Lucha por su vida hispana lesionada en explosión de hotel en Fort Worth

DALLAS -- Maite "Yami" Karen López es la única víctima en condición crítica que dejó la explosión ocurrida en un hotel del centro de Fort Worth el lunes.

De entre los 21 heridos reportados tras el fuerte estallido, causado aparentemente por una fuga de gas natural, López, de 27 años, fue transportada en helicóptero a Dallas para recibir tratamiento por quemaduras severas en el hospital Parkland.

La joven de raíces mexicanas, madre de dos pequeños, se encontraba trabajando en el restaurante Musume del Hotel Sandman Signature, cuando ocurrió la explosión, alrededor de las 3:30 p.m.

"Necesitamos de sus oraciones ya que ella se encuentra en condición crítica", dijo su prima María Selene Vargas, quien abrió una página en GoFundMe para pedir apoyo. Sobre su prima, dijo que al parecer tenía poco de haber iniciado su turno laboral cuando ocurrió lo inimaginable.

Vargas le dijo a WFAA-TV que su familiar, a quien cariñosamente le dicen "Yami", es "asombrosa y me duele verla así".

"Fue devastador verla así", agregó la familiar en una entrevista con la televisora después de verla por primera vez tras el accidente.

Los niños de López, de 3 y 6 años, todavía no saben lo que le pasó a su mamá.  Vargas dijo que la familia va a esperar para decirles, mientras tanto, están bajo sus cuidados.

"Ellos creen que sigue trabajando", detalló la entrevistada, quien también contó que el esposo de López tardó varias horas en localizar a la madre de sus hijos. Le llamó por teléfono sin recibir contestación, acudió al sitio de la tragedia a preguntar por ella, y después de buscarla en varios hospitales, se enteró que estaba en Dallas siendo atendida.

En medio de la trágica situación del joven matrimonio, se dio a conocer que están por iniciar un trámite de visas de emergencia para los padres de "Yami", quienes no la han podido ver y viven en México.

López tenía la esperanza de seguir ahorrando para comprar una casa para su familia.

Noticia en desarrollo... 

De entre los 21 heridos reportados tras el fuerte estallido, causado aparentemente por una fuga de gas natural, López, de 27 años, fue transportada en helicóptero a Dallas para recibir tratamiento por quemaduras severas en el hospital Parkland.

La joven de raíces mexicanas, madre de dos pequeños, se encontraba trabajando en el restaurante Musume del Hotel Sandman Signature, cuando ocurrió la explosión, alrededor de las 3:30 p.m.

"Necesitamos de sus oraciones ya que ella se encuentra en condición crítica", dijo su prima María Selene Vargas, quien abrió una página en GoFundMe para pedir apoyo. Sobre su prima, dijo que al parecer tenía poco de haber iniciado su turno laboral cuando ocurrió lo inimaginable.

Vargas le dijo a WFAA-TV que su familiar, a quien cariñosamente le dicen "Yami", es "asombrosa y me duele verla así".

"Fue devastador verla así", agregó la familiar en una entrevista con la televisora después de verla por primera vez tras el accidente.

Los niños de López, de 3 y 6 años, todavía no saben lo que le pasó a su mamá.  Vargas dijo que la familia va a esperar para decirles, mientras tanto, están bajo sus cuidados.

"Ellos creen que sigue trabajando", detalló la entrevistada, quien también contó que el esposo de López tardó varias horas en localizar a la madre de sus hijos. Le llamó por teléfono sin recibir contestación, acudió al sitio de la tragedia a preguntar por ella, y después de buscarla en varios hospitales, se enteró que estaba en Dallas siendo atendida.

En medio de la trágica situación del joven matrimonio, se dio a conocer que están por iniciar un trámite de visas de emergencia para los padres de "Yami", quienes no la han podido ver y viven en México.

López tenía la esperanza de seguir ahorrando para comprar una casa para su familia.

Noticia en desarrollo...