Declinan presentar cargos contra exbombero de Dallas que fue grabado pateando a un hombre

Un gran jurado del Condado de Dallas que tuvo a su consideración presentar un cargo criminal por lesión a una persona deshabilitada contra Brad Cox, un exparamédico de Dallas, decidió no hacerlo.

El exsocorrista del Departamento de Bomberos y Rescate de Dallas fue captado en video pateando y derribando a un hombre desarmado, identificado como Kyle Vess. El incidente ocurrió en agosto de 2019, pero fue el año pasado que el Dallas Observer empezó a circular las violentas imágenes y otros medios de comunicación siguieron la pauta.

DFW: Libre bajo fianza maestro acusado de abuso sexual contra una niña en Irving

Cox, de 46 años y ex luchador de artes marciales fue despedido de su puesto como paramédico en octubre de 2021.

Vess, 32, quien era considerado una persona sin hogar al momento del incidente, padece de un transtorno mental y una lesión cerebral traumática, de acuerdo a su familia.

En una demanda presentada contra la Ciudad de Dallas y Cox en 2021, la familia de Vess dijo que las patadas y golpes a la cabeza agravaron la lesión cerebral del agredido y que el lado derecho de su rostro está parcialmente paralizado. La demanda aún está pendiente.

DFW: Libre bajo fianza maestro acusado de abuso sexual contra una niña en Irving

Los abogados de Cox hubiesen podido argumentado que Cox no sabía y no podría haber sabido que Vess tenía una discapacidad, según la descripción de la ley de una defensa afirmativa, reportó el Dallas Morning News.

El acto captado en video ocurrió el 2 de agosto de 2019 cuando junto a otros bomberos, Cox respondió al reporte de un incendio en el cesped en la calle Lone Star Drive cercana a la carretera interestatal I-30 en el oeste de Dallas.

Un video adicional muestra a Cox pateando en repetidas ocasiones a Vess.

El 25 de octubre de 2021, después de la difusión del caso en los medios de comunicación, el fiscal del Condado de Dallas anunció que retiraban los cargos contra Vess, quien estaba acusado de agredir a un servidor público y Cox había sido declarado libre de responsabilidad alguna.

Cox aparentemente tenía un historial previo de mala conducta como integrante del Departamento de Bomberos y Rescate de Dallas.

En el 2016, Cox y otros bomberos fueron investigados por un incidente que involucró a otro vagabundo llamado Hirschell Fletcher, de acuerdo a un reporte de WFAA-TV.

La policía de Dallas llamó a los bomberos para solicitar asistencia, pero, de acuerdo a los documentos judiciales, cuando llegaron los paramédicos a la escena, "asumieron que [Fletcher] estaba borracho y comenzaron a acosarlo y a reírse abiertamente de él mientras Fletcher se sentaba en la acera con dolor".

Fletcher tenía esquizofrenia y problemas del habla. De acuerdo a la policía, acababa de ser agredido y golpeado en la cabeza "lo que provocó que se cayera y se golpeara contra una pared".

Fletcher fue llevado a la cárcel y no a un hospital para ser atendido. "Murió de una hemorragia cerebral lenta causada por sus lesiones en la cabeza", indican documentos judiciales.

Los paramédicos, incluido Cox, fueron acusados de falsificar un informe para encubrir su falta de ayuda en el lugar" del incidente. Cox se declaró culpable y recibió un año de libertad condicional.

El exsocorrista del Departamento de Bomberos y Rescate de Dallas fue captado en video pateando y derribando a un hombre desarmado, identificado como Kyle Vess. El incidente ocurrió en agosto de 2019, pero fue el año pasado que el Dallas Observer empezó a circular las violentas imágenes y otros medios de comunicación siguieron la pauta.

DFW: Libre bajo fianza maestro acusado de abuso sexual contra una niña en Irving

Cox, de 46 años y ex luchador de artes marciales fue despedido de su puesto como paramédico en octubre de 2021.

Vess, 32, quien era considerado una persona sin hogar al momento del incidente, padece de un transtorno mental y una lesión cerebral traumática, de acuerdo a su familia.

En una demanda presentada contra la Ciudad de Dallas y Cox en 2021, la familia de Vess dijo que las patadas y golpes a la cabeza agravaron la lesión cerebral del agredido y que el lado derecho de su rostro está parcialmente paralizado. La demanda aún está pendiente.

DFW: Libre bajo fianza maestro acusado de abuso sexual contra una niña en Irving

Los abogados de Cox hubiesen podido argumentado que Cox no sabía y no podría haber sabido que Vess tenía una discapacidad, según la descripción de la ley de una defensa afirmativa, reportó el Dallas Morning News.

El acto captado en video ocurrió el 2 de agosto de 2019 cuando junto a otros bomberos, Cox respondió al reporte de un incendio en el cesped en la calle Lone Star Drive cercana a la carretera interestatal I-30 en el oeste de Dallas.

Un video adicional muestra a Cox pateando en repetidas ocasiones a Vess.

El 25 de octubre de 2021, después de la difusión del caso en los medios de comunicación, el fiscal del Condado de Dallas anunció que retiraban los cargos contra Vess, quien estaba acusado de agredir a un servidor público y Cox había sido declarado libre de responsabilidad alguna.

Cox aparentemente tenía un historial previo de mala conducta como integrante del Departamento de Bomberos y Rescate de Dallas.

En el 2016, Cox y otros bomberos fueron investigados por un incidente que involucró a otro vagabundo llamado Hirschell Fletcher, de acuerdo a un reporte de WFAA-TV.

La policía de Dallas llamó a los bomberos para solicitar asistencia, pero, de acuerdo a los documentos judiciales, cuando llegaron los paramédicos a la escena, "asumieron que [Fletcher] estaba borracho y comenzaron a acosarlo y a reírse abiertamente de él mientras Fletcher se sentaba en la acera con dolor".

Fletcher tenía esquizofrenia y problemas del habla. De acuerdo a la policía, acababa de ser agredido y golpeado en la cabeza "lo que provocó que se cayera y se golpeara contra una pared".

Fletcher fue llevado a la cárcel y no a un hospital para ser atendido. "Murió de una hemorragia cerebral lenta causada por sus lesiones en la cabeza", indican documentos judiciales.

Los paramédicos, incluido Cox, fueron acusados de falsificar un informe para encubrir su falta de ayuda en el lugar" del incidente. Cox se declaró culpable y recibió un año de libertad condicional.