Guatemalteco, padre de cuatro, cumpliría 32 años. Murió baleado mientras trabajaba

Guatemalteco, padre de cuatro, cumpliría 32 años. Murió baleado mientras trabajaba

La familia Ortiz llora la muerte de su amigo Brayan Godoy. Foto: SANDRA VELAZQUEZ

IRVING, Texas -- Este domingo, Brayan Godoy cumpliría 32 años. El guatemalteco, padre de cuatro, fue una de las dos víctimas de un tiroteo ocurrido el miércoles adentro de un restaurante en Las Colinas.

Su esposa ahora está en espera de que todos los trámites consulares se concreten para recibir sus restos en el país natal de ambos, Guatemala.

El sábado, un grupo de personas se reunió afuera del Chick-fil-A de MacArthur Blvd. para recordar tanto a Godoy, como a Patricia Portillo.

Jackeline Ortiz, de Grand Prairie, dijo que Godoy vivía en su casa y que se había vuelto como de la familia. Tenía dos trabajos: por la mañana en la construcción y por las tardes en el restaurante donde perdió la vida.

"El desde que llegó a la casa se hizo amigo de mi hijo, de mi yerno, de mi niña, de todos. Siempre me decía seño", recordó Ortiz.

"El miércoles que se despidió de mi me dijo, 'Seño, le quiero decir algo. ¿Sabe que yo la quiero como a una mamá? Porque no tengo a nadie aquí y ustedes son mi única familia'. Yo me voy a quedar con ese abrazo que me dió", agregó Ortiz, quien acudió acompañada de su hija Montserrat a la vigilia.

Godoy fue descrito como una persona trabajadora y respetuosa. Montserrat dijo que esa mañana se ofreció a llevarla a una cita médica para su bebé recién nacida. La espero y al regresar a la casa entonces salió rumbo al trabajo. Después ocurrió lo inimaginable. Fue la última vez que hablaron con Godoy.

Para Jackeline fue un triste recordatorio de la pérdida de su propio hijo, quien también perdió la vida de forma violenta, pero en San Antonio hace algunos años. Emiliano Francisco Ortiz tenía 17 y falleció un 7 de junio.

ESPOSA. Heidy Reyes, esposa de Godoy, dijo a Telemundo 39 que todavía espera "sus llamadas y sus mensajes". Incluso el miércoles le envió un video del hijo más chico de ambos, "un bebé de año y medio", dijo la ahora viuda. "Y ya no lo vio".

"Le arrancó la vida sin saber las consecuencias de lo que iba a pasar", dijo Reyes sobre el violento acto en el que su esposo murió.

Oved Mendoza Argueta, el sospechoso, fue arrestado varias horas después del doble homicidio y enfrenta cargos de homicidio capital.

 

Su esposa ahora está en espera de que todos los trámites consulares se concreten para recibir sus restos en el país natal de ambos, Guatemala.

El sábado, un grupo de personas se reunió afuera del Chick-fil-A de MacArthur Blvd. para recordar tanto a Godoy, como a Patricia Portillo.

Jackeline Ortiz, de Grand Prairie, dijo que Godoy vivía en su casa y que se había vuelto como de la familia. Tenía dos trabajos: por la mañana en la construcción y por las tardes en el restaurante donde perdió la vida.

"El desde que llegó a la casa se hizo amigo de mi hijo, de mi yerno, de mi niña, de todos. Siempre me decía seño", recordó Ortiz.

"El miércoles que se despidió de mi me dijo, 'Seño, le quiero decir algo. ¿Sabe que yo la quiero como a una mamá? Porque no tengo a nadie aquí y ustedes son mi única familia'. Yo me voy a quedar con ese abrazo que me dió", agregó Ortiz, quien acudió acompañada de su hija Montserrat a la vigilia.

Godoy fue descrito como una persona trabajadora y respetuosa. Montserrat dijo que esa mañana se ofreció a llevarla a una cita médica para su bebé recién nacida. La espero y al regresar a la casa entonces salió rumbo al trabajo. Después ocurrió lo inimaginable. Fue la última vez que hablaron con Godoy.

Para Jackeline fue un triste recordatorio de la pérdida de su propio hijo, quien también perdió la vida de forma violenta, pero en San Antonio hace algunos años. Emiliano Francisco Ortiz tenía 17 y falleció un 7 de junio.

ESPOSA. Heidy Reyes, esposa de Godoy, dijo a Telemundo 39 que todavía espera "sus llamadas y sus mensajes". Incluso el miércoles le envió un video del hijo más chico de ambos, "un bebé de año y medio", dijo la ahora viuda. "Y ya no lo vio".

"Le arrancó la vida sin saber las consecuencias de lo que iba a pasar", dijo Reyes sobre el violento acto en el que su esposo murió.

Oved Mendoza Argueta, el sospechoso, fue arrestado varias horas después del doble homicidio y enfrenta cargos de homicidio capital.