Reporte: Adolescente que desapareció de un juego de los Mavericks fue víctima de tráfico sexual después en OKC

Una menor de edad de Richland Hills que fue a un juego de los Mavericks de Dallas con su padre el pasado 8 de abril en el American Airlines Center, desapareció después de ir al baño antes del medio tiempo. Su padre no la pudo localizar en el lugar y no fue hasta después de una semana que logró reunirse con ella y cree que varias partes podrían haber hecho más para evitar el caso de tráfico sexual del que su hija fue víctima.

WFAA reportó que un abogado de la familia de la menor menciona al American Airlines Center, los Dallas Mavericks, el Departamento de Policía de Dallas y a un hotel de Oklahoma City como partes que pudieron haber tomado acciones para prevenir el tráfico [de la menor].

"Estuvo desaparecida un total de 11 días", le dijo Zeke Fortenberry (el abogado que representa a la familia), a la televisora local de Dallas. "Nuestro intento es notificar [a estas organizaciones] que estamos persiguiendo reclamos contra ellos por su negligencia y otras causas de acción".

El día del partido, el padre de la adolescente de 15 años reportó a la policía del lugar que su hija no había regresado a su asiento después de ir al baño, y de acuerdo a Fortenberry, en la arena le dijeron que la tenía que reportar a la policía de North Richland Hills (NRH), por ser ése su lugar de residencia.

El padre llamó a la policía de NRH esa noche y de acuerdo a Fortenberry, la policía de North Richland Hills no pudo asistirlos, argumentando que el incidente había ocurrido en Dallas.

El abogado contó que la familia, en medio de su frustración, al no obtener información alguna de la policía de Dallas, buscó la asistencia de la agencia para la que Fortenberry trabaja en Houston, la "Texas Counter-Trafficking Initiative". Ellos, con el uso de tecnología de reconocimiento-facial pudieron empezar a construir el caso. En un día pudieron localizar la foto de la menor circulando en línea.

La agencia se puso en contacto con la policía de Oklahoma City, que después encontró a la menor y arrestó a ocho individuos en conexión con el caso, según el abogado.

(Las cámaras de seguridad del American Airlines Center captaron a la menor saliendo del lugar con un hombre). Pero el "Departamento de Policía de Dallas nunca pidió una foto de la hija", dijo Fortenberry.

La Policía de Dallas confirmó a WFAA que uno de sus oficiales que estaba trabajando fuera de servicio en el juego del 8 de abril fue notificado que la menor estaba desaparecida. Los ocho acusados son: Saniya Alexander, Melissa Wheeler, Chevaun Gibsion, Kenneth Nelson, Sarah Hayes, Karen Gonzales,Thalia Gibson y Steven Hill.

El departamento también le dijo al canal de televisión que la arena fue revisada y que aludieron al siguiente reglamento para situaciones como ésa: "El Código Familia de Texas (51.03 b. 3) dicta que los juveniles desaparecidos son investigados como "fugitivos" (runaways) al menos de que existan circunstancias que parezcan involuntarias como rapto o secuestro. Esos casos de acuerdo al código deben ser archivados donde el juvenil reside".

La Policía de NRH confirmó que recibió el reporte de la adolescente desaparecida a la 1: 27 a.m., unas seis horas después de que el juego empezó. La menor fue ingresada en la base de datos de personas desaparecidas para las 3:24 a.m. del 9 de abril.

Para el 11 de abril, la Policía de Dallas envió un boletín sobre la desaparición de la menor.

"Esta menor fue agredida sexualmente en un cuarto de hotel múltiples noches. En cualquier momento que hubiera podido ser rescatada de eso antes habría sido mejor", dijo Fortenberry.

Sobre el hotel en donde fue encontrada la adolescente, el abogado dijo que hubo muchas señales que indicaban el peligro en que se hallaba. Cuando un hombre de unos 40 llega con una niña de 15 años y renta varios cuartos de hotel y se ve tráfico salir y entrar de esos cuartos, "esas son banderas rojas", añadió.

También señaló que el hombre con el que la adolescente se fue de la arena ingresó al juego con un boleto de entrada falso que le fue vendido por alguien conocido tanto por el American Airlines Center como los Dallas Mavericks por vender entradas falsas.

El pasado 20 de abril, después de que la niña fue encontrada, la arena y el equipo emitieron la siguiente declaración: "El American Airlines Center (y los Dallas Mavericks) están agradecidos de que el adolescente haya sido encontrado. Ambas entidades continuarán cooperando con las fuerzas del orden locales y regionales en este caso".

El abogado de la familia de la menor espera que las partes estén dispuestas a un acuerdo, sin necesidad de una demanda.

WFAA reportó que un abogado de la familia de la menor menciona al American Airlines Center, los Dallas Mavericks, el Departamento de Policía de Dallas y a un hotel de Oklahoma City como partes que pudieron haber tomado acciones para prevenir el tráfico [de la menor].

"Estuvo desaparecida un total de 11 días", le dijo Zeke Fortenberry (el abogado que representa a la familia), a la televisora local de Dallas. "Nuestro intento es notificar [a estas organizaciones] que estamos persiguiendo reclamos contra ellos por su negligencia y otras causas de acción".

El día del partido, el padre de la adolescente de 15 años reportó a la policía del lugar que su hija no había regresado a su asiento después de ir al baño, y de acuerdo a Fortenberry, en la arena le dijeron que la tenía que reportar a la policía de North Richland Hills (NRH), por ser ése su lugar de residencia.

El padre llamó a la policía de NRH esa noche y de acuerdo a Fortenberry, la policía de North Richland Hills no pudo asistirlos, argumentando que el incidente había ocurrido en Dallas.

El abogado contó que la familia, en medio de su frustración, al no obtener información alguna de la policía de Dallas, buscó la asistencia de la agencia para la que Fortenberry trabaja en Houston, la "Texas Counter-Trafficking Initiative". Ellos, con el uso de tecnología de reconocimiento-facial pudieron empezar a construir el caso. En un día pudieron localizar la foto de la menor circulando en línea.

La agencia se puso en contacto con la policía de Oklahoma City, que después encontró a la menor y arrestó a ocho individuos en conexión con el caso, según el abogado.

(Las cámaras de seguridad del American Airlines Center captaron a la menor saliendo del lugar con un hombre). Pero el "Departamento de Policía de Dallas nunca pidió una foto de la hija", dijo Fortenberry.

La Policía de Dallas confirmó a WFAA que uno de sus oficiales que estaba trabajando fuera de servicio en el juego del 8 de abril fue notificado que la menor estaba desaparecida. Los ocho acusados son: Saniya Alexander, Melissa Wheeler, Chevaun Gibsion, Kenneth Nelson, Sarah Hayes, Karen Gonzales,Thalia Gibson y Steven Hill.

El departamento también le dijo al canal de televisión que la arena fue revisada y que aludieron al siguiente reglamento para situaciones como ésa: "El Código Familia de Texas (51.03 b. 3) dicta que los juveniles desaparecidos son investigados como "fugitivos" (runaways) al menos de que existan circunstancias que parezcan involuntarias como rapto o secuestro. Esos casos de acuerdo al código deben ser archivados donde el juvenil reside".

La Policía de NRH confirmó que recibió el reporte de la adolescente desaparecida a la 1: 27 a.m., unas seis horas después de que el juego empezó. La menor fue ingresada en la base de datos de personas desaparecidas para las 3:24 a.m. del 9 de abril.

Para el 11 de abril, la Policía de Dallas envió un boletín sobre la desaparición de la menor.

"Esta menor fue agredida sexualmente en un cuarto de hotel múltiples noches. En cualquier momento que hubiera podido ser rescatada de eso antes habría sido mejor", dijo Fortenberry.

Sobre el hotel en donde fue encontrada la adolescente, el abogado dijo que hubo muchas señales que indicaban el peligro en que se hallaba. Cuando un hombre de unos 40 llega con una niña de 15 años y renta varios cuartos de hotel y se ve tráfico salir y entrar de esos cuartos, "esas son banderas rojas", añadió.

También señaló que el hombre con el que la adolescente se fue de la arena ingresó al juego con un boleto de entrada falso que le fue vendido por alguien conocido tanto por el American Airlines Center como los Dallas Mavericks por vender entradas falsas.

El pasado 20 de abril, después de que la niña fue encontrada, la arena y el equipo emitieron la siguiente declaración: "El American Airlines Center (y los Dallas Mavericks) están agradecidos de que el adolescente haya sido encontrado. Ambas entidades continuarán cooperando con las fuerzas del orden locales y regionales en este caso".

El abogado de la familia de la menor espera que las partes estén dispuestas a un acuerdo, sin necesidad de una demanda.