Sentencian a 13 años a hombre que causó la muerte de niña hispana al jugar carreras

DALLAS -- Un jurado sentenció a 13 años de cárcel a un hombre que fue hallado culpable de jugar carreras (racing) en un choque que mató a una niña de nueve años en Pleasant Grove en 2019.

NBC5 reportó que Ricky Jackson también recibió una multa de $5,000. El jueves, el acusado fue encontrado culpable por el mismo jurado del cargo de "jugar carreras en una autopista", en una decisión unánime. Poco después, el juicio de sentencia dio comienzo pero no fue hasta el viernes que todo quedó finiquitado.

Jackson impactó su Dodge Challenger color naranja sobre un auto de cuatro puertas, el 24 de mayo de 2019. La pequeña Olivia Méndez, de 9 años, fue declarada muerta en la escena después de salir expulsada del vehículo que manejaba su madre.

Marysol González dijo durante la fase de sentencia que actualmente le da miedo conducir porque cree que lo que pasó en el 2019 en la calle Lake June pueda volver a ocurrirle. No obstante, rechazó la idea de mudarse del área en la que su hija vivió durante su corta vida y en donde ella también creció.

Después de conocer la sentencia que recibió Jackson, González le dijo que solamente tenía algo que pedirle. "Quiero que pienses en Olivia a diario por el resto de tu vida".

Jackson, desde el banquillo de los acusados, fue escuchado responder: "Lo hago. Lo hago".

El responsable de la tragedia, que además dejó con un daño cerebral irreversible a la hermanita menor de Olivia, quien actualmente tiene 7 años, aparentemente ha intentado cometer suicidio en un par de ocasiones, le dijo su abogado Tom Pappas a la televisora.

Jackson fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson aproximadamente hace dos años, con un deterioro de salud significativo.

Los 13 años que recibió de condena, al no incluir el cargo un agravante (con un arma mortal), podrían significar solamente tres años y medio y Jackson podría salir libre.

NBC5 reportó que Ricky Jackson también recibió una multa de $5,000. El jueves, el acusado fue encontrado culpable por el mismo jurado del cargo de "jugar carreras en una autopista", en una decisión unánime. Poco después, el juicio de sentencia dio comienzo pero no fue hasta el viernes que todo quedó finiquitado.

Jackson impactó su Dodge Challenger color naranja sobre un auto de cuatro puertas, el 24 de mayo de 2019. La pequeña Olivia Méndez, de 9 años, fue declarada muerta en la escena después de salir expulsada del vehículo que manejaba su madre.

Marysol González dijo durante la fase de sentencia que actualmente le da miedo conducir porque cree que lo que pasó en el 2019 en la calle Lake June pueda volver a ocurrirle. No obstante, rechazó la idea de mudarse del área en la que su hija vivió durante su corta vida y en donde ella también creció.

Después de conocer la sentencia que recibió Jackson, González le dijo que solamente tenía algo que pedirle. "Quiero que pienses en Olivia a diario por el resto de tu vida".

Jackson, desde el banquillo de los acusados, fue escuchado responder: "Lo hago. Lo hago".

El responsable de la tragedia, que además dejó con un daño cerebral irreversible a la hermanita menor de Olivia, quien actualmente tiene 7 años, aparentemente ha intentado cometer suicidio en un par de ocasiones, le dijo su abogado Tom Pappas a la televisora.

Jackson fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson aproximadamente hace dos años, con un deterioro de salud significativo.

Los 13 años que recibió de condena, al no incluir el cargo un agravante (con un arma mortal), podrían significar solamente tres años y medio y Jackson podría salir libre.