se encontraron con pruebas de la presunta participación de su esposa. Estamos comprometidos a hacerle justicia a Jamie y a responsabilizar a Faith y a López por sus presuntos crímenes".

De acuerdo con la acusación formal, Faith supuestamente creó la cuenta de Gmail falsa a nombre de su esposo el 9 de abril de 2020.

Haciéndose pasar por el señor Faith, Jeniffer Faith le envió un correo electrónico a Lopez varias veces durante la primavera y el verano de 2020, burlándose de él con detalles de abuso físico y sexual extremo que nunca había ocurrido. (Los investigadores no han encontrado absolutamente ninguna evidencia de violencia doméstica o sexual por parte de Jamie Faith). Faith, incluso, adjuntó repetidamente fotos falsas de lesiones como prueba falsa del abuso, dijo la Fiscalía en su comunicado de prensa.

"Te digo que te mantengas alejado de mi familia", escribió en un correo electrónico a López el 10 de abril mientras se hacía pasar por el  señor Faith.

"... sabiendo que no puedes hacer nada [improperio] al respecto", escribió en otro correo electrónico a López el 9 de mayo, adjuntando fotografías en primer plano de supuestas lesiones.

Jeniffer Faith supuestamente creó la cuenta de Gmail falsa a nombre de su amiga el 13 de mayo. Haciéndose pasar por esa amistad, Faith envió varios correos electrónicos a la cuenta de correo electrónico personal de López afirmando falsamente que el señor Faith estaba abusando de ella física y sexualmente. Jeniffer Faith descargó imágenes de archivo de lesiones de Internet y las adjuntó a sus correos electrónicos.

"Jamie abofeteó a Jen ... luego le envió la foto de él asfixiándola", escribió en un correo electrónico a López el 13 de mayo mientras se hacía pasar por su amiga. "Le pregunto si está dispuesto a participar y ayudar a Jen a salir de esta situación".

"Jamie está abusando de Jen hoy", escribió en otro correo electrónico a López. "¿Alguna idea de cómo podemos ayudarla?"

"Sé que no me sentiré mejor con su situación hasta que ella salga de la casa lejos de él o me deje meter una bala en la cabeza de Jamie", respondió López por correo electrónico el 20 de mayo.

“También estoy muy preocupado/a y si fuera por mí, te diría que siguieras adelante con tu idea --- jajaja; Te daré una coartada", respondió Faith, todavía haciéndose pasar por su amiga.

"Darrin, hablé con Jenn, la está quemando, entre otras cosas", continuó en otro correo electrónico enviado a López el 26 de julio.

El 8 de octubre, López supuestamente condujo desde su casa en Cumberland Furnace, Tennessee, hasta la casa de los Faith en Dallas, donde esperó hasta las primeras horas de la mañana del 9 de octubre. Cuando el matrimonio Faith salió de su casa para pasear al perro de la familia, López supuestamente se acercó al señor Faith por detrás y le disparó siete veces - tres veces en la cabeza, tres veces en el torso y una vez en la ingle - antes de huir de la escena en su camioneta pickup Nissan Titan negra con una calcomanía distintiva -una "T" en la ventana trasera.

En los días posteriores al asesinato, la pareja intercambió varios mensajes de texto sobre cómo quitar la calcomanía de la camioneta de López, mensajes que luego intentaron eliminar.

El 10 de octubre, un asociado de Faith creó una cuenta de GoFundMe para recaudar dinero para la familia del fallecido.

Faith aparentemente retiró aproximadamente $58,000 del fondo, que usó para pagar las compras realizadas con dos tarjetas de crédito que le dio a López. También usó las tarjetas de crédito para pagar los gastos de López y su familia, comprar boletos de avión para él y sus hijas y pagarle a FedEx para que le enviara un televisor de pantalla grande.

El 11 de noviembre, Faith inició un reclamo de seguro de vida por aproximadamente $629,000 en beneficios de Met Life por la muerte de su esposo. En repetidas ocasiones actualizó a López sobre el estado del reclamo:

"Ok, el seguro de vida. Todavía no procesan el reclamo porque cuando hablaron con Det Walton en noviembre, él les dijo que yo no podía ser descartada como sospechosa", le envió un mensaje de texto a López (como ella misma) el 29 de diciembre.

"Oh no", respondió López.

El 10 de enero de 2021, los agentes de la ley le pidieron a Faith que fuera a una entrevista. Inmediatamente le envió un mensaje de texto a Lopez en Tennessee:

—Llamó el detective. Me quiere en una entrevista mañana. Dijo que quiere repasar la investigación y pasar por algunas cosas para comenzar a avanzar. Ahora soy una bola de nervios", escribió.

El 11 de enero, López fue arrestado en Cumberland Furnace, Tennessee. Los agentes de la ley localizaron la pistola calibre .45 que se utilizó para matar a Jamie Faith dentro de una cartera en la residencia de López. La sangre de Jamie Faith se recuperó en el arma de fuego.

La semana siguiente, Faith supuestamente transfirió un total de $118,00 de su cuenta corriente a una cuenta perteneciente a un tercero. Unos días después, le pidió a otra persona que le transmitiera un mensaje a López:

"Solo necesitaba ser cautelosa porque todas las comunicaciones están siendo monitoreadas", dijo. "Por favor, dile lo antes posible que siempre seré suya".

"Por favor, se fuerte por nosotros", respondió López, quien estaba bajo custodia, a través del tecercero, firmado con las palabras: "Tu caballero siempre".

De ser hallada culpable, Faith enfrenta una cadena perpetua en una prisión federal y podría estar sujeta a la pena de muerte. López enfrenta hasta 10 años en prisión federal por el cargo de arma de fuego y hasta cadena perpetua en una penitenciaría estatal por el cargo de asesinato del condado de Dallas.

Faith, de 49 años, fue acusada formalmente de cometer asesinato a sueldo, un cargo que conlleva una posible pena de muerte. Anteriormente había sido acusada de obstrucción a la justicia, cargo del cual se declaró no culpable.

El novio de Faith, Darrin Rubén Lopez, de 49 años, está acusado de matar a tiros a su esposo, James "Jamie" Faith, quien trabajaba como director de tecnología para American Airlines. El asesinato ocurrió el 9 de octubre de 2020 frente a su casa en Oak Cliff y cimbró a la comunidad.

López fue acusado previamente de asesinato por el estado de Texas y de un cargo federal por un delito con arma de fuego, del cual también se declaró no culpable.

De acuerdo a la Fiscalía de Distrito, los documentos judiciales revelados hoy alegan que Faith usó dos cuentas de correo electrónico falsas para comunicarse con López, asumiendo las identidades de su propio esposo y uno de sus amigos para convencer falsamente López de que su esposo estaba abusando de ella física y sexualmente.

"Milisegundo. El supuesto plan de Faith de asesinato a sueldo fue depravado y calculado. Se aprovechó del instinto protector de su novio y de su bolsillo para convencerlo de que ejecutara a su esposo", dijo el fiscal federal interino Prerak Shah.

"El brutal asesinato de Jamie Faith fue una tragedia. Su muerte ha sido un doble golpe para su familia y amigos, que apenas comenzaban a asimilar la noticia de su asesinato cuando se encontraron con pruebas de la presunta participación de su esposa. Estamos comprometidos a hacerle justicia a Jamie y a responsabilizar a Faith y a López por sus presuntos crímenes".

De acuerdo con la acusación formal, Faith supuestamente creó la cuenta de Gmail falsa a nombre de su esposo el 9 de abril de 2020.

Haciéndose pasar por el señor Faith, Jeniffer Faith le envió un correo electrónico a Lopez varias veces durante la primavera y el verano de 2020, burlándose de él con detalles de abuso físico y sexual extremo que nunca había ocurrido. (Los investigadores no han encontrado absolutamente ninguna evidencia de violencia doméstica o sexual por parte de Jamie Faith). Faith, incluso, adjuntó repetidamente fotos falsas de lesiones como prueba falsa del abuso, dijo la Fiscalía en su comunicado de prensa.

"Te digo que te mantengas alejado de mi familia", escribió en un correo electrónico a López el 10 de abril mientras se hacía pasar por el  señor Faith.

"... sabiendo que no puedes hacer nada [improperio] al respecto", escribió en otro correo electrónico a López el 9 de mayo, adjuntando fotografías en primer plano de supuestas lesiones.

Jeniffer Faith supuestamente creó la cuenta de Gmail falsa a nombre de su amiga el 13 de mayo. Haciéndose pasar por esa amistad, Faith envió varios correos electrónicos a la cuenta de correo electrónico personal de López afirmando falsamente que el señor Faith estaba abusando de ella física y sexualmente. Jeniffer Faith descargó imágenes de archivo de lesiones de Internet y las adjuntó a sus correos electrónicos.

"Jamie abofeteó a Jen ... luego le envió la foto de él asfixiándola", escribió en un correo electrónico a López el 13 de mayo mientras se hacía pasar por su amiga. "Le pregunto si está dispuesto a participar y ayudar a Jen a salir de esta situación".

"Jamie está abusando de Jen hoy", escribió en otro correo electrónico a López. "¿Alguna idea de cómo podemos ayudarla?"

"Sé que no me sentiré mejor con su situación hasta que ella salga de la casa lejos de él o me deje meter una bala en la cabeza de Jamie", respondió López por correo electrónico el 20 de mayo.

“También estoy muy preocupado/a y si fuera por mí, te diría que siguieras adelante con tu idea --- jajaja; Te daré una coartada", respondió Faith, todavía haciéndose pasar por su amiga.

"Darrin, hablé con Jenn, la está quemando, entre otras cosas", continuó en otro correo electrónico enviado a López el 26 de julio.

El 8 de octubre, López supuestamente condujo desde su casa en Cumberland Furnace, Tennessee, hasta la casa de los Faith en Dallas, donde esperó hasta las primeras horas de la mañana del 9 de octubre. Cuando el matrimonio Faith salió de su casa para pasear al perro de la familia, López supuestamente se acercó al señor Faith por detrás y le disparó siete veces - tres veces en la cabeza, tres veces en el torso y una vez en la ingle - antes de huir de la escena en su camioneta pickup Nissan Titan negra con una calcomanía distintiva -una "T" en la ventana trasera.

En los días posteriores al asesinato, la pareja intercambió varios mensajes de texto sobre cómo quitar la calcomanía de la camioneta de López, mensajes que luego intentaron eliminar.

El 10 de octubre, un asociado de Faith creó una cuenta de GoFundMe para recaudar dinero para la familia del fallecido.

Faith aparentemente retiró aproximadamente $58,000 del fondo, que usó para pagar las compras realizadas con dos tarjetas de crédito que le dio a López. También usó las tarjetas de crédito para pagar los gastos de López y su familia, comprar boletos de avión para él y sus hijas y pagarle a FedEx para que le enviara un televisor de pantalla grande.

El 11 de noviembre, Faith inició un reclamo de seguro de vida por aproximadamente $629,000 en beneficios de Met Life por la muerte de su esposo. En repetidas ocasiones actualizó a López sobre el estado del reclamo:

"Ok, el seguro de vida. Todavía no procesan el reclamo porque cuando hablaron con Det Walton en noviembre, él les dijo que yo no podía ser descartada como sospechosa", le envió un mensaje de texto a López (como ella misma) el 29 de diciembre.

"Oh no", respondió López.

El 10 de enero de 2021, los agentes de la ley le pidieron a Faith que fuera a una entrevista. Inmediatamente le envió un mensaje de texto a Lopez en Tennessee:

—Llamó el detective. Me quiere en una entrevista mañana. Dijo que quiere repasar la investigación y pasar por algunas cosas para comenzar a avanzar. Ahora soy una bola de nervios", escribió.

El 11 de enero, López fue arrestado en Cumberland Furnace, Tennessee. Los agentes de la ley localizaron la pistola calibre .45 que se utilizó para matar a Jamie Faith dentro de una cartera en la residencia de López. La sangre de Jamie Faith se recuperó en el arma de fuego.

La semana siguiente, Faith supuestamente transfirió un total de $118,00 de su cuenta corriente a una cuenta perteneciente a un tercero. Unos días después, le pidió a otra persona que le transmitiera un mensaje a López:

"Solo necesitaba ser cautelosa porque todas las comunicaciones están siendo monitoreadas", dijo. "Por favor, dile lo antes posible que siempre seré suya".

"Por favor, se fuerte por nosotros", respondió López, quien estaba bajo custodia, a través del tecercero, firmado con las palabras: "Tu caballero siempre".

De ser hallada culpable, Faith enfrenta una cadena perpetua en una prisión federal y podría estar sujeta a la pena de muerte. López enfrenta hasta 10 años en prisión federal por el cargo de arma de fuego y hasta cadena perpetua en una penitenciaría estatal por el cargo de asesinato del condado de Dallas.